• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades de Valentina Quintero

Provoca ser vegetariano con los productos del huerto de Alfonzo en la Colonia Tovar | Foto: Arianna Arteaga Quintero

Provoca ser vegetariano con los productos del huerto de Alfonzo en la Colonia Tovar | Foto: Arianna Arteaga Quintero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El huerto orgánico de Alfonzo

Estábamos en el hotel Selva Negra en la Colonia Tovar y vimos llegar una inmensa bandeja con aroma a frescura, con brillo de hortalizas, vegetales y flores recién cosechados. Lo único que nos provocó fue comer ensalada y eso hicimos. Son los productos del huerto de Alfonzo Ramos, ingeniero agrícola y cocinero. Asegura que hay que saber de cultivos para ser cocinero y viceversa. En su huerto produce acelgas amarillas y moradas, tomates de varias clases que crujen cuando los muerdes, lechugas rizadas y firmes, flores que se comen. Cosecha sus vegetales cuando están pequeñitos porque así tienen más sustancia y no requieren pesticidas ni fertilizantes. Todo es delicioso. Les vende a los restaurantes y a quien se acerque por su huerto.

Para ir: En Twitter por @chefAlfonzo y @elhuertodelchef

En Lara

Seminario San Agustín

Una preciosura el Seminario San Agustín en Agua Viva. Si antes recibió a jóvenes de todas partes del mundo, interesados en el sacerdocio, la situación cambió. Ya no pudo seguir operando así, y para mantenerlo resolvieron alquilarlo a grupos para retiros religiosos, instituciones, eventos corporativos o conferencias. 2.000 m² de áreas verdes, tremenda vista a Barquisimeto y el valle, mucha brisa, 35 habitaciones muy sencillas pero amplias y perfectas, sin aire acondicionado porque no hace falta, agua caliente y wifi. La comida es sana y equilibrada. El grupo tiene la opción de seleccionar el menú previamente, y pueden hacer platos especiales. Se ocupa fray Luis Atuesta Pérez, un encanto de cura oriundo de Táchira.

Para ir: Entrada al Parque Nacional Terepaima, sector La Cruz parte alta, calle Tarabana. Teléfonos: (0414) 155 291, (0251) 268 7745 y (0414) 267 6837. frayever349@gmail.com

Bien dateado

Si alguna vez quieren probar una polenta montalbanera, váyanse hasta el Mercado Artesanal de Portachuelo en toda la entrada de Aguirre, saliendo de Bejuma, en los Valles Altos de Carabobo. Ahí buscan a José Arretureta en su local donde ofrecen almuerzos. Si no tiene polenta, se la encargan. La aprendió a hacer con su mamá.

En la autopista Rafael Caldera —esa que va de Morón a Barquisimeto— siempre ofrecen las flores tropicales en el sector del estado Yaracuy. No compren orquídeas o revísenlas muy bien. Hay algunos tramposos que les meten cualquier flor de por ahí y las hacen pasar como unas orquídeas muy exóticas.

En Margarita

La sazón de la Negra

Desde hace muchísimos años me desmoño por la comida de la Negra. Es tremenda cocinera margariteña. Deliro por su pescado oreao, la tortilla de erizo, el cuajao de cazón, el funche... Tiene un local precario en Boca del Río, aunque siempre dice que lo arreglará. No le gusta que nadie se meta en su cocina, así que ella prepara, atiende, friega y limpia. Lo mejor es llamarla antes para que vaya haciendo el condumio.Auténtica cocina de la isla.

Para ir: Boca del Río, Macanao.

Teléfonos: (0295) 291 3145 y 291 3531.

En Zulia

Congo Mirador

Cuando vas navegando por el lago de Maracaibo y consigues el pueblito de Congo Mirador, juras que se trata de una alucinación. Especialmente si llegas muy temprano en la mañana o al final de la tarde. En este pueblo sobre el agua viven cerca de 500 personas, con luz de planta y poca comunicación con el mundo. Hay una capillita de madera que es bien bonita y la casita para el cura, todo alrededor de la plaza con el busto de Bolívar. Techos de zinc y paredes de tablas cobijan a sus habitantes dedicados a la pesca, especialmente de las cangrejas. A eso se debe la infinidad de nasas en todas partes. Frente a cada palafito paran un cayuco y dentro de la vivienda hay entre 10 y 12 muchachos. No es raro ver cochinos en una especie de corral sobre el agua, gallinas y cualquier otro animal que alimente o sirva de mascota. Para ir de un lado a otro nadan, se encaraman en los coyucos o en cualquier cosa que flote.

Para ir: Me gusta el viaje que ofrece Alan Highton. Teléfono: (0414) 756 2575. catatumbotour@gmail.com, www.catatumbotour.com

En Trujillo

El Establo

Desde hace más de 30 años los Cañizales Mendoza tienen su restaurante El Establo. Era una vaquera con techo de zinc que conocí haciendo Bitácora. Ahora regresé y es atómico, inmenso, con capacidad para 250 personas, estacionamiento y bien atendido. La especialidad es la carne en vara y a la brasa, cochino y pollo. Probamos tremendo mojo trujillano, las arepas son de maíz, sirven las cuajadas con su hojita de plátano, el cochino frito es perfecto. Los postres los hace una cuñada y son memorables. Comimos quesillo, cheesecake con mermelada de mora y pie de limón. Es tremendo sitio en Valera. Me dio orgullo ver cómo el trabajo rinde sus frutos.

Para ir: Sector Santa María, vía Valera-

-Carmania. Teléfono: (0414) 729 0184 de Isabel Cañizales.

En Carabobo

El pan de butaque

Cuando anden por Montalbán, acérquense al local que tienen en su casa los hermanos Bolívar. Hacen y venden el pan de butaque, receta heredada de su padre Elio Ramón Bolívar. Es un proceso artesanal, donde cada pancito se elabora a mano, los meten en un horno que construyó su papá con botellas y ladrillos refractarios y lo ofrecen solo a los habitantes de Montalbán, pues la producción no da para más. El pan de butaque es cuadradito, se abomba por un lado y tiene forma de butaca, es salado y crujiente, con un cierto toque como de galleta de soda.

Para probarlo: De lunes a viernes de 7:00 a. m. a 2:00 p. m. Av. Comercio, n.º 11-92.(0249) 798 5250.