• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades de Valentina Quintero

Laguna de unare / Arianna Arteaga Quintero

Laguna de unare / Arianna Arteaga Quintero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Anzoátegui

Camarones muy frescos

Cuando pasen por Boca de Uchire vayan a El Hatillo para que compren camarones muy frescos. Si bien es cierto que el precio ha subido una barbaridad, siempre serán más baratos que en cualquier pescadería de la ciudad porque los pescan en la laguna y, por lo general, ni siquiera los congelan, pues llega la gente y los compra. Si se salen de la autopista, donde dice El Hatillo, solo amerita 15 minutos entrar, comprar y regresar a la vía. Lo he medido. Verán letreros en las casitas que dicen: Camarones. Pregunten hasta que alguien tenga.

Para ir: Pueblo de El Hatillo, vía oriente, antes o después de Boca de Uchire.

En Aragua. Panadera alemana

Gaby estudió panadería en Alemania y se vino a Venezuela para acompañar a su marido que deliraba por la Colonia Tovar. Ahí se instaló hace unos cuantos años aromatizando esas montañas con su pan que hornea desde el amanecer para que todos los restaurantes y hoteles puedan servirlo en el desayuno. El integral es pesado, con costra de avena o de ajonjolí. Sus pretzels salados y dulces, una divinidad en sabor y forma. Los pancitos salados me encantaron. Las bombas rellenas con chocolate y dulce de leche son de tirar cohetes, tanto la masa —mucho más sólida— como el relleno. Sugiero buscarla en su propia casa.

Para comprar: Vía principal hacia La Victoria, sector El Calvario, segunda casa después del hotel Bergland. Teléfono: (0244) 355 1364.

En Mérida. Parque Botánico La Piedra Blanca

La visita más natural y conmovedora que puede hacerse en esa carretera trasandina que une Barinitas con Mérida es al Parque Botánico La Piedra Blanca, obra de Pablo Krisch y sus hijos. Labraron un sendero en un bosque entre la carretera y el río Chama, pusieron a flotar fotografías de Pablo en medio de las ramas que se convierten en luciérnagas gigantes, focos de luminosidad, apariciones que sorprenden entre el verdor. Mientras tanto, la corriente del Chama apaga el sonido de los carros y se luce entre las piedras. Hay una zona de esculturas de piedras en equilibrio y los guías —hijos de Pablo— describen la vegetación. Debe ser el único sitio por aquí que privilegia la naturaleza, que nos acerca a esta bondad de Dios que es el Parque Nacional Sierra Nevada.

Para ir: Queda en Cacute, muy cerca de Los Aleros. Casi frente al parque Vista Hermosa. Verán el letrero a mano derecha si van en dirección a Mérida. Se estacionan, pagan la entrada a precios solidarios, caminan y son felices. Pablokrisch@yahoo.com para detalles o por el teléfono (0416) 136 3604.

En Lara. Villa Cartaya

Gloria Cartaya tiene una casita sencilla con una terraza memorable pegada al Parque Nacional Terepaima. En ese espacio construyó una cocina estupenda con parrilleras, hay mesitas, baños, una piscina, su techo y la vista de la montaña. En lo que llegan, parece que hubieran encendido un ventilador atómico. Alquila esa maravilla para saraos pequeños. No más de 80 personas. Cada quien se ocupa de llevar lo que haga falta. Ella ofrece el espacio, que es más que suficiente para garantizar el éxito de la velada. Puede ponerlos en contacto con un señor de confianza que tiene una agencia de festejos. Es algo íntimo y familiar.

Para ir: Avenida principal Terepaima, sector 1ª, Las Cuibas. Teléfonos: (0251) 268 7574 y (0414) 512 4946. Villacartaya@gmail.com

En Amazonas. El Rincón del Paraíso

Nelson Méndez, el gran cocinero del Amazonas, abrió su restaurante El Rincón del Paraíso para servir bagres, rayados, cachamotos, ensalada de mañoco con pico e' gallo, jugos de túpiro y copoazú y un fascinante ceviche con leche de tigre en jugo de copoazú. Cuando vamos al Amazonas hay que probar su gastronomía y no son muchos los sitios donde se ofrece, así que aplaudo la iniciativa de Nelson. Cuando no está, se ocupa su hermana, quien sigue todas sus recetas.

Para ir: Avenida La Raiza, al lado de Hielo Alaska. Horario: De lunes a lunes para desayuno y almuerzo. Teléfono: (0248) 521 3253.

En Bolívar. Piñas pemonas

La comida en la Gran Sabana es precaria. El pollo puede ser el único menú, ya sea guisado o a la brasa. Sin embargo, el paladar da brincos de júbilo cuando aparece un pemón con piñas de su conuco. Son blanquitas por dentro, superrecontrajugosas y muy dulces. Es el postre perfecto. Refrescan el gañote de inmediato. Al primer mordisco juran que se lanzaron a una poza. Cuando anden por ahí, procuren probarlas. Si las ven en tarantines o en el mercado, cómprenlas sin dudarlo.

Para probarlas: Hay que ir a tierra pemona en el Parque Nacional Canaima.

Bien dateado

Probamos unas galletas que se llaman La Morenita. Es una versión de las catalinas pero finas, supercrujientes, que se convierten en un vicio. Vienen en paqueticos como con cinco galletas ovaladas y largas. Las hace Dulces Rosa y las compramos por Lara. Si descubren dónde se consiguen, pasen el dato, por caridad.

Stefania Llovera Regetti es diseñadora e ilustradora. Pinta zapatos de goma, elaborados a mano, preciosos, originales, porque ninguno queda igual al otro. Tengo un modelo que se llama primavera y es tal cual la primavera en colores y delicadeza. Pueden seguirla por Instagram en su cuenta @stefislr y en Twitter por @stefi_slr www.stefislr.com (0414) 261 8488.