• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Decoración: Consejos para restaurar

El paso del tiempo puede perjudicar la apariencia de los muebles, muchas veces piezas únicas de las cuales cuesta deshacerse. Acá se comparten algunas recomendaciones para darles otra oportunidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

· Examinar el tipo de mueble. No todo tipo de mobiliario se puede reponer, laquear o pintar. Es importante que se tomen en cuenta las condiciones en las que se encuentra esa silla o sofá que se desea restaurar, si está dañada por el efecto del sol, agua o polillas, así como el estilo del objeto, el tipo de decoración que quiera en el espacio y el gusto personal. Muchos restauran piezas Luis XV, más comunes de encontrar que las de estilo danés. De esta clase de mobiliario se suelen reponer seibós, butacas, poltronas, sillas, juegos de comedor y luminarias, entre otros.

· Buscar asesoría. Contar con la ayuda de un experto siempre es pertinente al restaurar. No se recomienda pintar, lijar o laquear sin la debida experiencia ni las herramientas necesarias, puesto que puede resultar más costoso o perder por completo la pieza. "Un mueble de los cuarenta al que le coloquen una pintura brillante, ya pierde el valor porque no está en su estado original. Se debe tener conocimiento del material, la madera, la tela, además de buscar lo más parecido a la época", afirma Simón Mujica, diseñador industrial y director de Corotemia, especialista en la venta de mobiliario restaurado.

· Respetar el diseño. Procure conservar lo más posible la línea de diseño de la pieza. Cambiar por unas corredizas las puertas de un seibó danés, que originalmente se abren hacia adelante, o cambiar las patas del mueble, son algunas de las intervenciones mínimas posibles en este tipo de objeto, asegura. También cuide los textiles que utilizará. "Poner telas modernas o estampadas en una butaca de los años cincuenta es un crimen", afirma. En muebles daneses escandinavos recomienda únicamente colocar sellador, no pinturas brillantes. "Pintar la madera me parece un error, aunque todo dependerá del gusto de la persona", agrega.

· Cuidado con el laqueado. Esta técnica no es para cualquier tipo de mobiliario ni para gente que carece de experiencia en este trabajo. Para que quede bien, requiere de un compresor y una pistola para pintar, no de brochas, enfatiza Mujica. "La persona se debe asesorar porque puede tener una pieza con valor y destrozarla". Las puertas de un seibó u otro tipo de mueble pequeño con la idea de hacer intervenciones mínimas son algunas de las opciones para laquear. En todo caso, dependerá de su clase.

Fuente: Simón Mujica, director de Corotemia. En Instagram: @corotemia

Renovación completa

Si tiene objetos obsoletos, tales como un televisor que no sirve, unas raquetas que no usa o marcos de cuadros que no cuelga en la pared, puede recurrir a una intervención completa para darles otra función. Improvisar un bar en la TV antigua o incorporar espejos a las raquetas para convertirlas en elementos decorativos son algunas de las ideas sugeridas y diseñadas por Corotemia.

Los marcos de los cuadros pueden limpiarse, pintarse y emplearse para enmarcar fotografías.