• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Buen beber: Amarone Della Valpolicella

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Precio: Alto

Distribuye: Alnova

Telf. (0212) 365.10.42

La venta en Venezuela de los vinos europeos ha ido disminuyendo, en especial el italiano. Bueno, todos, en realidad, pero este en particular registra un descenso grave ante la tarea cada vez más difícil de importar. Sacando la cuenta, veo sólo 59 etiquetas de Italia, lo que es prácticamente nada tratándose de un país productor que está entre los principales del mundo. De ellos, 47 son tintos, 12 son blancos. De Toscana hay 22, de Piamonte 8 y del Véneto 5. Conspira contra ellos el factor precio, como todo, lo que hace que ya ni los restaurantes italianos los ofrezcan. Entre las tipicidades que registra Italia hay uno muy particular conocido como amarone. Se hace con uvas propias corvina y rondinella, no frescas, sino que se ponen a secar al sol cerca de cuatro meses y luego vinifican, lo que da vinos de gran concentración, de colores oscuros intensos, aromas penetrantes de maduración, madera húmeda, confituras e, incluso, asfálticos. En el caso del amarone su nombre viene de amargo, recordando que no es dulce. Es un vino denso e intenso que no se bebe con cualquier cosa. Acompaña comidas complejas y concentradas o se toma al final, sorbo a sorbo, cuando la conversación se impone luego de una buena cena. Todavía quedan algunas botellas del Amarone de la Valpolicella de Cadis, una bodega antigua que cubre toda la gama de lo que se da en el Véneto. Es un vino de colección, costoso, que es necesario conocer.