• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Gastroetc: sobre cacao, helados y té con sabor venezolano

Irina Pedroso, Mercedes Oropeza y Daniel Saldivia en el restaurante Amapola

Irina Pedroso, Mercedes Oropeza y Daniel Saldivia en el restaurante Amapola

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cacao venezolano, según Patrice Chapon

El reconocido chocolatero francés Patrice Chapon vino a Venezuela a conocer la génesis de parte del cacao que usa en todas sus creaciones y se llevó un buen gusto tras su visita. “No imaginaba que encontraría productores tan dedicados y personas tan esmeradas en hacer chocolate de calidad”, compartió. Conoció a María Fernanda Di Giacobbe —artífice de Kakao y Cacao de Origen— en Mistura de Perú y este año se concretó la invitación que ella le extendió desde entonces.

Aquí conoció distintas plantaciones en Paria, se llevó algo de ese sol en la piel, ofreció una cata, un taller con sus recetas, hizo una tableta de chocolate con Cacao de Origen y profesó su admiración. “El cacao de Venezuela es el mejor. Creo que el secreto es el amor con el que trabajan sus productores. Mi consejo: hagan lo mejor para conservarlo y compártanlo con el mundo”, diría convencido.

A los 14 años de edad comenzó a trabajar en su pasión por los dulces. Luego se convirtió en el artífice de los helados para la reina de Inglaterra. Empezó como chocolatero en la conocida tienda Harrods y hace 27 años volvió a su Francia natal para entregarse por entero a esta delicia.

Desde hace ocho años utiliza en todas sus creaciones cacao venezolano al que llama por su nombre: Chuao, Río Caribe, Carenero o Carúpano. De su famoso mousse de chocolate, el más vendido es el que elabora con las semillas locales. “Lo bueno de Venezuela no es solo su calidad; también su variedad. Eso no es igual en otros países productores”.

“El cacao de Venezuela es visto con lupa en el mundo y pueden estar orgullosos porque tienen el mejor”, asegura. “Me llevo ideas de este viaje. El chocolate venezolano tiene notas cítricas. Quiero trabajar con otras frutas”

 

Buen beber

Augustí Torelló Cava

Es casi una hazaña que entre tanta confusión económica algunos importadores insistan en buscar cosas nuevas y buenas para beneplácito de los consumidores que quieren romper con la monotonía del vino uniforme, plano, sin defectos, pero con pocas virtudes. Uno de ellos es Di-Masi, especializado en vinos italianos de calidad,  que también trabaja con marcas poco conocidas, pero de buen rendimiento. Uno de sus últimos aportes es un cava que, confieso, desconocía y que cuando probé en casa de amigos me interesó sobremanera. Viene de la casa Agustí Torelló Mata, localizada en el corazón del Penedés, en Sant Sadurni d’Anola. En la cima de sus productos está Kripta, presentado en una botella de difícil sostenimiento por su base cónica y precio innombrable para ingresos honestos. La línea más comercial y asequible, buena relación precio/valor, es altamente recomendable. El Agustí Torelló Mata Reserva extra-brut es uno de los cavas más secos del mercado, elaborado con el clásico trío catalán de macabeo, xarel-lo y parellada. Color amarillo pálido, aroma franco, limpio, notas verdes de manzana, toques de menta y balsámicos. No es una exageración decir que va bien con todo, o casi. Lo peligroso es que uno quiere siempre una copa más. Vale lo que piden por ella, así es que no durará mucho, creo yo.


Helados con  sabor de aquí

Hay ideas que empiezan con el ángel del buen gusto. Basta encontrarse con uno de los helados de Irina Pedroso, Mercedes Oropeza y Daniel Saldivia en el restaurante Amapola con el nombre de Heladería Criolla La Principal, para entender que la propuesta entra con soltura en esta categoría. Allí descartan los lugares comunes y apuestan por sabores como melcocha, frutas o ponche crema. También fior di latte con leche de búfala. Sin embargo, el guiño mayor viene en los toppings. Granjería y postres de estirpe venezolana se convierten en miniaturas para coronar los helados: coquitos de colores hechos por Oropeza,  garúa de catalina que traen de Lara, dulce de paleta a la usanza de Carora, trocitos de torta bejarana que hacen con el pan de horno de Lara, los higos en almíbar que prepara —solo para ellos— Magdalena Salavarría, la insigne cocinera de Armando Scannone.  La idea surgió en una cena Pomar, mostró el apetito que desataba en el pasado evento Un Día de Mercado de Venezuela Gastronómica y ya tienen dos máquinas de helado y una esquina del restaurante con personalidad propia reservada para sus elaboraciones. 

Los helados de La Principal se pueden buscar en el restaurante Amapola, en la primera avenida de Los Palos Grandes. Teléfono: (0212)  283 3680. También planean ofrecerlos en fiestas.

 

Té con gusto venezolano

Helena Teruel es inglesa de nacimiento, rusa por parte de madre, venezolana por destino y tiene un gusto por el té que le viene de esa conjunción familiar. Hace dos años decidió elaborar en casa sus propias mezclas para tener la diversidad que buscaba y honrar ese hábito que le viene de familia. También comenzó a compartirlas en cajitas en una marca propia que bautizó Hté. Si bien se inició con mezclas con té blanco, verde o negro en combinaciones con sabores globales, su propuesta se ha decantado por un producto que sabe a Venezuela. Las cascarillas de cacao  las fusiona con especias o frutas. De esta idea suma siete variantes que se ofrecen en Cacao de Origen de la Hacienda La Trinidad: por ejemplo, en chaguarama cool, donde las mezcla con té verde y menta. A Arábica de Los Palos Grandes les crea mezclas  donde el té se combina con café y otros sabores locales: en el negro sin camisa fusiona, por ejemplo, té negro, sarrapia y especias. Aparte, tiene su línea con sabores criollos, en los que mezcla el té en propuestas con  aromas y sabores vinculados a esta tierra. Ofrece talleres en los que comparte lo que sabe. El 25 y 26 de febrero realizará una cata en Madrid junto con la periodista venezolana Helen López.

HTé se consigue en la tienda Cacao de Origen en la Hacienda La Trinidad y en Arábica de Los Palos Grandes, ambos en Caracas. También tiene una línea pensada para esta ciudad que vende a través de Urbanimia.com o a través de hte.infusiones@gmail.com. En Facebook:  HTe-infusiones  

 

Vinos, platos y boleros

El 14 de febrero, en sintonía con la fecha, la Asociación de Sommeliers de Venezuela invita, en su casa de Los Chorros en Caracas, a una cata de cinco vinos, acompañado de un menú acorde y boleros de fondo. Su teléfono para más información: (0212) 237 2263  y 232 5897. E-mail: informacioncursosacademiasv@gmail.com