• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

El arte como herramienta: Gabriela Arenas de Meneses

Gaby Arenas | Fotografía: Carlos Eduardo Meneses

Gaby Arenas | Fotografía: Carlos Eduardo Meneses

Presidenta de la Fundación Taller de Aprendizaje para las Artes y el Pensamiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A veces hay que dejar de ver para que se nos aclare la vista. Una mañana Gabriela Arenas de Meneses abrió los ojos y se dio cuenta de que no veía por uno de ellos. Tenía 25 años y el estrés se había manifestado afectando temporalmente un nervio. “Tienes que cambiar tu estilo de vida”, fue la receta del médico. Así lo hizo. Se retiró de la agencia de comunicaciones que llevaba con dos socios y se dedicó nuevamente a escribir y a hacer comunicaciones para el área cultural.

Esto la reconectó con Ago Teatro, que agrupa a actores profesionales egresados del Teatro UCAB. “Con ellos volví a encontrarme con lo bueno que es trabajar con la gente y todo lo que puedes hacer por las comunidades”.  También trabajó en la Fundación Cisneros. Casada con el artista plástico Carlos Eduardo Meneses, que adelantaba  un proyecto social con niños, investigó sobre el impacto pedagógico del arte y la violencia. “En 2008 ya teníamos años de investigación y coincidió con el nacimiento de nuestra primera hija. Crear la fundación fue como decir: queremos un mejor país para ella”.  Empezaron con 400 niños en Turgua y hoy son más de 12.000 los beneficiados en varias zonas del país. “La violencia nos hace más pobres”, dice. Por eso, los talleres, orientados hacia las posibilidades que proporcionan las artes visuales, van dirigidos a niños, padres y maestros.  Además de mostrarles que es posible convivir con menos violencia, ahora también los forman para llevar adelante sus propios emprendimientos.

En la búsqueda de hacer que este modelo sea sostenible y tenga más alcance, los talleres han llegado a Bogotá y se espera que continúe el crecimiento por Latinoamérica.

 

“Soy alguien que hace cosas, que me gusta hacerlas bien y que la gente esté bien.  Cuando te das cuenta de que los mitos y preconceptos nos impiden evolucionar y propones nuevas formas de hacer las cosas, desde la empatía, se logran los cambios”