• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Buen beber: Orange Rhum

ORANGE  RHUM

ORANGE RHUM

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 A falta de vino, bueno es el ron, y si es de Santa Teresa, mejor. Ocurre que estamos ante una creación que tiene una historia que pocos conocen. El Orange Rhum es un producto creado en Venezuela que tuvo una extraordinaria acogida mundial y que, repentinamente, desapareció del mercado. ¿Razones? No había botellas de diseño propio para envasarlo y hubo que esperar años hasta lograr su reemplazo, pagadero en bolívares y no con dólares de importación. El creador del producto fue el enólogo belga Jean Paul Levert, quien por años se ocupó de los alcoholes de la Hacienda Santa Teresa, en El Consejo. Lo hizo siguiendo los lineamientos del Mandarín Napoleón, famoso licor belga a base de coñac y mandarina macerada. Levert, en nuestro caso, trabajó con rones añejos en los que maceró naranja venezolana hasta dar con un licor de personalidad, sedoso y afrutado, que combina el dulzor de la caña y el carácter cítrico amargo de la naranja, de grata recordación. Excelente. Fue presentado en febrero de 1997 y lo que pocos saben es que Jean Paul, su creador, en agosto de ese mismo año, salió de su trabajo y se fue a una tasca cercana, como era su costumbre, se produjo una riña entre extraños, él se acercó para tratar de mediar en la pelea y recibió un tiro que le causó la muerte, sin que pudiera saborear el éxito mundial de su hijo, el Orange Rhum. Brindemos por él. ¡Gracias, Jean Paul!