• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Gastroetc: El cacao de Macuare

Arturo Somana | Foto: Mauricio Villahermosa

Arturo Somana | Foto: Mauricio Villahermosa

Sobre cacao, buenos vinos con Miro Popic y un blog muy dulce

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Arturo Somana posee un entusiasmo que desmorona cualquier obstáculo. Con ese inagotable combustible atraviesa regularmente más de dos horas de camino de tierra, luego de Curiepe, para llegar a la montaña donde aguarda su sembradío de cacao. Con la misma energía está cada fin de semana en el Parque Francisco de Miranda (el conocido Parque del Este), con un molinillo casero de 30 años enseñándole gratuitamente a quien lo desee cómo hacer chocolate con esos granos. Su abuelo, José Dolores Macuare —sobreviviente de 5 mordidas de serpientes, el ataque de un tigre y 4 balas—, tiene un sembradío de cacao en esas fértiles montañas de Miranda, que él visitaba en vacaciones hasta que decidió dedicarse a sembrarlo. 

Junto con otros productores de la zona, Somana creó Cacao Macuare —en honor de su abuelo—, convencidos de la calidad que se obtiene en esa área aislada y benigna. Se lo dio a probar a María Fernanda Di Giacobbe, artífice de Cacao de Origen, y ella constató los atributos de sus granos: "Su cacao es una mezcla genética, que como tiene tantos años en un solo lugar, es casi antigua. Con mejor proceso poscosecha puede ser digno de un reconocimiento en el mundo". Además, en sus dominios, el reconocido pastelero francés Patrice Chapón hizo una tableta 80% Macuare.

Somana es un absoluto creyente del poder del cacao que produce. Con él elabora bombones con rellenos inesperados —auyama o yuca—. Sin embargo, su entusiasmo es mayor: "Nuestra misión como grupo no es solo que cada comunidad se sienta orgullosa de su cacao, sino que además puedan hacer chocolates. Sabemos que las máquinas son costosas, pero aquí demostramos que incluso con un molinillo se puede lograr". A la entrada del Parque del Este ese sábado, Víctor, un joven de 20 años, enfundaba un gorrito y
estrenaba una tableta de chocolate que aprendió a elaborar esa tarde, con cacao y papelón. Ofelia Hidalgo, quien había aprendido la semana anterior, contaba orgullosa que tenía encargos. "Esta es mi cuota como venezolano: ayudar a otros que sean productivos. Todos en este país tenemos el compromiso de salir adelante", afirma Somana.

En Cacao de Origen de la Hacienda La Trinidad se expende la tableta 80% Macuare, con fórmula de Patrice Arturo Somana y el equipo de Cacao Macuare se instala desde las 11:00 a. m. en la entrada del Parque del Este a ofrecer talleres gratuitamente

Buen beber

Meia Encosta Dao

Por Miro Popic

Distribuye: Flor de Macaracuay
Teléfono: (0212) 256 5250 / 256 2178

Voy a hablar bien de Borges. Como esta es una columna de vinos y no de política, aclaro que se trata de los vinos Borges de Portugal y no de Julio quien, cuando escribí estas líneas, libraba su batalla contra el abuso del poder. No sé si están emparentados, pero la casa Borges fue fundada por dos hermanos en 1884 y desde entonces están dedicados a producir vinos en diferentes regiones portuguesas con productos para diferentes gustos y presupuestos, caracterizados por una buena relación calidad/precio. Un ejemplo lo tenemos en este Meia Encosta tinto, de la denominación Dão. Conocidos antes como vinos recios y poco elegantes, especialmente los tintos, los vinos de Dão han evolucionado notablemente los últimos años, así es que si antes tuvieron una mala experiencia con ellos, ya pueden intentar otra vez, convencidos de que el resultado será satisfactorio. Prueben este Meia Encostado de Borges, ubíquenlo en su precio competitivo y pagable, y luego pueden decir qué les pareció. Es pura fruta y frescura, anunciada a la vista con su color rubí, limpio y brillante, nariz franca con mezcla de notas maduras y algo de especias, equilibrado y persistente en su expresión. Además, se puede pagar sin necesidad de pedir prestado. Al menos cambiarán un poco la rutina con un tinto diferente. Por Borges.

El blog más dulce

Hay pasiones que llegan de manera imprevista. Anaísa López es psicóloga, tiene 25 años de edad y hace un quinquenio no sabía cocinar. Comenzó a hacerlo para descubrir su embeleso. "Es terapéutico. Pongo música y paso horas cocinando". Empezó a buscar recetas en blogs en inglés, se decantó por los postres y descubrió su habilidad. "Mucha gente me sugirió que los vendiera, pero significaría enfrascarme en unas contadas recetas".

Prefirió apostar por su propio blog, tardó un año en desarrollarlo, lo estrenó el 29 de septiembre del año pasado y lo bautizó Anna's Pastelería. Allí, con honestidad y empatía, comparte los postres que ella misma crea y prepara, fotografía y describe. "Soy muy mañosa y si una foto no queda como me gusta, pues hago el plato de nuevo y lo vuelvo a fotografiar", afirma.

Publica desde recetas de galletas hasta las claves del fondant. A estas alturas se precia de los fieles y sigue ideando planes: lo próximo será un canal en Youtube. Sus señas: www.annaspastelería.com y tanto en Twitter como en Instagram: @annaspasteleria.