• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Los televisores del mañana, cada vez más parecidos a computadoras

El equipo también posee tecnología 3D y es Smart TV, es decir, cuenta con conexión a Internet

El equipo también posee tecnología 3D y es Smart TV, es decir, cuenta con conexión a Internet

Pantallas de ultra alta definición, más delgadas y siempre conectadas a Internet, es lo que mostraron LG, Panasonic, Samsung, Sharp y Sony en Las Vegas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hoy finalmente abrirá las puertas la feria tecnológica CES (show de electrónica de consumo, según sus siglas en inglés), el encuentro internacional en el que un enorme número de compañías muestra los productos y devela las tendencias para este año y los próximos.

Anteayer los anuncios más fuertes llegaron del lado de Nvidia, que dijo que fabricará su propia consola portátil de videojuegos, con Android, pantalla táctil de 5 pulgadas y un procesador de su autoría; y de Lenovo: el fabricante chino que se disputa con HP el liderazgo mundial de PC renovó toda su línea de portátiles convertibles (es decir, que se transforman en tabletas) sumando una todo en uno que se hace tableta de 27 pulgadas, entre otros equipos.

Ayer le tocó el turno a las firmas tradicionales de electrónica de consumo, que develaron sus armas en la batalla por modernizar la televisión y mantenerla relevante frente al cambio de hábito de los usuarios. No hubo grandes sorpresas: más bien, la profundización de un camino que tomaron en los últimos años, basados en la transformación de los televisores de pantallas bobas a dispositivos con cada vez más capacidad de cómputo, herramientas que van más allá del video, mientras se hacen más delgados y se impone definitivamente -para la más alta gama, todavía- la Ultra Alta Definición, también conocida como 4K (que comentamos en esta nota), que permite tener una imagen con una resolución cuatro veces mayor a la del Full HD. Básicamente cada cuadro (de los 24 por segundo que compone un video) es una fotografía de 8 megapixeles.

¿Parece mucho? Bueno, basta ponerlo en perspectiva: este año serán varios los fabricantes de teléfonos que presenten modelos con pantallas de 5 pulgadas y resolución Full HD, como Sony ayer con su Xperia Z, o HTC el año pasado. Sony tiene un televisor 4K en Buenos Aires, en su local de Cabildo y Juramento; vale la pena pasar por allí para ver lo que esta tecnología significa para los televisores de gran tamaño.
LG

LG presentó un televisor OLED (una tecnología de pantalla muy común en los celulares, pero que hasta ahora era muy cara para pantallas de más de 11 pulgadas) de 55 pulgadas y 4 milímetros de grosor. Saldrá a la venta en marzo en Estados Unidos con un precio de 12.000 dólares.

También anunció dos modelos con resolución 4K y 55 y 65 pulgadas de tamaño, además de dos televisores con Google TV, el sistema de Google que permite transformar una pantalla en un dispositivo con Android (y acceder a su biblioteca de aplicaciones), navegación Web sofisticada y más, y que todavía no ha tenido el éxito esperado.

Y mostró monitores con formato 21:9 que son sensibles al tacto (para usar con Windows 8) que ya había mostrado en la feria IFA; y un proyector láser Full HD capaz de mostrar imágenes en una pantalla de 100 pulgadas.

Panasonic

Panasonic, por su parte, mostró que la tecnología de plasma para pantallas no está muerta (aunque no goza de mucha popularidad) con 16 modelos de alta resolución de 42 a 65 pulgadas, sensibles al tacto (es posible dibujar sobre la pantalla) y mayores funciones de Smart TV, con más fuentes de streaming, la posibilidad de manejar el televisor con comandos de voz y configurar el equipo de tal manera que cada integrante de la familia tenga una "página" personal, con sus canales y aplicaciones preferidas.

Samsung

Samsung, mientras, mostró televisores que reconocen comandos de voz (y hacen sugerencias de contenidos) y reiteró una idea que planteó el año pasado: un televisor con una computadora interna (la que hace el procesamiento de imágenes, permite correr aplicaciones, etcétera) que se puede quitar y actualizar. El año pasado tenía un procesador de doble núcleo: ahora el Evolution Kit es de cuatro núcleos a 1,3 GHz para el modelo F8000 (LED, de 46 a 75 pulgadas de tamaño, marco de menos de 6 milímetros de ancho).

La compañía también anunció un televisor Ultra HD de 85 pulgadas con parlantes integrados de 120 watts y un diseño muy particular: la pantalla está colgada de una suerte de estructura metálica que permite inclinar la pantalla

Sharp

Sharp actualizó su línea de pantallas, con un modelo Ultra HD de 60 pulgadas, y otros con las clásicas funciones de Smart TV (Wi-Fi, aplicaciones como Skype o servicios de streaming) a los que se suma un navegador Web sofisticado, con soporte para Flash y HTML5. Además permiten dividir la pantalla y usar alguna de sus aplicaciones mientras se está mirando un canal de televisión tradicional.

Sony

En el caso de Sony, hubo televisores con resolución 4K de 55 y 65 pulgadas (el X9000A), un motor que analiza la imagen para mejorar los colores y convertir video Full HD en 4K, soporte para conexiones vía NFC. La compañía mostró un prototipo de OLED de 56 pulgadas y resolución 4K (dicen que sólo para aguarle un poco la fiesta a sus competidores) y el primer sistema de distribución de contenidos en este estándar de imagen.

Es que así como la adopción de Full HD sigue un camino lento mientras todas las partes de la cadena de producción de contenidos se van actualizando, para 4K hay que volver a recrear toda esta reconversión, con el agravante de que al tiempo que cuadruplica la cantidad de información necesaria para almacenar esos videos lo hace en un momento en el que los usuarios quieren prescindir del soporte físico y apelar a la descarga de Internet.

No hubo, entonces, sorpresas hasta ahora en lo que refiere a televisores, aunque el mensaje está claro: la Ultra Alta Definición está cada día más cerca.