• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Encuentros online

Tinder es una herramienta muy popular para conocer nuevas personas / Ilustración: Alejandro Ovalles

Tinder es una herramienta muy popular para conocer nuevas personas / Ilustración: Alejandro Ovalles

Buscar pareja por Internet es una elección más frecuente para quienes no tienen el tiempo, la disposición o las habilidades sociales para los encuentros cara a cara. Aquí las recomendaciones de las sexólogas Amor Antúnez y Michela Guarente y testimonios de usuarios de estas plataformas para acercarse a ellas con la mayor probabilidad de éxito posible

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No puedes darle súper-like a todo el mundo". "Monta fotos 'producidas". "No entiendo por qué, si viven en otro país, ponen su búsqueda en Venezuela". "No le doy like a fotos de tipos con hijos". "Una vez conocí a un tipo que lo único que quería era que le mandara fotos de mis axilas porque tenía un fetiche con eso". "Si te vas a encontrar con alguien tienes que llegar y salir por tus propios medios, nunca en su carro".

Hacer el ejercicio de preguntar por Tinder puede generar una avalancha —casi agresiva— de recomendaciones, consejos y, sobre todo, una abundante retahíla de anécdotas que van desde lo divertido a lo decepcionante. Si bien Tinder —aplicación creada para conocer a otras personas usando la geolocalización— no es la primera ni la única herramienta para buscar pareja en Internet, al menos es una de las más populares.

Para los expertos, el auge de estas app no tiene que ver solamente con el avance de la tecnología sino con su asimilación progresiva, especialmente para quienes no son nativos digitales. Se trata entonces de un modo de interactuar que poco a poco será solo una forma más de hacer conexiones, tal como lo explica la sexóloga Michela Guarente: "Es una manera más de aproximarse a otros. Se trata de herramientas acordes a los tiempos que vivimos. ¿Por qué Facebook o LinkedIn son aceptadas y con estas aplicaciones se generan juicios de valor? Hay que naturalizar su uso porque cada vez serán más frecuentes. Quienes no somos nativos digitales tenemos que familiarizarnos con estas tecnologías y su impacto, no solo para poder usarlas, sino para intercambiar información adecuada con los jóvenes que nos rodean".

Una aplicación para cada uno

Quien nunca ha buscado pareja en Internet puede sentirse perdido en un mar de páginas webs, aplicaciones y procesos que van desde lo más sencillo (elegir su foto y escribir una breve biografía) hasta lo más complejo, como aquellas en las que hay que llenar formularios que permitan conocer la personalidad, gustos e intereses de forma un poco más profunda, a fin de poner al alcance a los candidatos más compatibles. En muchos casos, la idea de conocer a otras personas usando la pantalla como intermediario puede resultar alentadora para quienes quieran prolongar el encuentro offline. Sin embargo, si la búsqueda de pareja es genuina, el momento del cara a cara llegará inevitablemente. Así que es fundamental afinar la búsqueda y encontrar una herramienta con la que sentirse cómodo, tal como describe la sex coach Amor Antúnez: "En principio, cualquier adulto podría hacer la prueba y ver cuál es la aplicación que más se adapta a su personalidad, si se siente más cómodo aplicando para un grupo en particular (si es gay, si pertenece a una religión específica), si necesita que la app sea sencilla de usar. Sí es cierto que el encuentro en el mundo real se puede postergar, pero de cualquier manera mientras estás en la aplicación tienes que interactuar, montar una foto, escribir una biografía potente que te destaque en ese mar de gente, porque al final solo tienes como tres segundos para que te vean". Tener claro qué es lo que se busca también es clave para aumentar las probabilidades de éxito: "Es importante aterrizar la idea de la efectividad de la plataforma. Pueden tener un porcentaje de efectividad, pero hay que saber si estás buscando un amigo, una noche de sexo, una relación estable. Hay que afinar el 'para qué' y ver si las personas que voy conociendo están sincronizadas con eso", advierte Guarente, mientras que Antúnez agrega: "En la medida en que esté más clara de cuál es mi target puedo seleccionar con mejor criterio. También hay que estar concentrado en tu intención, en lo que tengo disponible para dar, así como el tiempo y los recursos que esté dispuesto a invertir. Hay que hacer el ejercicio libre de ver cómo quiero a esa persona física y socialmente, si es importante que comparta mi religión, si estoy buscando sexo casual. Si entro a una de estas aplicaciones con desespero por conseguir a alguien y no tengo filtro, me van a aparecer equis cantidad de candidatos y se presta para la confusión".

