• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Guías para querer a Venezuela

Promotores del turismo cultural comparten acá la experiencia de recorrer los espacios urbanos | Fotografía Mauricio Villahermosa @mauriciovillahermosa

Promotores del turismo cultural comparten acá la experiencia de recorrer los espacios urbanos | Fotografía Mauricio Villahermosa @mauriciovillahermosa

Un grupo de entusiastas promotores del turismo cultural comparten acá la experiencia de recorrer los espacios urbanos con la emoción de quien abre un regalo, al tiempo que forjan el sentido de identidad en los ciudadanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Amigos que guían

Patricia Tintori y Carlos Enrique Pérez son dos enamorados confesos de Venezuela. Comenzaron como guías de campamentos, poco antes de emprender distintos rumbos en el exterior: ella asistió a varios cursos de guiatura turística en Londres y él se marchó a Italia para ampliar sus conocimientos de arquitectura.

Al regresar a Venezuela, ambos se alternaban para atender a sus amigos extranjeros, quienes quedaban maravillados con cada recorrido. De ahí surgió la chispa que inspiró Soy tu guía Venezuela, empresa que se especializa en rutas guiadas por Venezuela, incluyendo las áreas urbanas más importantes de Caracas. “El fundamento de este proyecto es el guía como tal. Donde vayas con nosotros va a haber alguien que te reciba, te lleve a un lugar adecuado y te cuente la historia, algo muy distinto a llegar a una ciudad solo con un mapa”, afirma Pérez, quien trabajó cuatro años en el archipiélago de Los Roques.

Ya suman más de 1.000 tours por el casco histórico de la capital, un recorrido cronológico que lleva a los visitantes a varias épocas desde la Colonia hasta la actualidad, de forma entretenida y didáctica. “Hay muchas curiosidades en la historia. La madre de Simón Bolívar, por ejemplo, tenía 15 años cuando se casó con el padre, que tenía 47 años; o que en su boda, era Simón Bolívar el que llevaba el bouquet y no la novia al caminar al altar. El venezolano queda encantado con estas historias y recuerdos, y el extranjero se asombra de lo mucho que hay por conocer”, explican ambos emprendedores, para quienes su oficio amerita “comer” muchos libros, vocación de servicio y emocionalidad. 

Soy tu guía Venezuela también organiza paseos urbanos a la hacienda La Vega, parques como el Jardín Botánico, diversos museos y excursiones a El Picacho, en Galipán. En el interior del país recorren los lagos subterráneos en Coro,  además de las cascadas y las rutas paleontológicas; el Delta del Orinoco, donde se prueban gusanos y termitas; los llanos, donde se observa la fauna en un safari, o se puede conocer el Relámpago del Catatumbo, patrimonio natural del estado Zulia. La creación de nuevas rutas es parte constante de su trabajo, por lo que ahora exploran posibles recorridos en pequeños pueblos de Boconó, Mérida y otros parajes. Para reforzar la calidad del servicio imparten charlas tanto en universidades e instituciones como a quienes residen en los alrededores de las zonas que visitan, para que sepan como atraer al turista y darle una bienvenida cálida.

“Dicen que mientras más lo enseñas más lo aprendes. Por eso, mi amor por Venezuela crece cada día. Antes de Soy tu guía tenía una relación de amor y odio con mi país, con la ciudad, el tráfico y su caos. Ahora digo: ¿Qué chévere es Nueva York? No, qué chévere es Caracas!”.

Página web:

www.soytuguia.com Instagram y Twitter: @soytuguiave

Aves que enorgullecen

Cuando Pedro Cabello llevó a un grupo de turistas españoles a recorrer Venezuela tuvo una revelación. Fue en el instante en que se percató que uno de los visitantes lloraba al observar un colibrí, especie que jamás había podido ver en persona, pues solo vive en zonas tropicales de América. “Cambió totalmente mi percepción y me propuse intentar generar ese tipo de emociones en el turista”, afirma Cabello, quien trabaja como guía desde hace diez años y en la Sociedad Conservacionista Aubudon de Venezuela a partir de 2011.

Esta organización, con 46 años de historia, ha encontrado en las aves un objetivo para promover el respeto y la conservación de la naturaleza, por lo que no solo organizan rutas de observación sino que dictan talleres en los que se fomenta el estudio y el disfrute de la biodiversidad. También realizan anualmente en Caracas el Avethon, actividad guiada que enseña a los visitantes a reconocer las diversas especies de aves. La búsqueda constante de rutas y la formación de nuevos entusiastas del aviturismo es parte de la misión de esa ONG, que prepara para este mes un taller en Cuyagua, estado Aragua, para capacitar a otros guías, además de estimular la preservación del ambiente, una de las principales tareas del orientador.

“Estas actividades se proponen fomentar la sensibilidad por la naturaleza y que las personas sean más observadoras de las especies de su entorno, pues a veces ni se percatan de que están ahí, sobre todo en la ciudad. Somos el séptimo país en el mundo con mayor diversidad de aves y no valoramos esas riquezas”, asegura el joven, que también trabajó como guía en el Parque del Este, el Jardín Botánico y el Zoológico El Pinar.

Para fomentar el conocimiento de las aves en el país, Aubudon de Venezuela creó una aplicación para dispositivos móviles que ayuda a identificarlas y que periódicamente se actualiza. Está disponible gratis en su página web y es compatible con varios dispositivos móviles.

