• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Nacida para arrasar

Batista vio en el mundo del modelaje y la publicidad la oportunidad de crecer y sacar adelante a su familia | Foto: Mauricio Villahermosa

Batista vio en el mundo del modelaje y la publicidad la oportunidad de crecer y sacar adelante a su familia | Foto: Mauricio Villahermosa

Norkys Batista, actriz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay manera de que su presencia no se haga notar. Lo extraño es que todos se fijen en ella, pero nadie se atreva a hablarle. Los hombres murmuran a su alrededor y preparan sus teléfonos para tomarle una foto pero prefieren mantener la distancia que asumir el "riesgo" de dirigirle la palabra. "Es una caballota", le susurra un señor a otro, pero ni de broma la saluda. Norkys Batista se impone de tal manera que parece resultar excesivo para algunos. "Ella no come gente, pueden acercarse", dice alguien al grupo que espera el ascensor detrás de ella. "¿Viste? Te lo dije. ¡Me tienen miedo!", responde hilarante y con la honestidad brutal con la que se abrió paso en el mundo.

La ex primera finalista del Miss Venezuela 1999, modelo, actriz y empresaria sabe que lo suyo no son los caminos fáciles: "Alguien me vio en una estación de Metro y me propuso hacer un casting para un comercial y quedé. Lo que me pagaron en ese momento era mucho dinero y yo creí que con eso podíamos comprar una casa nueva, vivir mejor, dejar de vender huevos en el supermercado. Mi papá se moría de la risa y me dijo que con eso no alcanzaba ni para reponer los huevos del día siguiente. Él siempre me dijo con las palabras más bonitas que ya llegaría el día de cambiar de vida, pero había que seguir trabajando".

Batista vio en el mundo del modelaje y la publicidad la oportunidad de crecer y sacar adelante a su familia. Luego el Miss Venezuela fue la plataforma final para darse a conocer. Varias telenovelas dentro y fuera del país y una obra teatral que ya lleva siete años ininterrumpidos dan cuenta de su empuje. Actualmente, comparte su tiempo entre las funciones de la obra Orgasmos, su emprendimiento de trajes de baño y su hijo Sebastián, de 9 años de edad: "Él es mi pana, mi compañero, el que me guarda los secretos. Es un niño muy noble y, por supuesto, todo eso es por toda la educación que ha recibido".

Para la actriz, su forma de afrontar la vida representa en gran medida a la de muchas venezolanas: "Soy aguerrida, echada pa'lante, no tengo miedo a decir lo que quiera, soy trabajadora, luchadora y voy con todos los hierros a lo que salga. Me gusta saber que puedo ser productiva y así somos la mayoría de las mujeres venezolanas".

En Instagram: @Norkys_Batista.