• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

La máquina de Google Vs Lee Sedol

El campeón mundial de go, un milenario juego de estrategia, se midió esta semana con el programa AlphaGo. El desenlace del torneo que finaliza la próxima semana supone un nuevo paso en el desarrollo de la inteligencia artificial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Casi veinte años después de la victoria de una computadora contra el campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov, una máquina vuelve a enfrentar al ser humano, esta vez al mejor jugador de go. ¿Hay que temerle al resultado? “En un plano simbólico, si gana la máquina, será un momento importante”, dice Jean-Gabriel Ganascia, especialista en inteligencia artificial de la Universidad Pierre y Marie Curie de París. “Y si esta vez no le gana al campeón mundial del go, lo hará ciertamente en uno o dos años”, advierte.

En caso de victoria, los temores de algunos científicos y empresarios acerca de la amenaza de la inteligencia artificial podrían irse confirmando a medida que aumenta la potencia de las computadoras, que se duplica cada dos años.

El torneo entre el surcoreano Lee Sedol, campeón mundial de go, y AlphaGo, programa desarrollado por Google, comenzó el miércoles y finalizará el próximo 15 de marzo en Seul. Las partidas son retransmitidas por Youtube a través del canal Deep Mind y en el primer asalto la inteligencia artificial venció a la mente humana. El desenlace del duelo está por verse.

Inventado hace unos 3.000 años en China, el go es un juego de estrategia intuitivo, profundamente complejo a causa de la multitud de combinaciones posibles de piezas blancas y negras sobre un tablero. Es considerado por la Unesco el juego más antiguo de la historia.

AlphaGo derrotó en octubre al campeón de Europa de go, Fan Hui. “Hay una enorme diferencia de nivel entre los jugadores europeos y Lee Sedol”, advierte el francés Yann Le Cun, director del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Facebook. “Fan Hui está catalogado 633º jugador mundial de go”.

Cuando jugó el partido contra Fan Hui, AlphaGo “tal vez no estaba preparado para derrotar a Lee Sedol” pero desde entonces “tuvo varios meses para progresar jugando contra él mismo todos los días”, dijo Olivier Teytaud, investigador del Instituto de Investigación en Informática de Francia.

Las mejoras del programa han intimidado a su contrincante de carne y hueso. “Creo que tal vez no logre vencer a AlphaGo con un marcador tan importante como 5-0. Me siento un poco estresado”, dijo Lee Sedol tras conocer las capacidades del programa informático. Si gana se llevará 1 millón de dólares.

¿Y si pierde? “En Asia este partido es tan importante como el de la computadora Deep Blue de IBM contra el ruso Kasparov en 1997 y probablemente más que el triunfo del programa Watson del juego televisado Jeopardy en 2011”, destaca Nick Bostrom, experto de la Universidad de Oxford.

La victoria de Deep Blue fue “una linda hazaña técnica pero era fuerza bruta, resultante del aumento de la potencia de las máquinas”, recuerda Teytaud.

El método de AlphaGo es mucho más sutil, con algoritmos aplicables en distintos campos. El programa utiliza el “aprendizaje profundo” (Deep learning), método de aprendizaje automático concebido en base a capas de “neuronas” artificiales que imitan las del cerebro humano. Esta técnica, conjugada al aumento de la potencia de cálculo de las computadoras y a la disponibilidad de enormes bases de datos con las que se pueden entrenar las máquinas, permitió avances considerables.

“Asistimos a una revolución en campos tales como el reconocimiento vocal, de imagen, el análisis de video, la comprensión de las lenguas”, destaca Yann Le Cun. El pilotaje automático de los automóviles progresa aceleradamente. Se esperan además “enormes avances” en el análisis de las imágenes médicas, especialmente para localizar tumores, destaca. Según el físico británico Stephen Hawking, “el desarrollo de una inteligencia artificial completa podría poner fin a la especie humana”. Según él, dentro de cien años, las computadoras serán más inteligentes que los humanos. Para el futurólogo Anders Sandberg de la Universidad de Oxford, será necesario velar por los “valores” inculcados a las máquinas inteligentes.