• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Más de 14 millones de dispositivos tienen instalado Windows 10

Según los diarios estadounidenses las nuevas funciones de Windows 10 hacen que "valga la pena" la actualización | Foto: archivo

Según los diarios estadounidenses las nuevas funciones de Windows 10 hacen que "valga la pena" la actualización | Foto: archivo

En las primeras 24 horas del lanzamiento de la nueva versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 10, ya está en más de 14 millones de dispositivos, así lo informó la empresa con sede en Seattle (EEUU)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La empresa tecnológica ofreció la actualización de forma gratuita con el objetivo de lograr 1.000 millones de usuarios de Windows 10 en los próximos dos años. Por ahora los primeros que tuvieron acceso a esta actualización son aquellos que se registraron para el plan Windows Insider y "reservaron" una copia hace ya varias semanas.

Vale recordar que el nuevo sistema operático es gratis para los usuarios que tengan instalado las versiones de Windows 7 y 8.1.

La nueva versión ha tenido críticas por parte de los expertos en tecnología de diarios como The New York Times y The Wall Street Journal, los cuales mencionan que las nuevas funciones de Windows 10 hacen que "valga la pena" la actualización.

El objetivo de Microsoft  es  mantener la relevancia en el mundo de los dispositivos móviles controlado por Apple y Google. Así mismo, pretenden tener un ingreso alrededor de 15.000 millones de dólares este año por la venta de Windows.

A diferencia del Windows 8, esta actualización permitirá que los usuarios accedan a las aplicaciones y funciones más utilizadas a través del menú de inicio.

Windows 10 ofrece también la opción de reorganizar y cambiar el tamaño de los iconos.

Además, ofrece a los usuarios la opción de acceder a sus dispositivos mediante reconocimiento facial, del iris, o la huella digital, lo que evita el tener que introducir contraseñas.

Microsoft dijo en abril que espera ingresar

La empresa cobra tarifas a los fabricantes de ordenadores que instalan Windows en sus nuevos dispositivos y también obtiene ingresos por la venta de su software a grandes empresas y organizaciones.