• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Consejos de mamás para mamás

Madres dan consejos sobre la alimentación, la creatividad, belleza, entre otros | Ilustración: Alejandro Ovalles

Madres dan consejos sobre la alimentación, la creatividad, belleza, entre otros | Ilustración: Alejandro Ovalles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para alimentarse bien y ejercitarse

Samar Yorde, médico, mamá de Tito (24) y Susi (16)

"Padecí de obesidad durante mucho tiempo y sin darme cuenta, mis hijos también. Éramos sedentarios y nuestra vida giraba en torno a comidas altas en grasas saturadas, sal y azúcar. Ser saludable fue una decisión que tomé hace algunos años. Comencé a cambiar mis hábitos y mis hijos me siguieron. No hay mucho que decir sino más bien hacer; cuando ellos ven que disfrutas de una alimentación sana, haces ejercicio y no caes fácilmente en tentaciones, se les hace normal imitar ese estilo de vida.

Mi consejo es que no obliguen a sus hijos a comer de forma sana, más bien eliminen de sus casas aquellas comidas que hacen daño y aprendan a cocinar rico y saludable. Los hijos copian. Motívenlos a realizar ejercicio y actividades al aire libre. Los fines de semana pueden premiarlos comiendo algo cargado de calorías o una golosina, pero esa debe ser la excepción. Explíquenles los beneficios de alimentarse bien y de ejercitarse, concentrados en una vida feliz, ágil y productiva. Cuando vean resultados en ellos, refuercen sus logros. Conducirlos por el camino de la salud y la vida es el mejor regalo que les pueden ofrecer".

En Twitter e Instagram: (@soysaludable)

Para estimular la creatividad

Vanessa Boulton, diseñadora, mamá de Vera (4) y Olivia (3)

"Mi esposo y yo trabajamos juntos y nuestras chiquitas pasan mucho tiempo con nosotros. Las sentamos y les damos las piezas desarmadas de las carteras que hacemos para que jueguen con los materiales. Las ponemos a dibujar, a pintar... Hace poco vi en Pinterest formas de usar colorante de alimentos para jugar a la hora del baño con diferentes colores: las probé con ellas y les encantó. No creo que haga falta ser un artista ni comprar muchos materiales para estimular la creatividad: cualquier cosa sirve. Se pueden hacer garabatos en una hoja para que ellos inventen qué figura se saca de ahí, o uno puede sentarse con los niños a ver las nubes y que cada quien diga a qué se le parece. Los papás pueden inventar montones de maneras creativas de relacionarse con sus hijos y esa disposición a usar la imaginación ayuda mucho a afianzar los vínculos".

En Twitter e Instagram: @VanessaBoulton

Para tener Buena presencia

Gisselle Reyes, profesora de pasarela y etiqueta del Miss Venezuela, mamá de Sofía (11)

"Sofía es muy coqueta, pero hay cosas en las que no coincidimos porque todavía es una niña. Le encanta maquillarse y yo no la dejo, solo los fines de semana y porque me pide permiso. Se pinta las uñas de todos los colores y eso a mí no me parece elegante, pero se lo permito por eso: porque es una niña (¿si no lo hace ahora, cuándo?). Yo no puedo salir sin zarcillos y a ella le da igual. Le digo jugando que se los ponga y a veces no me para, pero a los dos días ves que se devuelve y se los pone. Algo queda de tanto repetir. Más que obligar a los hijos, hay que tener presentes la edad, la ocasión, y también lo que nosotros hacemos. Si uno anda siempre como una loca, es más difícil pedirle a un hijo lo contrario.

En mi academia siempre digo que estar limpio y bien presentado debe ser como tu cédula, independientemente de tus medios. Vivimos en una sociedad muy competitiva en la que a lo mejor tienes un currículo maravilloso, pero si no sabes cómo vestirte o comportarte en una entrevista, es muy probable que contraten a otro que sepa tanto como tú y que además tenga buena presencia, porque eso transmite que se cuida a sí mismo".

En Twitter: @Gissellereyes

 

Para ser independientes

Valentina Quintero, periodista y viajera, mamá de Arianna (34)

"Como mamá, creo en la libertad, la autosuficiencia y la independencia. Desde muy chiquita le enseñé a mi hija que cualquiera de mis amigas podía ir a recogerla a la guardería y bañarla o darle la comida si yo no podía, y que ella tenía que colaborar. Cuando empezó la primaria, le compré un despertador para que se levantara sola porque ya era una niña grande. La inscribí en el transporte y como era la más pequeña aprendió a poner carita de cañón para que nadie se metiera con ella. En vacaciones la mandaba a campamentos donde no conociera a nadie, para que hiciera amigos desde cero y se valiera por sí misma.

