• Caracas (Venezuela)

Redes Sociales

Al instante

¿Cuál es la edad correcta para que los niños usen WhatsApp?

WhatsApp

WhatsApp

Expertos recomiendan la edad de 7 u 8 años. "Siempre y cuando estén bajo la supervisión de sus padres",el  presidente del Centro de Seguridad en Internet para menores en España

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada vez más las personas, y en específico las nuevas generaciones, están conectadas al mundo digital, navegando por Internet, chateando, consultado las redes sociales y adquiriendo teléfonos móviles que les permitan realizar todas estas actividades.

Los padres, en especial, se preguntan a qué edad sus hijos deben empezar a interactuar con estas nuevas tecnologías, entre las que se encuentra WhatsApp, el servicio de mensajería más popular del momento.

Expertos en la materia aseguran que no existe una edad específica, sin embargo, el rango ’normal’ oscila entre los 7 u 8 años de edad. “Esto no supone un problema siempre y cuando estén acompañados y bajo la supervisión de sus padres”, enfatizó Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles, el Centro de Seguridad en Internet para menores en España.

Cánovas afirma que el verdadero problema reside entre los 13 o 14 años, cuando los hijos envían y reciben mensajes de texto sin la supervisión de sus padres. Además, es difícil que los jóvenes dejen de utilizar este tipo de aplicaciones que les permiten comunicarse de forma rápida y eficiente sin ningún costo adicional.

“Hay que hacerles entender que cuando envíen un mensaje deben hacerlo pensando que el texto o foto que mandan los ve todo el mundo, como si fuera un acto público”, aseguró Cánovas. Por eso, los padres juegan un papel fundamental en el buen uso que sus hijos le den a este sistema de mensajería, pues si bien éstos manejan la tecnología a la perfección, siguen siendo niños y pueden no detectar los peligros inmersos en ella.

Los niños están más expuestos a compartir información personal por este medio, lo que puede ponerlos a ellos y a sus familias en riesgo. Además, la velocidad con la que se comparten los datos hace que no piensen bien sus acciones antes de realizarlas, por ejemplo, enviar imágenes comprometedoras o algo de lo que después se puedan arrepentir.

“Que antes de enviar una foto determinada se pregunten qué sucedería si pierden el control de esa imagen o archivo que están enviando”, dijo Pere Cervantes, coautor del libro Tranki pap@s, en el cual enseña y alerta a los padres de familia sobre los posibles riesgos que sus hijos corren en Internet.

El uso de mensajería instantánea se ha convertido en un medio muy utilizado por los usuarios y con mayor razón los padres deben cerciorarse que sus hijos aprendan cómo utilizarlo adecuadamente.