• Caracas (Venezuela)

Todo en Domingo

Al instante

Belleza: Infusiones para la piel

El té verde es una de las infusiones más populares / Foto: Todo en domingo

El té verde es una de las infusiones más populares / Foto: Todo en domingo

Tomar bebidas hechas a base de ciertas hierbas aromáticas, frutos o raíces siempre ha estado entre las recomendaciones básicas de salud y belleza, pues además de ser una forma de hidratarse, muchas tienen otras propiedades que vale la pena aprovechar para sentirse y verse bien

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manzanilla

Tiene efectos desinflamatorios que se pueden apreciar tanto si se ingiere como si se aplica sobre la piel (la infusión fresca sirve como tónico si la piel está irritada y ayuda a mejorar la apariencia de las bolsas bajo los ojos). Además, hay quienes opinan que su alto contenido en quercitina, un importante antioxidante, ayuda a proteger a la piel del envejecimiento prematuro.

Raíz de Diente de León

Esta planta es muy común igual que su uso con fines medicinales. Se considera que la infusión de su raíz es desintoxicante y que tiene propiedades diuréticas, lo que beneficia a todo el organismo, por dentro y por fuera.

Jengibre

Además de que por su refrescante sabor y olor es empleada en propuestas gastronómicas, tiene fama de ser un energizante que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico y favorece la digestión. Esto, aunado con sus propiedades antinflamatorias, permite, según los entendidos, tener una piel más luminosa.

Rooibos

La infusión hecha con las hojas de este arbusto africano, que no debe confundirse con el té rojo chino (pu-erh) al que se le atribuyen propiedades medicinales, se considera muy rica en antioxidantes y flavonoides, muy beneficiosos para combatir y evitar los signos del envejecimiento.

Té verde

Es uno de los más populares en la actualidad aunque lleva siglos siendo servida y compartida por distintas culturas. Cada vez más investigaciones arrojan resultados sobre sus propiedades antioxidantes y reparadoras de las células, entre otras razones por contener importantes concentraciones de vitamina E y C.

Paso a paso

• Caliente agua hasta que llegue a punto de ebullición.

• Viértala en una taza o tetera y agregue una cucharadita (la bolsita o lo que indique el envase) de la hierba aromática por cada taza.

• Tape y deje reposar de 4 a 8 minutos (puede variar de acuerdo con el tipo de infusión).

• Filtre o retire la bolsita.

• Evite agregar azúcar, disfrute los sabores de la infusión. Si no puede, use miel, azúcar moreno o papelón.

• Aproveche el momento de tomar la infusión para brindarse unos minutos de calma: hágalo en un lugar tranquilo, silencioso y prestando atención con todos los sentidos.