• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Rutina de una modelo

La gente cree que las modelos viven en un cuento de hadas

La gente cree que las modelos viven en un cuento de hadas

Para escribir el libro El vencedor está solo, que tiene como tema central el culto a las celebridades, realicé una investigación sobre la rutina de quienes viven en la fantasía de las masas: las modelos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para escribir el libro El vencedor está solo, que tiene como tema central el culto a las celebridades, realicé una investigación sobre la rutina de quienes viven en la fantasía de las masas: las modelos. Por muy diferentes que sean, existe un patrón invariable de comportamiento que expongo a continuación:

A) Antes de ir a dormir, se aplican varias cremas para limpiar los poros y conservar la piel hidratada.

Al despertar, toman una taza de café solo sin azúcar con algunas frutas ricas en fibras, de manera que el organismo apenas retenga los alimentos que van a ser ingeridos a lo largo del día. Suben a la balanza cuatro veces al día y entran en depresión cada vez que la aguja denuncia un nuevo gramo.

B) Todas saben que en poco tiempo quedarán relegadas por los nuevos rostros y les urge demostrar que su talento no se limita a las pasarelas. No dejan de pedirles a sus agencias que les consigan una oportunidad para dejar claro que son muy capaces de trabajar como actrices. Ése es su gran sueño.

C) A pesar de lo que dice la leyenda, sí pagan sus gastos: el billete de avión, el hotel y sus eternas ensaladas. Los ayudantes de los estilistas las convocan para realizar casting. Es un tiempo que han de pasar frente a sujetos crónicamente malhumorados que hacen uso del poco poder que tienen para desahogarse de sus frustraciones.

D) Sus padres se enorgullecen de la hija que comenzó con tan buen pie, y se arrepienten de haber estado un día en contra de esta carrera ­ al fin y al cabo, están ganando dinero y ayudando a la familia.

E) Aparecen por todas las fiestas a las que se les invita y su comportamiento delata su inseguridad.

Se las ve siempre por allí con una copa de champán en la mano, pero se trata tan sólo de la imagen estudiada que quieren transmitir. En realidad, saben que el alcohol engorda, de manera que su bebida preferida es el agua mineral sin gas (el gas, aunque no afecta al peso, tiene consecuencias inmediatas sobre el contorno del estómago).

G) Duermen mal por culpa de los comprimidos.

Escuchan historias sobre anorexia. Dicen que eso nunca les ocurrirá a ellas, pero no se dan cuenta cuando se manifiestan los primeros síntomas.

H) Pasaron directamente de la infancia al mundo del glamour, por lo que nunca fueron adolescentes. Cuando les preguntan qué planes tienen para el futuro, sueltan automáticamente la respuesta que tienen preparada: "Facultad de Filosofía. Me dedico a esto sólo para poder pagarme mis estudios". Pero saben que no es verdad. No se pueden permitir el lujo de ir con regularidad a una escuela: hay siempre una sesión de fotos y, al final del día, una fiesta en la que forzosamente tienen que estar presentes para ser vistas, admiradas y deseadas.

La gente cree que estas chicas viven en un cuento de hadas. Y ellas mismas se esfuerzan en creerlo.

Hasta que un escritor resuelve ir más allá con las preguntas. Tras momentos de gran vacilación, terminan reconociendo: "Nací para ser actriz. Por lo tanto, soy capaz de fingir que esta es la profesión más glamorosa del mundo".