• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Claves para novias radiantes

"Las novias tienen muchas opciones, según lo que intenten mejorar en rostro y cuerpo" | Foto: Todo en Domingo

"Las novias tienen muchas opciones, según lo que intenten mejorar en rostro y cuerpo" | Foto: Todo en Domingo

La animadora Anabelle Blum y la cantautora Andrea Lacoste cuentan cómo se prepararon para estar deslumbrantes el día de su boda, mientras un grupo de expertos comparte los consejos y recomendaciones para quienes se encaminan al altar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cómo se preparó

Anabelle Blum

Anabelle Blum empezó a planificar el matrimonio seis meses antes. Eran las segundas nupcias tanto para ella como para el arquitecto Manuel Roffe. "Los dos queríamos algo totalmente distinto a nuestras primeras bodas. Cuando te casas por segunda vez, ya no estás pensando en botar la casa por la ventana. A veces echábamos broma y decíamos: ¿por qué no hacemos una parrilla y ya?". Blum explica que el judaísmo permite celebrar una segunda boda hebrea si la ex pareja otorga el divorcio religioso. Cada uno tiene sus propios hijos, así que finalmente optaron por celebrar una ceremonia tradicional para dar marco a la nueva familia.

Los Roffe Blum decidieron casarse en un barco –decorado por Ornatus, de Alejandro Figueira– y a partir de ese escenario planificaron los detalles. La animadora organizó personalmente la boda y tenía claro cómo quería verse. "Un mes antes me hice un tratamiento con láser para aclarar unas manchitas en la piel. Dos semanas después me refresqué el botox –no quería tener arrugas en la frente ese día– y una semana antes me hice un facial, que se llama red carpet, para que la piel se viera bonita". También previó que la ceremonia al aire libre no la despeinara y que su cabello no se esponjara con la humedad del verano mayamero. "Lo quería recogido, pero no apretado. Mi estilista fue Franz Muñoz, un nicaragüense divino. El primer peinado, que me probó un mes antes, me fascinó". En el cabello llevaba apliques elaborados por Samy Gicherman, el diseñador del traje de novia.

Blum siempre quiso que Gicherman diseñara su vestido por la calidad de la confección. "No quería nada rococó; siendo así, prefería casarme con una sábana (risas). Tampoco que fuese blanco otra vez, así que optamos por un color híbrido entre el gris y el champaña de una tela que nos encantó". La novia solicitó un traje liviano, con una falda sobrepuesta –fluida y transparente, para que flotara con la brisa al navegar– y mostrar elegantemente un poco de piel en la parte superior. Le llevó al diseñador dos referencias que le gustaban y él las fusionó con su toque personal. Complementaron el atuendo con el maquillaje de Patty Zrihen. "Nos conocemos de toda la vida y ella sabe lo que me favorece. Le pedí que la piel se me viera como de porcelana y que me agrandara los ojos, porque los tengo achinados y no quería que se me vieran como dos rayitas en las fotos. Me hizo un look nude con visos de rosado y vinotinto. Me sentí comodísima e impecable toda la noche". Blum recuerda ese 2 de agosto de 2015 como una fecha imborrable. "Mi esposo es el amor de mi vida y fue una emoción indescriptible. En ese barco había una energía y una felicidad tan grande por estar juntos que nunca voy a olvidar".

Consejos de Anabelle Blum para segundas nupcias:

• Adaptar el look y el traje a las características del lugar de la boda.

• Explicar a los proveedores qué no le gusta a la pareja. Es la manera más rápida de ahorrarse fiascos.

• No perder la paciencia, sobre todo con el novio. Discutir por nimiedades no vale la pena.

• No obsesionarse con los detalles. Aunque pocos días antes las cosas no estén terminadas, todo sale. Si ese día algo no se ve exactamente como se pensaba, solo lo sabrá la novia.

• Disfrutar los preparativos. "Hay que tener siempre presente que la idea es celebrar ese amor, esa alegría. Ya con eso no hay motivos para amargarse".

En Instagram: @AnabelleBlum

La boda de Andrea Lacoste

Desde que se comprometió con el actor Albi de Abreu, en 2014, la cantautora Andrea Lacoste y su ahora esposo tuvieron claro el concepto bajo el que querían casarse y para el que tuvieron año y medio de preparación: algo familiar y sin lugares comunes. Sin embargo, aunque la esencia se mantuvo, hubo algunos ajustes que surgieron a medida que se acercaba la fecha, y eso incluyó la manera cómo luciría la novia: "Al principio quería un vestido corte sirena, muy minimalista, que no tuviera nada que ver con el concepto de princesa, y sin encajes porque no me gustan. Deseaba algo sencillo, pero la diseñadora Ana Canaán me dijo que, como la boda no era tan íntima, no podía estar tan sencilla. Al principio no lo entendía, pero luego comprendí que la novia tiene que destacar a su manera. Usé un vestido de corte A, elaborado con una tela que tenía líneas como desorganizadas, era algo geométrico, diferente y con un armador muy elegante. No era blanco, así que no fue el típico traje, y para darle un toque de carácter le pusimos cristales de Swarovski en las tiritas de los hombros y en la cintura. Los zapatos fueron unos BCBG Max Azria, plateados con un poquito de plataforma".