Insiste, que algo queda

Las experiencias de búsqueda de pareja en el universo online son tan disímiles como anecdóticas. Para Ángela Terán (nombre ficticio), internacionalista de 33 años de edad, el uso de Tinder no difiere de lo que para ella podría ser un encuentro en un lugar público. La conexión, inmediata o no, es la misma en el plano real y virtual: "Uso Tinder desde hace dos años. Me metí, me salí y volví a los pocos meses. Me parece amigable pero muy lento, aunque ha ido mejorando. Es fácil de usar y como se conecta con tu Facebook, no tienes que hacer nada adicional para utilizarla. Hasta ahora he salido con tres personas y en el primer encuentro estaba muy nerviosa porque, aunque tengas tiempo hablando con esa persona, en realidad es un desconocido. Ese día llevé mi carro, le dije a todo el mundo dónde estaba y me reuní en un lugar público". Para Terán tiene un valor fundamental la comunicación antes del encuentro: "Probablemente las personas con las que me he reunido han sido con las que más he hablado antes de verlas cara a cara. Es la misma química que puedes tener o no con otros en otros contextos. En mi caso, uso la aplicación para conocer gente y si eso llega a otra cosa, chévere, pero el sexo no es lo primero que estoy buscando".

Comparte sus consejos para quienes quieren iniciarse en este tipo de plataformas: "Quítate los prejuicios, es lo mismo que encontrar a alguien en la calle. Puede que te guste la persona o puede que no. Tienes que poner una buena foto, es la primera forma en la que otros te van a encontrar. Si quieres cerrar aún más tu selección, especifica lo que buscas. Si no quieres nada con hombres casados, por ejemplo, ponlo en tu biografía".

Víctor Hugo es administrador, tiene 43 años y desde hace dos está en Tinder: "Me llamó la atención lo fácil que era. Un amigo me recomendó la aplicación y después de descargármela se la sugerí como a veinte. Yo tengo una personalidad más extrovertida, así que soy mucho más abierto con estas cosas. Tinder es casi anónimo porque no saben de ti más allá de la foto y los datos que tú quieras mostrar. Si hay empatía con otro es sencillo; si no te gusta, lo eliminas y ya. En dos años he salido como con 10 personas, para mí es como estar en un café y acercarte a ver quién te gusta. Eso sí, mientras estoy saliendo con una chica no uso Tinder, porque utilizo la aplicación para encontrar una pareja estable. El mejor consejo que puedo darle a alguien que nunca ha usado Tinder es que lo intente. Es muy fácil cerrar la búsqueda para encontrar a alguien y la otra persona no va a saber si le diste like".

La sex coach Amor Antúnez también brinda sus consejos para los no iniciados:

Tomárselo en serio: "Si estas herramientas online van a ser mi principal alternativa para buscar pareja hay que dedicar tiempo y espacio para conservar esa vía: dar feedback, actualizar tu perfil, esmerarte en una buena foto".

Seguridad: "Irse de frente con tus datos personales es una decisión de cada quien, pero hay que considerar cosas como no aceptar dinero de desconocidos y que cada quien pueda llegar e irse por su cuenta de las citas".

Ortografía: "Parece trivial, pero hay que saber escribir hasta las contracciones y las palabras de moda. Es importante escribir correctamente".

Mensaje correcto: "No todos los que están en Tinder, por ejemplo, están buscando sexo. Lo que hay que analizar es cuál es la información que estoy ofreciendo al otro".

La sexóloga Michela Guarente comparte algunas sugerencias para quienes desean buscar pareja online:

Documentación: "Hay que informarse sobre la plataforma que se va a emplear y buscar a alguien que ya sepa cómo, para que brinde las primeras aproximaciones".

Privacidad: "Como hay aplicaciones que se vinculan con las redes sociales, hay que determinar qué datos quieren ser mostrados y el impacto que puede generar el hecho de que te encuentres con familiares y amigos en esas plataformas. ¿Es importante, tienes inconvenientes con eso?".

Coherencia: "Hay que trabajar en lo que quiero transmitir. Si quiero mostrarme seria o divertida, luego mi descripción tiene que ser coherente con eso".

Más que tinder

Si bien esta es una de las herramientas más populares para conocer nuevas personas, existen otras plataformas para el mismo objetivo:

Badoo: Comenzó como una web en 2006 que se convirtió en una de las más utilizadas para buscar pareja online. Ahora es una app.

Grindr: Es una de las aplicaciones más populares en la comunidad gay.

Bumble: Una de las creadoras de Tinder ideó Bumble, donde las mujeres tienen la palabra. Son ellas las que deben iniciar la conversación con el chico que les gusta.