• Caracas (Venezuela)

Redes Sociales

Al instante

Amenazas de muerte en Facebook no justifican condena

En este expediente abordado el 1 de diciembre de 2014, el más alto tribunal de justicia del país se pronuncia sobre el caso de un marido afligido por su separación que profirió amenazas de muerte contra su mujer en Facebook/Foto:  Facebook

En este expediente abordado el 1 de diciembre de 2014, el más alto tribunal de justicia del país se pronuncia sobre el caso de un marido afligido por su separación que profirió amenazas de muerte contra su mujer en Facebook/Foto: Facebook

La Corte Suprema de Estados Unidos debía decidir si esas amenazas escritas en la red social tenían la intención de hacer daño o si estaban protegidas por la constitución como ejercicio de la libertad de expresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al evitar pronunciarse sobre la libertad de expresión, la Corte Suprema de Estados Unidos estimó el lunes que las amenazas de muerte proferidas en Facebook no justificaban una condena si no tenían la intención de hacer un daño explícito.

En este expediente abordado el 1 de diciembre de 2014, el más alto tribunal de justicia del país se pronuncia sobre el caso de un marido afligido por su separación que profirió amenazas de muerte contra su mujer en Facebook.

“Hay una manera de amarte pero miles de matarte. No descansaré hasta que tu cuerpo no esté despedazado, bañado en sangre, agonizando por sus heridas. ¡Date prisa, revienta, puta!”, escribió Anthony Elonis en la red social.

La Corte Suprema debía decidir si esas amenazas de muerte en Facebook tenían la intención de hacer daño o si estaban protegidas por la Constitución como ejercicio de la libertad de expresión.

En un fallo aprobado por ocho jueces y rechazado por uno, la Corte consideró “inútil examinar las cuestiones (vinculadas) a la Primera Enmienda” sobre la libertad de expresión. Por el contrario, estimó que “la mera negligencia no basta para justificar  una condena cuando se trata de la comunicación de una amenaza”.

Detenido e inculpado, Anthony Elonis arguyó que sus mensajes sólo tenían un carácter “terapéutico”, que no tuvo la menor “intención” de matar y que no constituían “una verdadera amenaza”.

No obstante, fue condenado a tres año y medio de cárcel y tres años de libertad vigilada. Afirmó además que su condena obligaría a procesar a toda una serie de autores populares, cantantes de rap y otros diseñadores de dibujos animados.

Estimando que habría que “establecer una intencion especifífica” de hacer daño, la Corte Suprema le dio la razón y anuló su condena.