Con respecto al estilismo, Lacoste explica que evitó los peinados estructurados y el exceso de maquillaje. Reinaldo Sandoval y Marianne Vegas Brandt fueron sus asesores: "Usé el cabello suelto, de un lado. Quería que Marianne me maquillara porque ella conoce mi piel perfectamente, sabe cuál es mi estilo. Cuando le dije cómo era el vestido, ella supo qué hacer. Fue un maquillaje muy natural en el que se destacaron mucho los ojos. Con respecto a los accesorios, llevé mi anillo de compromiso y, como no usé moño, la diseñadora me prestó unos prendedores de cuarzo para sujetar el velo". Si bien la cantautora no recurrió a tratamientos estéticos profundos previos al enlace, sí apeló a un masaje y un tratamiento facial para preparar la piel.

Consejos de Andrea Lacoste para las novias:

• No perder el control de la situación.

• Invertir en piezas que podrían volver a usarse en ocasiones especiales.

• Tener referencias visuales. Pinterest puede ser un buen aliado en ese aspecto.

• Adaptar el vestido y estilismo al lugar donde se hará la boda.

En Instagram: @andrealacoste

Piel impecable

María Milagros Véliz, fundadora del Centro Médico Estético Perfect 10, considera que el momento indicado para efectuar tratamientos estéticos depende de lo que se desee corregir y del sentido de previsión de la novia. Si quiere controlar el peso o el acné permanente antes de la boda debería empezar a prepararse tres meses antes, para seguir una combinación de dieta, tratamientos y ejercicios.

"Las novias tienen muchas opciones, según lo que intenten mejorar en rostro y cuerpo: hidrataciones, exfoliaciones, láser, masajes reductores. No hay una receta universal porque todo depende de su tipo de piel y de sus características individuales, pero es ideal que planifiquen los tratamientos con tiempo. Lo más sencillo, que sería una limpieza facial, debería hacerse por lo menos 15 días antes, pues si el cutis se inflama o se brota, hay tiempo suficiente para que se estabilice. Si estamos hablando de un acné circunstancial, que sea producto del estrés, podríamos tratarlo 15 días antes aplicando láser, que además tensa la piel, la hace más brillante y ayuda a que el maquillaje se fije mejor", señala.

"Lo que les recomendamos siempre es que no vayan a broncearse en la playa, porque si empiezan a descamarse justo antes de la boda, la piel no se ve uniforme y la descamación complica el maquillaje. Es preferible que tres días antes de la ceremonia se hagan un bronceado a base de caña de azúcar, que activa la melanina con el sol e igual da color a la piel".

Centro Médico Estético Perfect 10. Teléfono: (0212) 263 8483. En Instagram: @perfect10ve

Hablan los expertos

Jesús Cedeño, maquillador profesional, ofrece consejos para las novias:

• Ojos impactantes: "El delineado tipo cat eye es tendencia, al igual que profundizar la mirada con colores impactantes".

• Sencillita no: "La moda de la cara lavada, los tonos pasteles y los labios nude ya pasó".

• Inversión necesaria: "La novia debería hacer una prueba de maquillaje dos meses antes. Eso le permite saber si de verdad quiere trabajar con ese maquillador o si busca otro. También, recordar que se trata de un momento especial, así que tiene que hacer la inversión correspondiente. Si es un aprendiz, seguramente saldrá muy económico, pero tal vez no tenga la experiencia que se requiere para una ceremonia de esa relevancia".

• Evitar las sorpresas: "Si se va a aplicar un tratamiento facial o corporal invasivo, debería ser por lo menos un mes antes de la boda para dar tiempo a que la piel se recupere. En cambio, una depilación debería hacerse tres días antes".

• Los imprescindibles: "Si nos basamos en la idea de que la novia se hizo un maquillaje profesional con productos de calidad, lo único que debería tener para retocarse es un polvo compacto y el labial del color que el maquillador le haya sugerido. Aplicar un spray de agua termal justo después de terminar el trabajo ayuda a fijar el maquillaje por más tiempo, pero eso debe hacerlo un profesional".

• Para el recuerdo: "Se tiene la creencia de que si te casas en la playa el maquillaje debe ser más sencillo. En realidad, debe ser igual sea al aire libre o en un espacio cerrado porque van a tomar fotografías y si es muy tenue no se va a notar. Lo que varía son los tonos".

Jesús Cedeño, maquillador profesional.

Teléfono: (0414) 180 8525. En Instagram: @jesusc80

El estilista José Cámara comparte tips para el arreglo del cabello:

• Sin rigidez: "La tendencia indica que los cabellos sean un poco más desequilibrados, sin tanta estructura como los moños muy prensados. Tampoco se llevan las coronas, sino más bien apliques".

• Preparación: "En mi caso, no hago pruebas de peinado porque es la misma inversión que tendrá que hacer el día de la boda. Prefiero conversar con ella sobre lo que le queda bien. Lo que sí hacemos es preparar el cabello con anticipación, bien sea con tratamientos, cortes o coloración".

• Adaptarse: "Hay que tener claro que el estilismo debe estar de acuerdo con el lugar en el que te vas a casar. No recomendaría flores naturales en el cabello si es una boda en la noche, por ejemplo. También evitaría el uso de coronas si el enlace es de día ni sugeriría el uso de piedras preciosas si es en la playa".

• Momento único: "Aunque hay novias que quieren el cabello suelto, no lo recomendaría; siempre es bueno llevarlo un poco recogido. Tienen que recordar que se trata de un momento único para destacar".

José Cámara, estilista. Teléfono (0212) 267 0648.

En Instagram @Josecamarastudio