• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Gastroetc: La fiesta de los sabores en Margarita

Cuando cada región del país voltea hacia los ingredientes, recetas y sabores que los distinguen, los festeja con orgullo y aprovecha, una buena espiral se activa hacia el progreso que tanto se anhela | Foto: Todo en domingo

Cuando cada región del país voltea hacia los ingredientes, recetas y sabores que los distinguen, los festeja con orgullo y aprovecha, una buena espiral se activa hacia el progreso que tanto se anhela | Foto: Todo en domingo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando cada región del país voltea hacia los ingredientes, recetas y sabores que los distinguen, los festeja con orgullo y aprovecha, una buena espiral se activa hacia el progreso que tanto se anhela. Lo pueden constatar en Margarita Gastronómica, que este próximo octubre continúa la cuarta edición con su mes protagonista y más de 36 actividades en 30 días.

Fernando Escorcia, presidente de esta iniciativa, que incluye muchas voluntades, cita un ejemplo significativo de lo que se logra cuando se pone a funcionar ese buen resorte: la Feria del Mejillón, la cual celebra su cuarta edición en La Guardia, un pueblo con muchas carencias, el entusiasmo de los emprendedores de Casa Mejillón y la bendición de esa delicia marina que ofrece su bahía. "Para las dos primeras ferias hicieron una colecta comunitaria y los mejillones se acabaron en horas. Actualmente, los 'siembran' de una manera sustentable. Pueden tener hasta 800 kilos mensuales que ya se consiguen en los restaurantes de la isla".

Ese ejemplo se puede multiplicar y como muestra, las más de 36 ferias que organizan por año en distintas comunidades con sus ingredientes característicos. A esa fiesta del mejillón, por celebrarse el 10 de octubre, se suman la tercera feria del chivo en Los Robles, la segunda del sancocho, una dedicada a los emprendedores y Porlamar Gastronómico, el sábado 31, cuando una calle se cierra para exponer los sabores de los emprendedores y ganadores de las ferias.

A ellas se agrega la modalidad de los recorridos gastronómicos que este año se potencia. Se realizarán cada viernes, y grupos de hasta 70 personas podrán conocer la Ruta del ají margariteño, vivirán la experiencia de ser pescadores por un día, podrán hacer un paseo que habla del ron en la hacienda El Tanque, emprenderán la ruta que comprende los sabores de La Asunción o explorarán restaurantes y galerías en Pampatar. Durante los días de semana las actividades se mantienen en encuentros, como catas o el bautizo de tres libros.

En todos los actos surge esa poderosa fibra que conecta con los sabores propios. "Los cocineros populares han mostrado sus recetas y eso impulsa a los emprendedores a proponer productos para vender, que quizá lleve a la formación de nuevos empresarios. Es un tejido social que está creciendo y en plena evolución", cuenta Escorcia y se celebra esa gustosa multiplicación.

• Margarita Gastronómica cerrará con una cena de gala el viernes 30 en homenaje a Rubén Santiago. El evento estará en manos de chefs como Sumito Estévez, Héctor Romero y María Fernanda Di Giacobbe

La agenda de Margarita Gastronómica se puede consultar en

www.margaritagastronomica.net y a través de sus redes: en Instagram aparecen como @margaritagastronomica y en Twitter, @sabormargarita

Las entradas a los recorridos se consiguen en la librería Tecnibooks de Porlamar

Té para el gozo o la paciencia

Un té que invita a la templanza o a la fe se agradece siempre, y más por estos tiempos. Por fortuna, en Barquisimeto, Ana Pérez de Delgado ha transformado su pasión por esta bebida en una marca bautizada Tea Time, con la que idea mezclas que invocan también a la bondad, el amor o a la benignidad. En un viaje a España se enamoró aún más del té. En Argentina aprendió en cursos a preparar las mezclas y a ser sommelier de este producto.

Con ese conocimiento, lo que sabe de medicina ayurvédica y las variedades que comenzó a traer de Europa o China, creó inicialmente una carta de mezclas con nueve propuestas, pensadas para sosegar el espíritu. "El té invita a la reflexión. A relacionarte. A la tranquilidad. Calma el corazón", cuenta con la convicción de quien cree firmemente en los poderes de esa infusión para el cuerpo y el ánimo.

Luego ha ido ideando más mezclas, en las que hay productos para adelgazar o para niños. El emprendimiento se ha convertido, desde hace dos años, en una empresa familiar: el hijo diseña y su esposo colabora desde sus conocimientos de comercio internacional. "Hacemos todo. Hasta las bolsitas con tela traída de China". Pronto tendrán su fábrica y un lugar para tomar el té. Mientras, lo ofrecen en lugares de Barquisimeto y a través de su tienda online.

Tea Time tiene una página web teatimeco

En Twitter están como @teatime_ve y en Instagram, @teatimeve

La multiplicación de Las Avellanitas

Alan Bencid, ahora de 27 años de edad, creció viendo el apetito que despertaban los dulces que preparaba su mamá, habitualmente para celebraciones de la comunidad hebrea a la que pertenecen y donde hay insignes reposteras. De ese repertorio una receta era la más apetecida por sus amigos: las galletas de avellanas. Tal era el éxito que hace dos años Bencid decidió convertir ese dulce familiar en un nuevo emprendimiento. Desde entonces las ofrece con la marca Avellanitas: su mamá vigila que la receta esté a punto, tiene tres personas que los ayudan a multiplicarlas y él se encarga del resto de los esmeros de la marca. A estas alturas cuenta con un buen balance. "Gustan demasiado. Nos ha ido muy bien".

Si bien han tenido que sortear la subida de precios de las avellanas, sus galletas se ofertan en varios lugares de Venezuela, aparte de Caracas: están en Porlamar, Puerto Ordaz y Barquisimeto. Una parte está recubierta de chocolate sin leche.

En las redes aparecen como @avellanitavzla

Buen beber

Miro Popic

guias@miropopic.com

Portillo sauvignon blanc

Distribuye: Casa Oliveira

Teléfono: (212) 238 5380

De los vinos blancos que se consiguen en el mercado nacional, las cepas no son más de 14, cuya preferencia se dividen entre la chardonnay y la sauvignon blanc, con 33 etiquetas cada una, mientras 38 son un blend de diversa índole y el resto minoritario lo comparten uvas de poco uso como viognier, macabeo, verdicchio, Pedro Ximénez, etc. Los vinos sauvignon blanc son los más fáciles de aceptar por su carácter afrutado, aroma intenso, cuerpo medio, que, bebidos bien fríos, resultan muy agradables en este clima caluroso nuestro. La mayoría proviene de Chile, de las zonas más frías de producción, mientras que en Argentina mandan los tintos, especialmente de Mendoza. No es común encontrar buenos vinos blancos argentinos, diferentes, más allá del torrontés, por lo que es novedoso probar otras cosas en este segmento.

De lo más reciente que ha llegado está el Portillo Sauvignon Blanc, de la prestigiosa bodega Salentein, localizada al final del valle de Uco, pegadito a las nevadas montañas andinas. De un amarillo verdoso pálido, nariz afrutada con toques de durazno y cítricos, buena acidez, fresco en boca, juvenil, consistente en sus 13,5º, es una opción más que válida, asequible para bolsillos medios. Tiene tapa de rosca, lo cual es práctico y protege el vino de alteraciones de corcho que afectan especialmente a los blancos hechos para beber jóvenes.