• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades, por Valentina Quintero

 Ver el Aponwao de frente paraliza y revuelve el gentilicio | Foto: Adriana Arteaga Quintero

Ver el Aponwao de frente paraliza y revuelve el gentilicio | Foto: Arianna Arteaga Quintero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Bolívar. El Aponwao

Adoro la ruta hacia Kavanayén cuando ando por la Gran Sabana. Una parada feliz es en el Aponwao, pero cuando no hay muchedumbre (un día de semana en julio o agosto, cuando el agua es tan abundante que el rocío te baña desde lejos y la fuerza te paraliza desde donde estés). Es el salto más imponente en esta zona. Sin embargo, la entrada por la comunidad de Iboribo no se parece a esta naturaleza tan deslumbrante. Sus habitantes han descuidado la limpieza y el orden.

Hay área de carpas, restaurantes y tiendas de artesanía. Lleguen temprano, bajen hasta pararse en frente, dense un buen baño y acampen en otra parte.

Para ir: En la ruta hacia Kavanayén en la Gran Sabana. La carretera es de tierra, pero está en buenas condiciones.

En Territorio Insular. Cayo Pirata


Madrisquí es el cayo más cercano desde el Gran Roque y, por lo tanto, el paseo más económico. Mi sugerencia es que desde aquí se vayan caminando hasta cayo Pirata y crucen por una laguna preciosa que forma el mar entre ambos. Hay un caminito perfecto a un lado. Aquí habitan pescadores, hay un restaurante delicioso y vive Patricia. Ella se convirtió en roqueña después de tantos años entre azules intensos y blancos luminosos. Sus manos y pies tienen callos y su piel está rayada de sol y plena de historias. Deben visitarla para que vean las pinturas que hace en las tablitas que le regala el mar. Trozos gastados de sal y agua, casi blancos, que interviene con el paisaje que ve apenas sale de su casa. Es una visita preciosa.

Para saber de Patricia: Visiten la página de mi única hija Arianna Arteaga Quintero (viajaralairelibre.com), en la sección videos. O vayan a cayo Pirata y la buscan.

En Táchira. Hacer mercado


Ahorita que hacer mercado es una auténtica desgracia hay que buscarle emoción y arraigo. Por eso recomiendo darse una vuelta por el Mercado de los Pequeños Comerciantes en San Cristóbal. Me fascinan sus enormes torres de frutas y hortalizas, tan frescas y coloridas que provoca fotografiarlas antes de comérselas. Tomates sanitos, cebollas grandotas, piñas de Timotes y cuanta hortaliza rozagante producen en El Cobre. Si les da hambre de tanto ver, se acercan a los tarantines de comida. Un desayuno siempre empieza con pisca y se convierte en el acto en un almuerzo.

Para ir: Entre carreras 7 y 8, parroquia La Concordia, San Cristóbal.

En Carabobo. Perecito

En el año 1951 fundó Pedro José Pérez Varela su fuente de soda Perecito en plena avenida Bolívar de Valencia. Ahí servían las famosas tostaditas de chencho, además de tostaditas de queso, sopa de res los domingos, ensalada de gallina y asado criollo. Algún postre en almíbar y para beber, Green Spot, tamarindo y Coca-Cola. Cuando decidieron construir el Metro de Valencia —que muere de mengua esperando quien lo termine— les tumbaron el local. Ese desastre ocurrió en 2007. Gracias al cielo, Perecito no andaba por todo eso. Un día la mamá los reunió a todos y les dijo: "Vamos a abrir de nuevo en la casa" (se los rogaba media Valencia). Pues hasta ahí fuimos, con las mismas fotos y afiches, la rocola y los adornos. Su hijo Juan Pérez hace las mismas arepitas de chencho, que se acaban volando, y el mismo hervido. Atienden en la casa de la familia con unas cuatro mesas. Una ricura las tostadas con el chenchoesmechadito.

Para ir: Solo sábados y domingos de 12:00 m. a 4:00 p. m., pero o llegan temprano o todo se acaba. Avenida Bolívar de Naguanagua, cruce con 189. Teléfonos: (0241) 866 4225 y (0241) 996 1915.

En Territorio Insular. Carlos los lleva a La Tortuga

Cuando quieran navegar hasta la isla de La Tortuga les aconsejo que llamen a Carlos Sánchez, de Edsa Tours. Salen en peñero desde el embarcadero La Pérgola en Higuerote y se quedan en carpa en cayo Herradura. Cada carpa tiene su colchón inflable, pero ustedes deben llevar la lencería. Ofrece las tres comidas bien ricas con mucho pescado, sillas y toldos para pasar el día frente al mar, una ducha pequeña de agua dulce diaria, bebidas no alcohólicas y un paseo por los alrededores, ya sea al Museo de Piedras o a Los Tortuguillos, que lo tienen en frente. Carlos es muy atento, instala a sus viajeros en carpas junto al rancho de un pescador donde se sirven las comidas y todos sus huéspedes hablan maravillas del servicio. Les advierto que si el mar está malo, con mucho viento y olas grandes, la travesía es un martirio. Pregunten primero. Con mar bueno, son tres horas. Si la cosa está fea, es más y casi todo el mundo se marea.

Para ir: De viernes a domingo. 9.700 bolívares por persona con traslado, hospedaje, comidas e hidratación. Cupo máximo: 30 viajeros. Teléfono: (0416) 7165 242. @Edsa_Tours

En Lara. Tremendo spa

Hace apenas un mes estuve en Encuentro Posada Spa por los predios de Duaca en el estado Lara. Conozco este lugar desde que apenas empezaban, así que me emocionó mucho volver y ver las matas frondosas, las habitaciones lindísimas, la piscina impecable, la misma familia pero ahora con tercera generación y el spa en su apogeo, cada vez con más visitantes. Los Sosa —madre, padre e hijos— son los dueños y anfitriones. Dilcia es fisioterapeuta, médico y quien entrena a todas las terapistas en las nuevas técnicas. Recientemente empezaron a ofrecer masajes orientales, ayurvédico tailandés y shiatsu japonés. Una divinidad los relajantes y las envolturas de cacao para después meterse en un jacuzzi. Las terapias de pareja son preciosas. Víctor papá imparte las clases de yoga; Víctor hijo se ocupa del mantenimiento y la atención. Su esposa da masajes, es amorosa y siempre está de excelente humor. Pueden ir a pasar un día de spa o quedarse varios días en ese silencio dándose masajes, haciendo yoga, comiendo de forma sana, montando bicicleta y esperando que lleguen las garzas a la laguna al final de la tarde.

Para ir: Duaca, a 30 minutos de Barquisimeto. www.encuentrospa.com, encuentrospa.net.veTeléfono: (0414) 530 3098. encuentrospa@gmail.com

En Instagram y Twitter: @encuentrospa.