• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Belleza: Ingredientes estrella

El tratamiento con ácido glicólico en las cantidades indicadas por el especialista hace que la piel luzca más luminosa | Foto: Archivo

El tratamiento con ácido glicólico en las cantidades indicadas por el especialista hace que la piel luzca más luminosa | Foto: Archivo

Más allá de las técnicas de mercadeo usadas por las casas cosméticas, la etiqueta de los productos de belleza revela sus principios activos y conocerlos puede ayudar a tomar mejores decisiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ácido hialurónico

Tiene distintas aplicaciones médicas pero es utilizado en la cosmética para mantener la humedad de la piel y también como material de relleno para atenuar la apariencia de las arrugas. Ya sea en cremas como infiltrado, es uno de los más empleados, pues se considera seguro al ser compatible —también se encuentra en nuestro organismo— y es reasorbible. Muchos tratamientos eficaces contra los signos del envejecimiento lo contiene

Ácido glicólico

Se extrae del azúcar y su función cosmética es la de exfoliar, que no es más que acelerar el proceso natural de renovación de la piel, el cual, a medida que pasa el tiempo, se va haciendo más lento. El tratamiento con ácido glicólico en las cantidades indicadas por el especialista hace que la piel luzca más luminosa.

Ácido salicílico

Quienes sufren de acné ya conocen este ingrediente, puesto que es el más usado para tratarlo. En combinación con otros y una buena rutina de cuidado, es exfoliante y purificante, lo que contribuye a mejorar el aspecto de la piel y a limitar la aparición de brotes.

Betacaroteno

Por sus propiedades antioxidantes se usa en muchos productos cosméticos, desde protectores solares (porque además se utiliza en cosmética como agente colorante) hasta lociones y cremas hidratantes corporales, así como en tratamientos antienvejecimiento y de corrección para el rostro.

Vitamina C

Hay al menos tres formas de esta vitamina (ácido ascórbico) que se emplean en productos cosméticos: L-ácido ascórbico, el ascorbil-6-palmitato y el fosfato magnésico-ascórbico. Aparte de ser un poderoso antioxidante, uno de sus principales atributos para ser incluido en tratamientos antienvejecimiento es que al aplicarse de manera tópica contribuye a la mayor formación de colágeno por parte de los fibroblastos. También se considera que tiene acción despigmentante y regeneradora cutánea. Al aplicarse tratamientos con vitamina C, los dermatólogos recomiendan no exponerse directamente al sol.

Retinoides

Son moléculas derivadas de la vitamina A y se considera que tienen una importante acción en el tratamiento de las pieles que presentan fotoenvejecimiento. Las más empleadas, debido a su seguridad y resultados, son la tretinoína (ácido retinoico) y el tazaroteno. Es importante aclarar que suelen usarse en pequeñas concentraciones y siempre bajo supervisión dermatológica. A su vez, las mujeres embarazadas no deben estar en contacto con estos componentes.

Ginkgo biloba

De sus hojas se extraen polifenoles terpenos y flavonoides. Su principio activo, epigalocatequina 3 galato, ha demostrado buena absorción en un vehículo de uso cosmético. Favorece la síntesis de colágeno, inhibe las enzimas proinflamatorias y produce vasodilatación.

Coenzima Q10

Es muy popular por su acción reafirmante y protectora. Su empleo se ha extendido en todo tipo de productos para el cuidado personal de todas las clases de piel y edades.

Vitamina E

Actúa como antioxidante liposoluble y tiene una acción protectora para la vitamina A, los carotenos y los ácidos grasos polinsaturados. Incluye al tocoferol y al tocotrienol.

Polifenoles

Se trata de extractos de plantas que ejercen su acción antienvejecimiento a través de la neutralización de radicales libres, inhibición de la cicloxigenasa y lipoxigenasa. Entre los más utilizados en la cosmética actual están el café, el ginkgo biloba, la uva, la menta, el romero o la lavanda. Estas tres últimas son ricas en ácido ursólico, que aumenta la producción de colágeno y refuerza la función como barrera de la piel, lo que incrementa las ceramidas.

Retinol

Es uno de los ingredientes que más aparece en los tratamientos de las pieles maduras y que se encuentran en el mercado para el uso en casa. Los expertos han comprobado que actúa sobre el colágeno y la elastina de la piel y que luego de su empleo se observan cambios favorables en las pieles envejecidas.

Semilla de la uva

Dentro de su composición cabe destacar al resveratrol, derivado polifenólico que se encuentra en altas concentraciones en muchas cepas de vino tinto con comprobados efectos antioxidantes.