• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Patricia Velásquez, de las pasarelas a la Goajira

Patricia Velásquez

Patricia Velásquez

Del Miss Venezuela 1989 a las pasarelas internacionales. De allí a las pantallas de cine; del celuloide al mundo de los negocios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Del Miss Venezuela 1989 a las pasarelas internacionales. De allí a las pantallas de cine; del celuloide al mundo de los negocios.

A Patricia Velásquez parece que nada le falta por hacer y, sin embargo, cuando se le aborda acerca de su Fundación Wayuu Taya (creada en el año 2002), da la impresión de que se ha echado el mundo entero sobre sus hombros. Su nivel de compromiso con las comunidades indígenas venezolanas (a quien está orientada la ayuda de la fundación) es absoluto: "El mayor logro es ver cómo la comunidad ha ido creciendo orgullosa de sus raíces y los niños están contentos recibiendo educación. El centro de Mujeres Shukumajaya se ha hecho sustentable a través de los bolsos Susu que ellas cosen al mismo tiempo que las mamás reciben sus cursos. La Goajira es un matriarcado, por eso es importantísimo reforzar el autoestima de la mujer. Ahora con el diccionario tecnológico en wayuu que hicimos gracias a Microsoft, el idioma no va a desaparecer. Las jornadas de salud han beneficiado a más de 20.000 personas. Muchos niños han sido operados de labio leporino, del corazón, etc. Nuestras escuelas atienden a más de mil niños".

Su ascendencia wayuu hizo más fácil los primeros acercamientos con esta comunidad, pero no se ha limitado a ella. Las etnias yanomami, piaroa, jibi y yucpa se han visto beneficiadas con los programas desarrollados por la fundación, al igual que la población de Haití. Ayudar a otros es su misión con la organización que creó, pero también su norte cuando las circunstancias se vuelven adversas: "Nosotros partimos de la base de que cuando las cosas se ponen difíciles es como si el universo te preguntara: ¿Estás haciendo esto por ti, por tu ego o porque de verdad quieres ayudar?" Sus viajes como modelo y su tío fueron la inspiración para sentar las bases de Wayuu Taya, hace ya una década: "A través del trabajo en moda me tocó viajar mucho y pude ver organizaciones en distintos países que me motivaron. Pero las que más me tocaron fueron aquellas en las que vi a las personas trabajando directamente con las comunidades. Para Wayuu Taya me inspiró mi tío quien antes de fallecer nos dijo que ayudáramos a los wayuu".

Quienes, al igual que Velásquez, deseen comenzar a ayudar a otros, deben involucrarse con aquellas causas en las que verdaderamente se sientan a gusto: "Debes pensar qué te motiva. Buscar una organización que lo haga. En Venezuela hay organizaciones maravillosas que hacen muchísimo trabajo. Comenzar por ahí. La satisfacción que sientes no se puede medir".