• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Samsung firma un pobre 2014 desbordado por Apple y los "smartphone" chinos

Samsung / Archivo.

Samsung / Archivo.

Expertos califican la situación como preocupante, ya que los resultados reflejan que Samsung Electronics está perdiendo peso en el lucrativo mercado de los "smartphones"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gigante tecnológico Samsung Electronics sufrió un fuerte recorte de sus beneficios y ventas en 2014, un año muy competitivo en el mercado de los "smartphones" por el liderazgo de Apple en la gama alta y el avance de los fabricantes chinos.

La multinacional surcoreana redujo en 2014 su beneficio neto un 23,2 por ciento interanual hasta 23,39 billones de wones (19.050 millones de euros, 21.511 millones de dólares).

Además, su beneficio operativo se contrajo un 32% respecto a 2013 y las ventas cayeron 9,8%, informó hoy la compañía en su informe de resultados del período octubre-diciembre del año pasado.

En este último trimestre Samsung también sufrió importantes descensos en beneficios y ventas, en especial en su división de telefonía móvil que acumula prácticamente la mitad de los ingresos de la compañía.

Esta división facturó entre octubre y diciembre 25,02 billones de wones (20.370 millones de euros, 23.000 millones de dólares), un 23,1 por ciento menos que el mismo tramo del año anterior.

Expertos califican la situación como preocupante, ya que los resultados reflejan que Samsung Electronics está perdiendo peso en el lucrativo mercado de los "smartphones" y dispositivos inteligentes a favor de Apple y de los fabricantes chinos.

Mientras Samsung veía nuevamente recortados sus ingresos el pasado trimestre, su principal rival en el segmento de la gama alta, Apple, disparaba su beneficio neto un 37,8 por ciento hasta 18.024 millones de dólares (unos 15.890 millones de euros).

El récord histórico de Apple anunciado esta semana se atribuye al éxito en todo el mundo de los nuevos modelos de iPhone, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, que contrastó con la tibia acogida del Samsung Galaxy S5.

La estrategia de Samsung para revertir esta situación y recuperar el terreno perdido es introducir "nuevos materiales, diseños innovadores y funciones diferenciadas" en el futuro, según su informe presentado hoy.

Así, analistas surcoreanos creen que la compañía apostará fuerte por el "smartphone" insignia que esta primavera sustituirá al Galaxy S5, e introducirá innovaciones importantes.

Unas innovaciones que se echan en falta en el último modelo de la serie S, un teléfono muy similar a sus dos predecesores, el S4 y el S3, según han criticado expertos y usuarios.

En todo caso, un representante de la compañía en Seúl adelantó que los diseños exteriores de los próximos modelos no experimentarán grandes variaciones y aseguró que Samsung seguirá apostando por dispositivos inteligentes delgados con revestimiento metálico y pantalla AMOLED.