• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Un viaje al interior de Google

Google / AFP

Google / AFP

Por primera vez en 14 años, el gigante revela los detalles de sus centros de datos que están distribuidos en todo el mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El término Big data es usado frecuentemente para referirse a las enormes bases de datos multimedios que presentan crecimientos exponenciales y que requieren métodos especiales para su manejo y análisis.

Google está entre las primeras compañías asociadas a esas enormes colecciones de datos, por la popularidad de su buscador y por servicios como You Tube, Picasa o Google Maps, entre muchos otros.

Cuando Google fue creado en 1998, Larry Page y Sergey Brin, sus fundadores, no habían captado capital de riesgo suficiente para tener una infraestructura propia de servidores, y optaron por rentar espacio en un centro de datos en Santa Clara, California.

Tal vez la mejor decisión que tomaron ante el crecimiento acelerado de su buscador fue la contratación en febrero de 1999 de Urs Hölze, profesor de Sistemas de la Universidad de California, para que se encargara del diseño de su primer centro de datos. Un año después funcionaba en California con 5.000 PC modificados y optimizados por él mismo para obtener más rendimiento y eficiencia en las labores de cómputo y en el manejo de la energía eléctrica.

La compañía comenzó a extender su infraestructura a escala global y hoy cuenta con una docena de centros de datos en Oregon, Iowa, Carolina del Norte y en países como Bélgica y Finlandia. Inaugurará otros dos en Hong Kong y Singapur.

Un velo de secreto ha protegido las instalaciones de datos de Google desde su inicio, pero la semana pasada en una entrevista de Wired a Hölze, y junto con la publicación de una impresionante galería de fotografías de diversos centros de datos de Google, la compañía presentó los detalles de la evolución de su infraestructura mundial. (j.mp/ggldatac)

Diseño propio

Cuando Google evaluó en 1999 los costos de su expansión de la próxima década decidió construir sus propios servidores y cambiar radicalmente el diseño de sus centros de datos.

Para contrarrestar el calor generado por miles de servidores, los centros de datos invierten una considerable parte de su presupuesto en aire acondicionado. La decisión más audaz tomada por la compañía fue eliminar los costosos y voluminosos equipos de aire acondicionado por un ingenioso sistema de enfriamiento por agua.

Los centros de datos cuentan con “pasillos fríos”, con los que se accede a la parte frontal de dos filas de gabinetes de servidores, y los denominados “pasillos calientes”, donde están enfrentadas las partes traseras de los gabinetes y convergen las corrientes de aire caliente de los sistemas de ventilación.

El pasillo caliente es enfriado por tuberías de agua fría que absorbe el calor y es bombeada, una vez calentada, a un tanque exterior donde se enfría al pasar por radiadores gigantes antes de ser enviada nuevamente a repetir el proceso.

Los centros de datos de todo el mundo son evaluados en su eficiencia en el uso de la energía con un parámetro denominado PUE (Power Effectiveness Usage) y su valor ideal es 1, lo que indica que toda la energía suministrada a los sistemas es usada.

Los expertos en centros de datos consideran que un PUE de 2 –la mitad de la energía entregada se pierde- es razonable para una instalación. Pero Google ha obtenido valores sin precedentes de eficiencia, un promedio de 1,2 u 8% de pérdida.

Google reconoce haber usado más de 1 millón de servidores, pero no aclara el número exacto que hay en sus instalaciones.

Una vida en bits

Una inmensa crónica de la experiencia humana circula continuamente por los centros de datos conectados entre sí a través de miles de kilómetros de fibra óptica, para formar la nube de datos más voluminosa de la web.

La infraestructura permite a Google indexar 20 millardos de páginas web al día y responder 3 millardos de búsquedas diarias.

Constantemente se conducen millones de subastas de avisos publicitarios que pugnan por una mejor posición en las páginas servidas por Google, con el objetivo de lograr un clic de los internautas.

Cerca de 450 millones de usuarios de Gmail utilizan sus cuentas como repositorio de datos personales y consultan frecuentemente el correo en busca de anexos recibidos o enviados.

El servicio más demandante de Google es sin duda You Tube, pues cada minuto se suben 60 horas de vídeo, lo que equivale a transferir una hora de vídeo a este servicio cada segundo.

En materia de rendimiento, no sólo Google ha logrado bajar el tiempo de respuesta a una búsqueda al terreno de las décimas de segundo, sino que también ha perfeccionado el despliegue de resultados de búsqueda sugeridos incluso antes de que el usuario termine de teclear las palabras claves.