• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Toyota presentó auto inteligente que reconoce voz y rostro de su dueño

Emblema de la compañía Toyota

Emblema de la compañía Toyota

El Smart INSECT fue creado para el uso personal en ciudades. Este es eléctrico y se puede conectar a una tableta y un smartphone

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La automotriz japonesa Toyota presentó un nuevo concepto de coche eléctrico que reconoce la voz y el rostro de su dueño.

El Smart INSECT es un vehículo para una sola persona con puertas que se abren hacia arriba, concebido ante todo para su uso en ciudades.

“El nombre busca transmitir la imagen de un pequeño insecto que vuela con grandes alas, así como este vehículo se mueve libremente por una red de informaciones y la aprovecha”, dijo un portavoz de la empresa en la feria de electrónica Ceatec 2012 en Chiba, a las afueras de Tokio.

En el Smart INSECT, el conductor puede conectar su propia tableta y su smartphone a una dock station, para que funcionen como navegador o como reproductor de música.

El sistema aprende de las costumbres y preferencias del dueño del coche y ofrece por sí mismo por ejemplo por las mañanas una ruta alternativa para el camino al trabajo si en el camino habitual hay embotellamientos. El auto le manda además al conductor un mensaje en su smartphone si se ha olvidado de conectarlo al cable para cargar la batería y le queda poca reserva.

FERIA TECNOLÓGICA
Es la primera vez que Toyota participa en Ceatec, una feria que junto con la IFA de Berlín y la CES de Las Vegas es una de las mayores del mundo de la electrónica.

Este año 624 expositores mostraron sus productos y prototipos. Un total de 22 participantes de China cancelaron su presencia por el conflicto que enfrenta a ambos países por la soberanía de unas islas.

Los expositores clásicos del mundo de la electrónica como Sony y Sharp mostraron entre otros televisores con ultradefinición (4k), cuatro veces mayor que la definición de Full HD. Panasonic estrenó en la feria una pantalla de 8k, con una resolución dieciséis veces mayor que la Full HD. Sin embargo, aún no existen programas televisivos ni películas con una calidad suficiente como para ser exhibidos en estos displays.