• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Ellos Cantan Solos

Rodrigo Goncalves, ex vocalista de Viniloversus, en su faceta como solista | Foto: Mauricio Villahermosa

Rodrigo Goncalves, ex vocalista de Viniloversus, en su faceta como solista | Foto: Mauricio Villahermosa

Disfrutaron el éxito y sufrieron los bemoles que implica estar en una banda, pero ahora viven una nueva etapa como solistas. Marianne Malí, Luis Irán y Rodrigo Gonsalves cuentan los detalles de sus nuevos comienzos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Salto al vacío

Luis Irán

(Irán)

Luis Irán ha sido uno de los rostros —y voces— más visibles del resurgimiento de la escena musical nacional. Con Los Paranoias (integrada también por Carlos Da Palma y Yunior Lobo) editó cinco discos y recorrió el país desde 2005 mostrando un sonido propio con reminiscencias del rock androll  británico. Sin embargo, con la partida de su hermano Carlos, la banda ha entrado en un receso temporal que le ha permitido al vocalista dar rienda suelta a su proyecto solista, llamado Irán: “Siendo el compositor principal de la banda hay ideas que no necesariamente pegan con el concepto que manejamos. Cuando mi hermano se fue a Londres quise hacer algo propio”.

Lograr que su disco solista tuviese una diferencia sonora con Los Paranoias fue uno de los aspectos con los que tuvo que lidiar, pero finalmente lo resolvió aceptando lo inevitable: “Al principio tenía algún tipo de conflicto con la idea, pero soy el que canta y el que compone, evidentemente se iba a parecer. El reto es que ya no tengo a nadie a quien echarle la culpa, ahora soy solo yo con toda la logística”.

“Maiquetía” es el nombre de su primer sencillo y, tal como lo sugiere, tiene que ver con la nostalgia vivida por quienes ven partir a sus seres queridos: “Soy un nostálgico por naturaleza y cuando compongo pueden salir cosas como Maiquetía, pero el disco no es sobre la emigración. También hay canciones que he rescatado y que no son tan nuevas”.

Sobre la decisión de hacer música en un momento tan poco favorecedor, Irán tiene una posición clara: “Si uno se pone a pensar las cosas nunca haría nada. Soy un hijo de la crisis, siempre hemos estado en una crisis. Antes no lo entendía, pero ahora no puedo pasar mucho tiempo sin tocar. Me estoy lanzando al vacío porque no puedo dejar de hacer música”.

 

Más información sobre este proyecto en www.luisiran.com

 

Del rock al jazz

Mariana Rengifo

(Marianne Malí)

Una enfermedad en su niñez la obligó a pasar la mayor parte del tiempo en casa. Le compraron un cuatro y allí empezó todo. Mariana Rengifo aprendió teclado, guitarra, mandolina y posteriormente pudo demostrar sus habilidades artísticas al frente de Mochuelo, la agrupación ganadora del Festival Nuevas Bandas en 2005. Sin embargo, hace tiempo comenzó a surgir la idea de encarar un reto distinto, aunque probablemente ella misma desconocía el resultado final: “Hace dos años empecé a sacar una canción, luego otra y en 2013 de repente me dio por llamar a un montón de amigos músicos y grabamos todo el día. Eso quedó tan puro que un año después me pidieron que lo sacara”.

El EP, que salió al mercado en octubre de 2014, tiene por nombre Blues LiveSexyOn Vol.1 y son 5 canciones que, en clave de blues y jazz, revelan desenfado y humor. Su experiencia con Mochuelo le ha valido para crear una red de apoyo de la que ahora puede nutrirse: “Para cualquier persona empezar en la música es duro porque este mundo está lleno de mucho esfuerzo no remunerado, así que toda esa experiencia, los contactos, la manera como se mueve la música en Venezuela indudablemente me ayuda mucho”.

Para quienes recuerdan a Rengifo como la líder de Mochuelo quizá puede parecer un cambio sorpresivo musical y estéticamente hablando. De eso mismo va esta nueva etapa en la que hasta el nombre artístico es inédito: “La idea con Marianne Malí era crear un personaje totalmente alejado de Mochuelo. Hablo distinto, camino distinto. No es un álter ego, es un personaje que disfruto hacer y con el que tuve que cambiar hasta la forma de cantar”.

Los retos para los músicos del país son muchos y Rengifo no escapa de ellos, más bien los afronta: “Para un solista es más difícil, para que la música llegue hay que invertir tiempo, dinero y esfuerzo. Hay que agradecer que aún existan lucecitas en el camino, hay gente que no se ha ido y que está trabajando por Venezuela. Las condiciones actuales son caóticas; sin embargo, nos estamos inventando nuevos espacios para mostrar la música”.

 

Más del trabajo de Marianne Malí en www.mariannemali.com.ve

 

Sin zona de confort

Rodrigo Gonsalves

(Rodrigo Solo)

En su familia no había músicos, pero sí una guitarra de su hermano que lo acercó a lamúsica. Posteriormente descubrió una pasión por la composición que desembocaría en la formación de su propia banda, Viniloversus, en la que se acompañó de Adrián Salas, Juan Belisario y Orlando Martínez. Ahora, después de tres discos y  dos nominaciones al Grammy Latino (de los cuales ganaron uno en 2012), Rodrigo Gonsalves se plantea un nuevo camino artístico cuyo nombre revela la naturaleza de su proyecto: Rodrigo Solo.

Según el cantautor, no se trata de un distanciamiento definitivo de la agrupación, más bien sus compañeros le ayudaron a desarrollar lo que hoy es su primer material como solista: “Vinilo entró en una etapa de ensayos, pero los dos temas que hicimos no tenían coherencia con la propuesta de la banda. No obstante, eran canciones que me gustaban mucho, comencé a trabajar en otros temas aparte de la banda para refrescarme y en esa búsqueda empecé a armar el disco. Lo que me alegra es que no se trata de un proyecto lejos de la banda, sino que ellos me ayudaron”.

Rodrigo Solo es un concepto que abarca la música y las artes plásticas en una propuesta de pop alternativo, diametralmente opuesta a Viniloversus. De ese disco, que aún no ha salido al mercado, puede escucharse “Alma perpetua”, un tema escrito por CayayoTroconis, uno de los músicos de mayor influencia en el país y que ha marcado a varias generaciones de artistas gracias a los aportes dejados en las agrupaciones en las que participó, como Sentimiento Muerto, Dermis Tatú y PAN.

Actualmente, Rodrigo Solo está aliado con la ONG Un Mundo sin Mordaza, con la cual está desarrollando una serie de actividades en pro de la defensa de los derechos humanos. Para Gonsalves, este proyecto es una manera de conectar con un mayor número de personas: “Rodrigo Solo es otra cara de Rodrigo Gonsalves, una faceta más íntima de un proyecto cuyo fin es ofrecer otro canal de conexión a quienes no conecten con Viniloversus. Es una forma de conectar con la gente con un mensaje trascendente”.

 

Para conocer más acerca de esta iniciativa, visitar www.rodrigosolo.com