• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades de Valentina Quintero

Pain cocina suculento en su rancho. | Fotografías: Pisapasito

Pain cocina suculento en su rancho. | Fotografías: Pisapasito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Los Roques

Pain cocina en cayo Carenero

Pain vive en su rancho El Rey del Secreto, con cortinitas de coral seco amarraditos con nylon, que suenan contentos con el viento. Ahí mismo montó su restaurante Dios te Pague, con una cocina impecable, pulcra, de donde salen arepas con forma de corazón desde que le pusieron un marcapasos, o de estrellitas. Solo sirve pescado del día. Congelar le parece un atropello al sabor roqueño. Hay que llamar primero. Pide que le lleven lo que haga falta. Especialmente aceite, arroz, harina de maíz. Es muy amoroso y cocina riquísimo. Su verdadero nombre es Efraín Villarroel.

Para ir: en cayo Carenero. Teléfono: (0414) 258 6389.

En Aragua

Casa El Paraíso en Choroní

Dieter es alemán con nueve años en Venezuela y siete en Choroní, donde construyó Casa El Paraíso para vivir y ofrecer hospedaje.  Me encantó esta casa mimetizada con el bosque, a la que llega una familia de araguatos todas las tardes.  Espacios abiertos bajo las matas frondosas, habitaciones con techos muy altos, ventilación cruzada que no requiere aire acondicionado, cocina para los huéspedes con mesas en el corredor. Solo se alquila la casa completa para grupos. Agarren la habitación con un baño inmenso y abierto. Es para gente que entienda y ame el trópico y sea capaz de estar en Choroní sin aire acondicionado. Son cinco habitaciones y una piscina muy rica.

Para ir: sector El Portete, zona el Camping.  Se entra por el cementerio. Puerto Colombia. Teléfonos: (0424) 325 9428 y (0243) 991 1121. www.casaparaiso.de

En Lara

Los tejedores de Tintorero no tienen hilos

Estuvimos visitando el taller Artesanía Tintorero, el primero de esta zona. Nos contaba Eli –el hijo de Marcolina Mendoza– que no se consiguen los hilos. La fábrica a la que le compraron toda la vida cerró, y de los 20 tejedores que tenían solo quedan dos. Sin embargo, trabajan con lo que tienen, hacen maravillas, adoro sus tejidos como de punticos, preciosas las alfombras, los mantelitos individuales, las masayas y los centros de mesa con acabados muy esmerados en las esquinas. Si yo fuera ustedes, compraría pronto, pues no sabemos hasta cuándo podrán producir mientras cambiamos la situación.

Para ir: calle principal de Tintorero, diagonal a la escuela. Teléfonos: (0253) 491 5438 y 491 5419.

En Sucre

Un restaurante francés en Cumaná

Les Jardins du Sucre –así se llama este restaurante– funciona en una vieja casa remodelada con esmero y buen gusto, en pleno centro de Cumaná. Aquí  sirven comida gloriosa, obra de su chef francés Benoit y atiende su esposa Cécile, gentilísima. Solo cinco mesas por estricta reservación. Menú de mercado. Lo que consiga lo prepara. Crepe estilo pizza, crumble de lenguado con almendras y ajoporro, tarta flambeada con tocineta, fondue de cebolla y crema. Postres atómicos porque Benoit es pastelero.

Para ir: calle Sucre, antes de la iglesia de Santa Inés y diagonal con la posada San Francisco.

Teléfono: (0293) 431 3689.

Correo: rest.frances@gmail.com

Horario: 6:30 pm a 9:00 pm. Martes a sábado.

Bien dateado

Cuando anden por San Pedro de Barbacoas, en las montañas de Lara, deben buscar la champiñonera San Pedro para que compren esa maravilla. Frescos, limpiecitos, sanitos, preciosos. Puras mujeres que se fajan a limpiarlos con brochitas de colorete. www.champedro.com Teléfono: (0252) 415 0167. La marca es Renacer.

Cuando estén por Choroní, Chuao, Cepe y Tuja –playas de Aragua– busquen a Asdrúbal Aguilar, el cachapero de esa costa. Amanece en Mariara buscando las cachapas con queso de mano, las mete en una cava, arranca en autobús para Choroní, toma un peñero y ofrece su mercancía caminandito por la arena.