• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades, por Valentina Quintero

Así empezó el hostal Casa grande en Choroní | Foto: Arianna Artiaga

Así empezó el hostal Casa grande en Choroní | Foto: Arianna Artiaga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Aragua. Hostal Casa grande

Impresionante cómo ha crecido esta posada, con versiones I y II, ambas estelares, con piscina y habitaciones comodísimas. La Casagrande I es hermosa con su piscina en el medio, los corredores, maravillas en muebles antiguos y rústicos, puertas de madera altotas en cada habitación y toda la felicidad de esta familia preciosa que abandonó su apartamento en La Lagunita para vivir entre Choroní y Maracay. Tienen salón de pool, planta eléctrica, wifi, cuarto de juegos para niños y el spa. Atienden sus dueños Julián Bulfon y su esposa Raiza. En Casagrande II ofrecen 12 habitaciones, algunas con dos ambientes separados, patio privado y jacuzzi al aire libre, muy bien decoradas y con todos los servicios. En el piso de arriba hay una terraza, un bar, y ofrecen un moderno salón para conferencias o saraos. La piscina es amplia y soleada para que la visita se bañe hasta el fin del día. Disponen de una casa para alquilar, preciosa, y con piscina.

Para ir: Calle Morillo, #33, Puerto Colombia. hostalcasagrandechoroni@hotmail.com. Teléfonos: (0243) 991 1251, 991 1052, 5117845, (0424) 334 1062. www.hostalcasagrande.com.ve

En Sucre. Las tortugas felices de Querepare


En la costa de Paria desovan cuatro de las cinco especies de tortugas marinas que se consiguen en Venezuela: la tortuga cardón, la tortuga blanca o verde, la carey o parape y la cabezona. Llegan desde sitios tan distantes como Canadá y les cuesta muchísimo sobrevivir —tanto a las grandes como a sus hijitos— porque la gente se come la carne y los huevos. Sin embargo, Hedelvy Guada y su equipo en Querepare han logrado que los habitantes de esta hermosa playa en Paria quieran y protejan alas tortugas que se acercan a desovar y también que ayuden a los bebés cuando salen de los huevos buscando ansiosos el mar. Para que miles de tortugas naden felices por los mares del mundo, es fundamental que todos apoyemos la labor de la asociación civil Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas (Cictmar). Para apoyarlos: Contactar a Hedelvy Guada por hjguada@gmail.com. Teléfonos: (0212)761 6355 y (0414) 249 6326. www.tortuadopcion.com

En Zulia. Sabroso en Machiques

Los mejores sitios para comer son aquellos que solo conocen los lugareños: populares, sencillos y genuinos. Así es Que la Viejita o Donde Nelio, como le quieran llamar. Se trata de la casa de Denis y Nelio, un par de perijaneros que abrieron su casa a la visita, ya que el hijo empezó a llevar a dos compañeros de trabajo a probar la sazón de su mamá y los demás también pidieron ir. Eso fue hace 14 años y ahora tiene su comedor en el patio de la casa, donde reciben diariamente a 60 comensales hambrientos que salen dichosos. Solo ofrecen almuerzos, cada día cambian el menú y siempre es comida criolla. Puede haber pastel de papa con pollo, lengua en coco, lomo encebollado, corvina frita, muchacho horneado en salsa de piña, como entrada una sopa de lentejas y de postre, un arroz con leche con un poquito de dulce de lechosa. Todo eso, más el jugo, por 250 bolívares. Atienden junto con su hija Yasmira. A partir de las 4:00 p. m. venden —solo para llevar— arepas de plátano, yuca, maíz, y cuajaditas.

Para ir: Calle Arimpia, sector El Bojorero, casa # 4383.

Horario: de lunes a viernes de 11:00 am a 3:00 pm

En Margarita. Mejillones en La Guardia

Por los predios del pueblito de La Guardia se producen montones de mejillones. Esa costa se presta porque es muy rocosa y los que no se dan en el fondo del mar, la gente los cultiva en balsas al colocar la semilla en unas cuerdas. Esperan cuatro meses y los sacan. Una cosecha de 200 kilos son 8.000 mejillones. Los mejilloneros se sientan bajo una matica y los van limpiando uno a uno. Pues, resulta que Jesús León, uno de los mejilloneros, estuvo en una enlatadora de atún en Sucre, vio una máquina que les quitaba las escamas a las sardinas, se inspiró e inventó su máquina para limpiar los mejillones. La probaron hace apenas un mes, sirvió de maravilla, meten 30 kilogramos de una vez y le dan manualmente a una especie de biombo, al tiempo que le lanzan agua. Los limpia en 95%. Está de júbilo. Nosotros también por el empeño y el éxito.

Para probarlos: En La Guardia, Margarita. Posada Casa Mejillón (www.posadacasamejillon.com). Ahí los preparan de muchas formas.

En Bolívar. Los tepuyes


En un viaje a la Gran Sabana hay que ir despacio por esa carretera, puesto que nunca sabes cuándo los tepuyes deciden despejarse y regalarte esa figura anciana, esa fuerza de las primeras formaciones del planeta. Cuando eso ocurre, hay que detenerse en la orilla, bajarse del carro, quedarse inmóvil y gozar el instante hasta que las nubes los cubran de nuevo o el mundo se ponga negro cacho. Es lo que hicimos y por eso Arianna tomó esta foto.

Para verlos: Vayan a la Gran Sabana y estén pendientes.

Bien dateado

Cuando la vida los lleve por los Altos de Sucre —después de la alcabala de Pertigalete, cuando salen de Puerto La Cruz, vía Cumaná— busquen a Ciro, un señor andino que prepara un estupendo pastrami, jamón y chorizo, y los vende en su casa. Pude probar algunos de sus productos y son excelentes, frescos. Teléfono: (0416) 681 4268.

Si están de paseo por la avenida Victoria, en Caracas, métanse a curucutear en El Rincón del Grano. Todas las especias y semillas que se les ocurra. Es un local vistoso, atendido por el señor Ahmad y su familia. Justo enfrente hay una puerta gris. Toquen para que pidan las empanadas chilenas perfectas con carne picada. La avenida Victoria es sorprendente.