Cuando se graduó en el colegio dijo que quería vivir un año afuera: se fue y quiso devolverse antes de tiempo, pero no la dejé, y cuando completó su año, volvió. Me parece importante dejar que los hijos aprendan a defenderse porque uno nunca sabe cuándo se puede quedar solo en el mundo y tiene que saber tomar decisiones, no depender, entenderse con la gente en cualquier situación y donde sea. Arianna fue educada para resolver".

En Twitter e Instagram: @valendeviaje

Para cultivar la lectura

Rosana Faría, ilustradora y coordinadora de la Ludoteca de Los Palos Grandes, mamá de Eloy (22) y Carmela (19)

"Más que hablar del 'hábito', el placer de la lectura se transmite naturalmente a los hijos si es algo que uno disfruta. Yo como ilustradora también aprecio los libros como objetos y me costó un poco poner los míos a disposición de mis hijos, pero sabía que era necesario. Puse bibliotecas en todos lados y también una pequeñita en su cuarto para que tuvieran cerca sus libros favoritos. Es ideal que los niños tengan allí un rincón especial para leer. Si quieren que les leas el mismo cuento 500 veces, lo lees 500 veces. Lo que puedes hacer es ser creativa y saltarte páginas a ver si se dan cuenta, usar distintas voces, o si es un cuento que el niño ya se sabe de memoria, aunque todavía no sepa leer, dejar que él narre lo que sigue. Hay que permitir que comenten o propongan. También recomiendo 'leer' las ilustraciones: descubrir con ellos qué significan esos dibujos y qué otros detalles aportan. El rato de lectura todas las noches debe ser un regalo para ellos y nosotras: apagar el celular, desconectarse y refugiarse juntos en esa burbuja íntima de imaginación".

En Twitter: @rosanajfar


Para amar a Venezuela

María Teresa Chacín, cantante y psicóloga, mamá de Mariaté (37) y Simón (35); abuela de Efraín (3), Marianne (5) y Samuel (11)

"Siento que he podido transmitirles a mis hijos y nietos el amor por este país desde la música: desde ese aprecio a nuestros compositores y a su forma de celebrar la vida, nuestros paisajes, nuestras emociones. Tenemos letras y melodías muy bellas, y compartiéndolas con ellos y recorriendo el país juntos para cantar en tantos lugares, yo también lo quise más. Nuestra música para niños también es muy hermosa. El disco con el que gané el Grammy Latino era una colección pensada para mi nieta Marianne. Es verdad que estamos abiertos a la influencia de otros países, pero para mí una buena manera de apreciar lo nuestro desde la infancia es sembrar esa pertenencia en nuestros hijos directamente con nuestra música: cantándola, bailándola, tocándola y jugándola".

En Twitter: @mteresachacin


Para ser educados y corteses

Hortensia Orsini, directora del Instituto de Protocolo y Etiqueta, mamá de Ricardo (32) e Iván (28)

"Crié a dos caballeros para la vida no tanto con la palabra, sino desde lo que vieron en casa. Aprendieron a comer con elegancia viendo cómo los adultos usábamos los cubiertos, a tener cultura general leyendo todas las noches con su papá, a ser amables de corazón desde el ejemplo: no ofender, no discriminar, ser cordiales con todo el mundo. Hay que enseñarles desde pequeños las palabras mágicas: por favor, gracias, con mucho gusto, buenos días, etc. También hay que enseñarles qué es el tacto social: ser prudentes, discretos, saber cómo comportarse en cada ocasión y explicarles que hay cosas que no deben decirse o hacerse en un momento dado para no irrespetar a los demás ni irrespetarse uno mismo. Levantarse cuando llega una dama, cederle su puesto a una persona mayor... Todo está en la imitación y en el refuerzo cuando lo hacen bien, lo demás cae en cascada. Si uno es consistente en esas guías, obtiene sus frutos".

En Twitter: @HortensiaOrsini

Para ser honestos y responsables

Mónica Fernández, educadora y abogada, conductora de Se ha dicho, y mamá de Daniela (17)

"En 4° grado, mi hija usaba una cartuchera que traía las tablas de multiplicar. Tenía un examen de matemática en el que se las iban a preguntar y aunque no se las sabía muy bien, le dijo a la maestra: 'No puedo tener la cartuchera porque tiene las tablas. Por favor, guárdemela'. Otro día le pusieron un punto de más en una prueba, avisó para que se lo corrigieran y decidieron dejárselo por honestidad. Desde chiquita le enseñé lo que es bueno y lo que es malo, que a quien respeta le va bien, que hay que ser responsable, honrado y justo. Si nos daban un vuelto de más, lo devolvíamos. No creo en castigar a los niños ni en imponerles un montón de normas, sino en que ellos mismos vean cómo se conduce uno y dejar que vayan identificándose con esos valores. Hay que permitirles tomar sus propias decisiones y que también asuman las consecuencias de tomar el camino equivocado. Desde la libertad se gana más que desde la represión. Daniela es muy correcta. Más que yo".

En Twitter: @monifernandez