• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

La computación Prêt-à-Porter o cuando los bits dictan la moda

El portafolio incluye vestidos con diodos luminosos, brazaletes y lentes inteligentes

El portafolio incluye vestidos con diodos luminosos, brazaletes y lentes inteligentes

La tecnología se integra más a la vestimenta como una manera de hacerse invisible, mientras asegura una conexión permanente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los computadores que "se llevan puestos" no son una novedad, pues el primero se concibió en 1955 y fue fabricado once años después por Ed Thorp y Claude Shannon, el mismo investigador que acuñó el vocablo "bit" o dígito binario.

El rudimentario computador, que se llevaba oculto en una cajetilla de cigarrillos, se usó en un casino. Analizaba, con ayuda de una cámara escondida, la desaceleración de una ruleta desde el momento en que el croupier iniciaba el movimiento y suministraba datos para realizar apuestas con cierta ventaja.

Innumerables diseños han sido probados desde entonces, con marcado énfasis en lo que se conoce hoy como realidad aumentada. Los lentes propuestos por Google en su conocido Proyecto Glass, constituyen uno de los más notorios  actualmente. Los lentes, conectados al smartphone, proporcionan información útil al usuario de dos maneras: respondiendo a preguntas puntuales, pues el sistema capta la voz humana y descifra las órdenes como "Dame las citas de esta tarde" o "Muéstrame las películas en cartelera de los cines cercanos". También pueden superponer una pantalla con información adicional, solapada al campo de visión del usuario.

Pero ya existen muchos otros dispositivos, aun si no se consideran computadores convencionales, que pueden estar siempre con el usuario –disimulados en su vestimenta o como parte integral– y suministrar información específica, como ocurre con relojes dirigidos a los deportistas, brazaletes que miden la actividad corporal y hasta zapatos que registran y almacenan en la web los recorridos diarios de un atleta.

Vestido tuitero. Hay hechos puntuales que mezclan la moda y la tecnología como el TwitterDress, diseñado por una compañía dedicada a la moda tecnológica: CuteCircuit.

El vestido en cuestión, que sirvió como atracción en el lanzamiento de EE, la primera red móvil 4G en Reino Unido, tenía 2.000 diodos luminosos y 3.000 cristales Swaroski que podían desplegar los tweets o tuits en tiempo real que incluyeran el usuario @EE o la etiqueta #TweetTgeDress.

Más allá de costosos diseños luminosos, el mercado de la informática Prêt-à-Porter alcanzará 6 millardos de dólares en 2016, según un reporte de la empresa inglesa IMS Research.

La firma creadora de la app Evernote cree firmemente en el desarrollo de tecnologías que se incluirán en la vestimenta y que estarán ligadas al teléfono inteligente. Por ello ha destinado un equipo de 30 ingenieros al desarrollo de accesorios que permitan la automatización de creación de notas y del control de la agenda personal.

Si se cuentan todos los dispositivos y accesorios –brazaletes, cascos, lentes y prendas de vestir con poder de cómputo añadido, entre otros, que ya están en el mercado– la cifra de ventas del año en curso llegará a 15 millones, mientras que los cálculos de los gadgets Prêt-à-Porter para 2017 superan 70 millones, según Juniper Research.

Pero el entusiasmo por estas tecnologías podría atenuarse si las proyecciones no se cumplen con la evolución prevista. Las nuevas aplicaciones afrontan el obstáculo de la suspicacia y las preocupaciones relativas a la protección de la privacidad, debido a que muchos de los gadgets Prêt-à-Porter facilitan la captura discreta de videos y fotografías.

Relojes inteligentes

El reloj de pulsera fue para muchos el primer objeto personal que acompañaba a sus dueños a todas partes. Actualmente los celulares son los que han adoptado el rol de objeto inseparable, incluso se usan para consultar la hora y han ido desplazando los relojes convencionales.

¿Por qué entonces hay un súbito interés en los denominados relojes inteligentes? Sony tiene algunos modelos disponibles y Samsung ha admitido que prepara el Galaxy Gear, basado en Android. Igualmente, son muy insistentes los rumores del lanzamiento de un reloj que sirva de compañero al iPhone.