Página web:

www.audubonvenezuela.org 

 

Pasión por la ciudad

Cuando Adriana Arias y Stefany Da Costa, creadoras del grupo de rutas urbanas Urbanimia, decidieron colgar sus sombreros, no todo quedó perdido. Un grupo de sus pupilos optó por continuar el legado, esta vez con el toque característico de Te paseo. Rodrigo Capriles, Sofía Selgrad y Agustina Ríos manifiestan su pasión por la capital, pese a que profesionalmente cursaron carreras diferentes al turismo. “Para ser un buen guía lo primordial es que seas amante de la ciudad, ese placer de disfrutarla para poder transmitirla. Para nosotros también son importantes valores como la educación, el trato cortés y amable y la puntualidad. En la calle debes ser  muy sensible con lo que te rodea y saber interpretar a la comunidad, hay que ser inclusivo”, asegura Capriles.

El compromiso es mantener las rutas creadas por las emprendedoras de Urbanimia, aunque se proponen desarrollar otros recorridos. En marzo inauguraron Vanguardia y tradición, que lleva a los visitantes desde Plaza Venezuela a Los Caobos y finaliza en el mercado peruano de Quebrada Honda, con el fin de mostrar la Caracas posible desde el punto de vista artístico, natural y gastronómico. Preparan, además, un paseo para dar a conocer a los personajes más pícaros de la historia venezolana desde la época colonial hasta la actualidad, al tiempo que se vinculan con la creación de la ciudad.

También hacen un recorrido por el casco histórico, denominado Caracas para llevar, ideado para quienes tienen poco tiempo para conocer los lugares urbanos más importantes. “Es para llevarse a Caracas en el corazón”, agregan. “Nuestra idea es que el caraqueño o el visitante se apropie de sus espacios, que sienta que de verdad se puede disfrutar la ciudad, que hay alternativas e, incluso, se sensibilice con la conservación de su patrimonio”, afirma Selgrad, quien luego de estudiar bioanálisis cursa una maestría de Turismo en la Universidad Latinoamérica y del Caribe.

Para Capriles, la experiencia ha sido transformadora. “Me he convertido en un personaje curioso, una persona que se conecta con los residentes, entiendo que la comunidad tiene la personalidad del sitio. Caracas no es muy orgullosa de sí misma, no le gusta mostrar lo que tiene, pero cuando te pones a quitarle sus capas, similar a una cebolla, encuentras tesoros sueltos por todos lados y ves la ciudad de otra manera, aprendes a valorar lo que sí tiene y a vivirla de manera apacible, a pesar del caos”.

En Instagram:

@Tecuentoytepaseo

Correo: tepaseoytecuento@gmail.com

 

Encuentro ciudadano

Un colorido tranvía recorre el casco histórico de El Hatillo. En la plaza Bolívar, las personas se motivan a abordarlo para conocer más de la historia y curiosidades del lugar que inicialmente visitaron para comer un dulce o tomar la tradicional chicha. “Cada rincón tiene su particularidad, y es muy enriquecedor contar con las herramientas para saber  identificar eso y que te maravilles porque estás viendo una fachada bonita o disfrutar de un café que no puedes degustar en otro lugar. Esto es parte de lo que se promueve con el turismo cultural”, afirma Maite Arrieta, directora de Hatillo Turismo, que organiza la Hatirruta desde hace poco más de un año.

El proyecto fue concebido para ser continuo, en especial los fines de semana que es cuando el municipio recibe más visitantes. Las rutas se pueden hacer en el rústico tren o caminando, mientras se observa el casco histórico y parte de la urbanización La Lagunita hasta llegar a la iglesia ortodoxa rumana.

“Lo bonito de ser guía es que es un proceso de constante formación, según vayas enriqueciendo tu guión. El venezolano tiene que aprender a reconocer en su guía a un profesional, no a una persona que le echa cuentos, porque tras esas historias hay un gran trabajo de documentación que le permite la puesta en escena no solo para transmitir sus conocimientos sino para que llegue a apreciar el espacio que visitó”.

La ampliación del circuito es uno de los proyectos a mediano plazo, con la idea de conectar el casco histórico con comunidades aledañas como El Calvario, donde también hay mucho talento que mostrar. También trabajan con vecinos de la zona rural de Los Naranjos con la idea de fomentar el turismo comunitario y exponer tesoros encontrados en el municipio, por ejemplo, las ruinas de la primera central hidroeléctrica de Latinoamérica, un hallazgo de los estudios adelantados en la zona.

“El Hatillo es colorido, tradicional, biodiverso, amable y forjador de libertades; de aquí salió el primer grupo que procuró la independencia de Venezuela. Es un lugar muy rico en patrimonio cultural, un punto de complicidad ciudadana donde todos nos podemos identificar como caraqueños”.

Instagram y Twitter: @viveelhatillo

 

Tesoros resguardados

La Fundación Historia, Ecoturismo y Ambiente (Fundhea) organiza rutas con el objetivo de fomentar la recuperación y protección de sitios de interés histórico, cultural y ambiental para desarrollar un turismo sustentable. La casa del científico alemán y embalsamador de cadáveres, Gottfried Knoche,  en Galipán, es uno de esos lugares.

En Twitter: @fundhea

 

Rutas para el paladar

Conocer las delicias escondidas en la emblemática avenida Victoria, en Caracas, es la idea de esta actividad promovida por la periodista gastronómica Vanessa Rolfini. La gastronomía italiana, árabe y portuguesa promete sorprender a los comensales.

Su página web es www.rutasgolosas.com


Sabor zuliano

Comenzó en las redes sociales con el fin de mostrar las mejores imágenes de la arquitectura y el patrimonio cultural de Maracaibo, pero desde el pasado mes realizan recorridos en el caso histórico para dar a conocer los tesoros del lugar. En Instagram: @Intro_mcbo