• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

¿"iWatch", "phablet" o nuevo iPhone? Apple mantiene el suspenso

El gigante tecnológico Apple | AFP

El gigante tecnológico Apple | AFP

Muchos se preguntan si la empresa develará un nuevo producto que revolucione otra vez el mundo tecnológico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Apple develará un nuevo producto que revolucione otra vez el mundo tecnológico? Habrá que esperar al martes para saber si la firma estadounidense por fin lanzará un esperado reloj inteligente, una tableta telefónica o "phablet" o, solamente, un nuevo iPhone.

Pero la fiesta está ensombrecida por el reciente robo de fotos de estrellas desnudas de los servidores de iCloud, el sistema de almacenamiento en la nube de Apple.

Con su habitual secretismo, el grupo informático organizó el martes a las 17H00 GMT un acto en Cupertino (California, oeste), donde tiene su sede. Normalmente en estas fechas la firma de la manzana devela su nuevo modelo de iPhone.

Pero la presentación tendrá lugar en el mismo centro artístico en Silicon Valley donde el fallecido cofundador de Apple, Steve Jobs, presentó por primera vez la computadora Macintosh en 1984.

El simbolismo del lugar alimenta toda clase de especulaciones sobre cuál será el nuevo producto, al que los especialistas ya le han inventado nombre: "iWatch" (iReloj).

"Será probablemente un reloj o algo que llevar en la muñeca", porque "allí es donde la gente está más dispuesta a portar nuevos tipos de productos electrónicos", predijo Frank Gillett, analista de la firma de investigación Forrester.

Competidores como Samsung, Asus y LG Electrinics ya han anunciado los últimos días sus propios relojes o brazaletes interactivos.

Que se le hayan adelantado no es necesariamente una desventaja para Apple, señala Gillett. En el pasado la firma ha mejorado una unidad existente en el mercado para crear un nuevo producto que luego otros imitaron: ya había smartphones antes de los iPhone y tabletas antes del iPad.

Esta vez, "en lugar de un reloj interactivo clásico", como los que están ahora en el mercado, Apple bien podría proponer "un accesorio vinculado a la salud", estimó Tim Bajarin, presidente de la firma asesora Creative Strategies.

"Creo que será un nuevo producto histórico", afirmó.

Seguridad en línea

Pero la comunicación de Apple, que siempre está cuidadosamente orquestada, tuvo recientemente un pequeño rasguño: a principios de esta semana circularon en internet fotos robadas a estrellas desnudas --entre ellas Jennifer Lawrence y Kate Upton-- que estaban almacenadas en iCloud.

"Apple quiere que todos los medios y los consumidores se concentren en lo que será anunciado y que nadie haga preguntas sobre seguridad en línea", dijo Jack Gold, un analista especializado en tecnología.

El grupo ha asegurado que el robo fue un caso normal y corriente de robo de contraseñas y que la seguridad de su servicio no había sido violada.

La mayoría de los analistas estiman que el efecto negativo de este caso de piratería no traerá grandes olas y que los leales amantes de la marca no dejarán de acampar durante horas delante de los negocios cuando los nuevos productos salgan al mercado.

Y esta vez sus esperanzas seguramente serán servidas, porque los innumerables rumores sobre el misterioso lanzamiento de Apple no se limitan a un posible reloj inteligente.

Expertos estiman que también habrá nuevas versiones del iPhone, que a siete años de su nacimiento sigue siendo la primera fuente de ingresos de Apple.

Esta vez la firma podría lanzar iPhones de dos tamaños, uno notoriamente más grande que los modelos precedentes: sería la entrada de Apple al mercado de las "phablets" (unión de "phone" y "tablet"). Samsung es una de las firmas que ya comercializa estos teléfonos de pantallas grandes que cumplen la función de una tableta.

Los nuevos iPhone también podrían incorporar un chip de comunicación sin contacto (NFC) que permitiría usarlos como medio de pago.

Los pagos en línea y la salud son aún áreas sensibles y Apple deberá dar garantías sobre la seguridad de los servicios donde se guardan estos datos que, así como las fotos robadas de las estrellas, probablemente sean almacenados en línea.