• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Salud: Alergia en los ojos

Una persona muy sensible a esta molestia debería evitar en lo posible utilizar ventiladores para no levantar esos alérgenos a su alrededor | Foto: Mauricio Villahermosa

Una persona muy sensible a esta molestia debería evitar en lo posible utilizar ventiladores para no levantar esos alérgenos a su alrededor | Foto: Mauricio Villahermosa

La conjuntivitis alérgica es una incomodidad en esta temporada seca. KentonPerret-Gentil, expresidente de la Sociedad Venezolana de Oftalmología, explica qué es y cómo tratarla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El polen de ciertas plantas, la caspa de las mascotas y la contaminación ambiental son algunos de los gatillos más frecuentes de una conjuntivitis alérgica. "En Caracas la vemos mucho en estos días por la calina, el capínmelao y el humo de los incendios en el Ávila, pero esas no son las únicas causas", explica el oftalmólogo KentonPerret-Gentil. Rodearse de alfombras, peluches y cortinas llenas de polvo también puede producir esta irritación de la conjuntiva, el tejido que recubre la parte interna de los párpados y la esclerótica del ojo. Se caracteriza por picazón o ardor, enrojecimiento, secreciones claras y viscosas, lagrimeo e inflamación de los párpados.

"Lo ideal es aplicar gotas antialérgicas, que no causan daños secundarios. Lo que no se debe hacer es automedicarse y usar indiscriminadamente esteroides porque su empleo prolongado y sin supervisión médica puede derivar en glaucoma y cataratas", advierte el experto. "Tampoco se recomienda usar arbitrariamente gotas vasoconstrictoras, esas que ponen los ojos 'blanquitos' enseguida, ya que producen una mejoría temporal y luego un efecto rebote que puede dejarlos un poco más rojos que antes. Así se crea un hábito de nunca acabar que no resuelve el problema".

¿Qué hacer?

Una persona muy sensible a esta molestia debería evitar en lo posible utilizar ventiladores para no levantar esos alérgenos a su alrededor. Perret-Gentil acota que restregarse los ojos tampoco es recomendable, pues refuerza la irritación, sobre todo si aún se tienen las manos contaminadas con ese agente que causa la alergia. Si se carece de gotas antihistamínicas, es aconsejable lavarse la cara con agua fría por su efecto vasoconstrictor, usar lágrimas artificiales y aplicar compresas frías en los párpados.

Cuando se trata de una molestia frecuente, lo ideal es que esa persona no solo vaya al oftalmólogo para verificar que realmente sea un cuadro alérgico y reciba tratamiento. "También debería consultar a un alergólogo o inmunólogo para identificar cuál es el estímulo específico que le produce esa alergia y así poder tratar el problema de raíz", apunta el experto.

¿Es o no es?

En ocasiones se confunde la inflamación por alergia con una agresión ocasionada por otros agentes. "A veces puede tratarse de un problema de ojo seco por el uso prolongado de computadoras —que reduce la frecuencia de parpadeo de 30% a 40%— o aires acondicionados, por ejemplo. Es un tipo de irritación que mejora mucho con la aplicación de lágrimas artificiales".

Cuando la molestia persiste y además hay secreciones amarillentas o verdosas, es importante acudir a un especialista, puesto que puede tratarse de una conjuntivitis de origen bacteriano o viral que requiere otros cuidados.