• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

El celular avanza como medio universal de pago y acceso

Celular

Celular

Presente en muchos smartphones, la tecnología NFC se puso a prueba en el reciente Congreso Mundial de Movilidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Del mismo modo que los GPS llegaron a los celulares antes de que se multiplicaran las aplicaciones que toman ventaja de la posición geográfica de los usuarios, la tecnología de comunicaciones de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés) existe ya en muchos teléfonos inteligentes, especialmente los de alta gama. Sin embargo, son muy pocas aplicaciones disponibles para aprovecharla plenamente.

En el Congreso Mundial de Movilidad 2013, realizado en Barcelona, España, a finales de febrero, miles de asistentes pudieron usar la capacidad NFC de sus móviles, para el acceso al evento –se ahorraron el tiempo de chequeo del documento de identidad- y para efectuar pagos en negocios seleccionados.
La tecnología se exhibió en diferentes stands de los fabricantes de móviles y de los equipos detectores, y por parte de operadores e instituciones financieras.

¿En qué consiste la tecnología NFC? Se trata de la interacción de campos electromagnéticos a una corta distancia, que exige contacto entre los dispositivos. Esta modalidad de interacción, a través de un simple toque, evita que los dispositivos pasen por un proceso de reconocimiento mutuo previo, como ocurre en Bluetooth.

Como requisito previo, el usuario debe transferir a su teléfono una aplicación para poder reconocer los “puntos de venta inalámbricos” que estén disponibles para los pagos, y suministrar al software información sobre las tarjetas de débito o crédito a las que se cargarán los pagos respectivos. Es una propuesta conjunta en la que deben llegar a acuerdos los establecimientos comerciales y las instituciones financieras para habilitar los puntos de venta NFC. La novedad está en el corto tiempo que toma la transacción: el cliente toca el punto de venta con su teléfono móvil y el pago se efectúa en segundos, después de las autenticaciones de rigor.

La experiencia NFC también se extendió a otros puntos de la Ciudad Condal, y es posible pagar en más de 20.000 comercios con dispositivos NFC, donde se accede a servicios y descuentos exclusivos mediante esta tecnología.
La gran ventaja del enfoque NFC está en que el teléfono queda autorizado por la aplicación respectiva para los pagos, aun si no hay cobertura. También es posible poner un límite a los fondos destinados para este tipo de pago.

Los anuncios. Varios anuncios ratificaron el auge de la tecnología NFC. Entre ellos, Samsung y Visa anunciaron la continuación de la colaboración que comenzó en los Juegos Olímpicos de Londres para ofrecer pagos a través del móvil mediante NFC.

Como parte del acuerdo, Samsung comenzará a preinstalar la aplicación payWave en sus terminales equipados con NFC a corto plazo. Uno de los principales colaboradores de Samsung, Google, tiene su propio sistema de pagos, Google Wallet, que estará en todos los móviles Android de alta gama para finales de 2013.
La operadora Orange y Mastercard también se apegan al pago móvil con Master Pass, una extensión del ya conocido PayPass, que funcionará con la tecnología NFC, pero a la vez trabajará con los códigos QR en los teléfonos.

Listos para la nueva tecnología
Casi todos los smartphones anunciados en los últimos 12 meses están preparados para trabajar con la tecnología NFC, incluyendo el iPhone 5, el Galaxy S3 y el anunciado S4 de Samsung, el Blackberry Z10 que estará en breve en Venezuela, así como los de tope de rango del portafolio de Windows Phone, entre otros.

Como la tendencia predominante es que más personas accedan a los smartphones, a través de modelos más económicos, se espera que la tecnología que popularizará la billetera electrónica, entre otros usos, se extenderá hacia la base de la pirámide de usuarios celulares.

Para los desarrolladores de aplicaciones móviles hay un reto interesante, pues pueden aprovechar la mayor disponibilidad de móviles con NFC para crear programas diversos, no necesariamente ligados al pago, sino al acceso y a la identificación del usuario.
Por ejemplo, las tarjetas de fidelidad de establecimientos comerciales, los tickets para conciertos, el acceso seguro a los computadores del hogar o de la oficina, o el acceso físico a determinadas dependencias son susceptibles de implementarse con el NFC.