• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

La tecnología hará su entrada al fútbol en el Mundial de Clubes

El polémico no-gol de Frank Lampard en el mundial del 2010 despertó la necesidad de usar la tecnología en el fútbol

El polémico no-gol de Frank Lampard en el mundial del 2010 despertó la necesidad de usar la tecnología en el fútbol

El torneo que jugará el Corinthians de Paolo Guerrero, será el primero en el que se probará el “ojo de halcón”. El chip en el balón también será usado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


El mundo estará pendiente del Mundial de Clubes 2012 no solo porque se enfrentarán los mejores equipos del planeta, sino porque será el primero donde se probará la conocida tecnología del ojo de halcón, ya usada en el tenis, para determinar si una anotación dudosa debe ser o no dada por válida.

La Tecnología de Línea de Gol (GLT) se usará en dos estadios.

En el Toyota, donde debutará el Corinthians de Paolo Guerrero, la empresa Hawk-Eye Innovations implementará el “ojo de halcón”, ya utilizado en el tenis, que consiste en un sistema informático que genera una imagen de la trayectoria de la pelota, a través de cámaras de alta velocidad, y que envía una señal al árbitro tan pronto detecta la entrada del balón en el arco.

En Yokohama, donde jugará el Chelsea y además alojará la semifinal y la final, la empresa Fraunhofer IIS aplicará el GoalRef, en el que un microchip se coloca en el balón y un campo electromagnético se crea en el arco a través de 10 sensores. Cualquier cambio en ese campo detrás de la línea de gol emite la señal.

EL ÁRBITRO DECIDIRÁ

No obstante, pese a que el sistema está destinado a ayudar a los colegiados, el árbitro de cada partido será el que tenga la decisión final de otorgar o no validez a un gol. “El árbitro será el único recibiendo la información y decidirá si es gol o si no”, señaló recientemente Jerome Valcke, secretario general de la FIFA.

Para que la tecnología pueda ser aplicada, los colegiados que dirijan los encuentros estarán obligados a verificar su buen funcionamiento mediante un examen específico realizado en ambas porterías, a fin de asegurarse de que el sistema está perfectamente operativo antes de que eche a rodar el balón.

La FIFA analizará los resultados de los dos sistemas utilizados en Japón y en el primer trimestre de 2013 decidirá cuál de ellos se usará en junio en la Copa de las Confederaciones de Brasil-2013, que podría ser el mismo que esté presente en el Mundial de 2014.