• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Salud: Micciones nocturnas

La repetición de micciones durante la noche se llama nicturia | Todo en Domingo

La repetición de micciones durante la noche se llama nicturia | Todo en Domingo

La necesidad de levantarse varias veces para ir al baño durante la noche se llama nicturia. He aquí algunas de las causas y tratamientos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Qué hace que una persona se despierte varias veces con la urgencia de orinar? La mayoría puede controlar las ganas en ese período de sueño de seis a ocho horas, pero tener que pararse varias veces afecta la calidad del descanso, con lo cual también puede verse afectado el rendimiento diurno.

La repetición de micciones durante la noche se llama nicturia y, de acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos, se vuelve más común con el envejecimiento debido a que el cuerpo reduce la producción de una hormona antidiurética: cuando baja la concentración de esa sustancia que ayuda a retener el líquido, tiende a producirse más orina durante la noche. También influye el hecho de que la vejiga pierde elasticidad con el paso de los años.

No obstante, la edad o el consumo abundante de líquido antes de dormir no son las únicas causas. La urgencia nocturna se acentúa en presencia de un embarazo avanzado –por la presión del útero sobre la vejiga–, diabetes, infecciones del tracto urinario, vejiga hiperactiva, problemas cardiacos o renales, apnea del sueño, desbalances hormonales, hiperplasia prostática, trastornos neurológicos que afecten el control de los esfínteres y el uso de medicamentos con agentes diuréticos, por ejemplo. Se considera aceptable levantarse una vez para orinar durante la noche, mientras que dos o más son motivo de atención.

¿Cómo tratarla?

Si la cantidad de visitas al baño va en aumento o si aparece una sensación de ardor o dolor al orinar, es aconsejable consultar a un médico. También convendría referirle la presencia de otros síntomas, como sensación de mucha sed, fiebre y dolor abdominal o de espalda. El facultativo indicará estudios para descartar que se trate de una infección urinaria y evaluará qué otros factores pueden estar provocando la nicturia. Si se está consumiendo un medicamento que aumenta la frecuencia urinaria, puede considerarse con el especialista si cabe una sustitución o un ajuste en el horario de ingesta.

En caso de que se trate de vejiga hiperactiva, los expertos recomiendan limitar ciertos alimentos a medida que se acerca la hora de dormir, como el café, los jugos cítricos, el alcohol y las comidas ácidas y picantes, que tienden a causar un efecto irritante sobre ese órgano. La ingesta de líquidos debe empezar a moderarse a partir de las seis de la tarde. El consumo excesivo de sodio también debe limitarse, pues puede causar retención de líquidos.

Antes de acostarse, una de las técnicas sugeridas es el doble vaciado. “Vaya al baño, cepíllese los dientes y siga haciendo el resto de su rutina nocturna. Luego, justo antes de acostarse, orine otra vez, aunque sienta que todavía no tiene ganas”, dice la uróloga Melody Denson, en el sitio WebMD. Los especialistas apuntan que hacer los ejercicios de Kegel, que ayudan a fortalecer el piso pélvico, también permiten un mejor control de las ganas de ir al baño. Según el caso, un médico puede indicar medicamentos que contribuyan a regular la excreción de líquido. Ante cualquier duda, consultar es lo indicado.