• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Visión animal: Alejandra Segovia, emprendedora

Los primeros pasos no fueron fáciles, recuerda Segovia | Foto: Mauricio Villahermosa

Los primeros pasos no fueron fáciles, recuerda Segovia | Foto: Mauricio Villahermosa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cambiar radicalmente de oficio, a pesar de las críticas de familiares, fue una arriesgada decisión que hoy en día Alejandra Segovia agradece. Es ingeniera de sistemas, pero desde hace cinco años dirige su emprendimiento Dog World, empresa dedicada a la fabricación de galletas y pasteles para perros, además de ofrecer lo necesario para las celebraciones caninas, como cumpleaños, bautizos y hasta bodas.

El amor por su pequeño poodle Toby, uno de los cuatro perros que hoy cuida en casa, le dio las primeras luces a su idea. Su mascota, aquejada por una pancreatitis, requería de una alimentación especial, por lo que, asesorada por una médica veterinaria, preparaba comidas libres de químicos y grasas, incluyendo galletas para la merienda. Algunas de las sobrantes las compartía con sus amistades, quienes no tardaron en sugerirle comercializar el producto artesanal. Con el tiempo, comenzaron los pedidos de tortas decoradas, una parte de la empresa que ha tenido gran auge y que le llevó a crear la marca Dog Bakery, la cual complementa con lo necesario para los agasajos de mascotas como velas con forma de huesos, gorros y cotillones. Los helados en pequeños vasos, con sabores de carne y tocineta, son una de las últimas innovaciones de su empresa. Actualmente, adelantan pruebas de calidad a su portafolio de alimentos naturales y completos para perros, como una alternativa a la perrarina.

Los primeros pasos no fueron fáciles, recuerda Segovia. Darles forma a las ideas, prepararse adecuadamente en talleres y buscar asesoría, además de lidiar con quienes dudaron del éxito de su proyecto, fueron algunas de las trabas. El crecimiento de la pequeña empresa familiar, hoy con nueva y espaciosa sede en Caracas, aparte de las 200 tiendas en el país donde se distribuyen sus productos, y reconocimientos como el Emprendimiento Social del Año del Banco Exterior, ser semifinalistas en el Concurso Ideas y del Parque Tecnológico Sartenejas de la Universidad Simón Bolívar, son algunos de los logros que, a su juicio, suman aliados a su cruzada.

"El cambio en la visión solo lo logras cuando demuestras tu trabajo, tu determinación, que vas en serio y que no se trata de un hobby; a medida que los demás ven el compromiso y los resultados", afirma.

Son muchas las horas dedicadas a la empresa, desde antes de las 6:00 a. m. cuando se encienden los hornos, incluso al irse a dormir; siempre pensando en cómo innovar, mejorar y solucionar los problemas, que a fin de cuentas es la esencia de un emprendedor, asevera. "Ni un solo día hay que dejar de cuestionarse, saber si se están haciendo las cosas bien, de escuchar al entorno. Es importante saber que, el éxito o fracaso de un proyecto, solo dependerá de ti mismo, de nadie más. Es muy fácil culpar a los demás, a la situación, pero no es lo acertado. En este país hay muchas posibilidades de emprender, solo se debe descubrir qué te apasiona —todas las personas tienen ese algo— y llevarlo al mercado, ya sea un emprendimiento económico o social a través del cual puedas ayudar a otros".En Instagram y Twitter: @dogbakery_ve

En Instagram y Twitter: @dogbakery_ve.