• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Manual de ociosidades, por Valentina Quintero

Salto Hueso, en el estado Bolívar

Salto Hueso, en el estado Bolívar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Sucre. Las Villas VIP

Villas Vip llaman a estas habitaciones que ven en la foto, encaramadas en la loma, con vista al mar, cada una con piscina privada y su comedor arriba con mucha madera y ventanales que abren al viento y la vegetación. Desde aquí se puede bajar hasta la piscina principal, caminar a Playa Nivaldito por un sendero perfecto desde donde verán esta imagen en vivo, visitar playa Medina o Pui Pui y dar una vuelta por Río Caribe, de los pueblos más bonitos y gratos de la península de Paria. Son pocas y las buscan mucho, así que deben reservar con anticipación. Es fascinante este lugar. Muy buen diseño arquitectónico de Gonzalo Denis.

Para ir: Península de Paria, después de Río Caribe. www.parquenivaldito.com   

Teléfonos: (0212) 263 3649 y 265 9150.

Guárico. Casas muertas

Miguel Otero Silva publicó Casas muertas en 1955 inspirado en el pueblo de Ortiz, en Guárico. Cuenta cómo sus pobladores lo fueron abandonando por las epidemias y porque buscaban una vida más amable en otros parajes donde hubiera llegado la bonanza del oro negro. Han pasado casi 60 años y Ortiz sigue mostrando el menoscabo. Casas grandes y bellas, algunas conservadas con mucho esfuerzo y otras deterioradas. Asombra su iglesia en honor de santa Rosa de Lima, patrona de América. Den una vuelta, caminen despacio, entren a la iglesia y toquen alguna puerta. Quién quita que les abran y puedan ver el interior de alguna de estas casas. Lo hicimos hace unos años y la dueña resultó ser hermana de mi maestra de kínder en el San José de Tarbes de Los Teques.

Para ir: Ortiz queda entre San Juan de los Morros y Calabozo.

Bien Dateado

Una lástima que el servicio del Cine Centro Plaza haya desmejorado tanto. Abren la taquilla muy poco antes del inicio de la función, se arma una cola gigante y cuando entras ya empezó la película. En el personal hay algunos muy desatentos. Yo amo este cine porque voy caminando y suele ser más tranquilo que los grandísimos en los centros comerciales gigantes. Les ruego que le hagan un cariñito y, por caridad, no lo cierren.

José Velásquez —un corresponsal generoso— nos cuenta que en la esquina de Pinto en Caracas unas señoras venden arepas en la noche. Son exquisitas. Las colas son largas, pero nunca como las de los automercados.

En Bolívar. Salto Hueso

Su nombre en pemón es Epöpa Merú, que significa salto Hueso. Nos cuentan que los Arekuna —un grupo de la etnia pemón— eran muy celosos de sus dominios y no querían que nadie entrara a cazar o a pescar. Como el remolino en la parte alta es tan feroz, los hacían cruzar el salto. La corriente se encargaba del resto. Ahora viven aquí sus descendientes Domitila Sucre, su papá Juan Rafael y su tía Ana Rita. Reciben a la visita en una acogedora churuata abierta al salto, la laya y el paisaje, con tremenda cocina, sus mesas y hay dos baños estupendos. Pertenecen a la cooperativa de turismo pemón E’Masensen que opera en Kavanayén. Ofrecen las comidas, espacio para carpas u hospedaje en chinchorros y el traslado desde Kavanayén, la primera parte en carro y la segunda en curiaras. Es precioso, sereno, silencioso, virgen. Solo se oye el salto. Exquisitos los baños en su playita y las peripecias con cautela por sus piedras y cuevas.

Para ir: En carro y curiara desde Kavanayén. Contactar por turismopemon@hotmail.com a Domitila Sucre

Teléfono: (0289) 540 1536.

En Yaracuy. Ahora es restaurante

Les habíamos contado que Yolanda Ordóñez vendía suculentos pastichos a domicilio en San Felipe. Le iba divinamente, los comensales deliraban y todos querían algo más de su cocina. Pues abrió su restaurante en la propia casa, pequeñito, los sábados y domingos de 8:00 a. m. a 3:00 p. m. Ofrece sopa de res, gallina y cruzado, además de los famosos pastichos.

Para ir: Avenida Alberto Ravell, cerca de la avenida Yaracuy, casa 12-14, quinta M-Carp, San Felipe.

Teléfono: (0414) 544 3115.

En Caracas. Yoga volador

Nos cuenta María Fernanda Ortega —mi mano derecha en la página web y en todo lo demás— que su hija Miranda recibe clases de aeroyoga con una profesora estupenda. Se llama Natascha Carrasco, es licenciada en educación y preparadora física. Creó la técnica aerialtraining yoga, la cual mezcla elementos de circuitos funcionales, yoga, estiramientos... Sus alumnos hacen posturas de yoga en hamacas y luego en telas que guindan del techo. Las hamacas son de última generación, pues están hechas con tela de paracaídas. Ofrece clases a niños y adultos.

Para contactarla: omtrainers@gmail.com y en Facebook, Instagram y Twitter a través de  @omtrainer

En territorio insular. Una queja en La Tortuga

En diciembre estuvimos en La Tortuga. Había varios grupos en cayo Herradura que llegan en peñeros desde Higuerote. Conversamos con algunos que habían viajado con Rutas Populares del Sur. La queja general fue el trayecto. Salieron a las 10:30 a. m. en lugar de a las 6:00 a. m., porque un motor se había estropeado. El mar estuvo feroz, asientos de madera donde los pasajeros se golpeaban con cada brinco, muchos se marearon, otros estaban aterrorizados, el olor a gasolina los tenía atormentados, el motor seguía fallando y no había suficientes salvavidas. Les prometieron baño y no cumplieron. Ignoro cómo lo incluyen, pues no hay instalaciones. Ofrecen dos paseos y solo les dieron uno. Hubo una persona que se quejó por Mercado Libre, borraron sus comentarios y le reclamaron que se quejara. Me indigna que se trate mal a los viajeros, especialmente en un destino tan especial como La Tortuga. Todos coincidieron en que la comida era estupenda y las carpas, bien buenas.

Para ir: Busquen bien entre las diferentes opciones y prefieran lanchas grandes.