• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Servicio musical de "Megabox" estará listo a mediados de año

Imagen del nuevo Megabox/ Foto: Facebook

Imagen del nuevo Megabox/ Foto: Facebook

Dotcom afirma que "Megabox" cambiará el actual modelo de la industria musical, al evitar los sellos discográficos y permitir a los artistas cobrar 90% de los ingresos que generen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El portal "Megabox", un servicio de distribución de música por el cual los artistas podrán vender en internet de manera directa sus creaciones, estará listo para mediados de año, indicó su fundador Kim Dotcom, según publican hoy los medios de Nueva Zelanda.

Dotcom afirma que "Megabox" cambiará el actual modelo de la industria musical, al evitar los sellos discográficos y permitir a los artistas cobrar 90% de los ingresos que generen, informa el diario "The Stuff".

Además, el empresario alemán indicó a través de las redes sociales que "Megakey", su aplicación publicitaria, "cambiará los anuncios en internet para siempre" al ofrecer mayor "poder" y contenidos gratuitos al usuario, y que está prevista también para mediados de 2013.

Estos anuncios preceden a la presentación de "Mega", el nuevo servicio de almacenamiento de datos de Dotcom, sucesor del clausurado Megaupload, que tendrá lugar este domingo en la mansión que Doctom arrienda en las afueras de Auckland, cuando se cumpla un año de su arresto.

El pasado 20 de enero de 2012, un operativo policial en la residencia del millonario alemán terminó con la detención de este y otros tres ejecutivos de Megaupload, además del cierre del portal de descargas, la confiscación de sus bienes y la congelación de sus cuentas.

Desde entonces, Dotcom lucha en los tribunales de Nueva Zelanda contra la petición de extradición emitida por Estados Unidos que lo acusa de piratería informática y otros delitos y cuyo juicio empezará el próximo mes de agosto.

EE.UU. acusa a Megaupload de haber causado más de 500 millones de dólares en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares.