• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Microsoft y FBI desmantelan red internacional de cibercrimen

Microsoft / Reuters

Microsoft / Reuters

Según aseguró el gigante tecnológico en su página web, la operación de su Unidad contra Crímenes Digitales consiguió acabar con el software maligno en más de 1.000 ordenadores infectados, conocidos como Citadel "botnets"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La compañía Microsoft y el Buró Federal de Investigaciones de EE UU (FBI), junto a la colaboración de más de 80 países, desmantelaron una de las mayores redes de cibercrimen, responsable de un fraude financiero valorado en más de 500 millones de dólares.

Según aseguró el gigante tecnológico en su página web, la operación de su Unidad contra Crímenes Digitales junto con el FBI consiguió acabar con el software maligno herramienta de la estafa en más de 1.000 ordenadores infectados, conocidos como Citadel "botnets".

Estos ordenadores fueron utilizados para robar desde decenas de instituciones financieras como American Express, Bank of America, Citigroup, Credit Suisse, PayPal de eBay, HSBC, JPMorgan Chase, Royal Bank of Canada y Wells Fargo.

"Esta acción de cooperación forma parte de un esfuerzo proactivo creciente tanto por el sector público como el privado para luchar contra la ciberdelincuencia", dijo Microsoft en un comunicado publicado en su página web.

El gigante tecnológico advirtió que el "malware" afecta a unos 5 millones de personas en todo el mundo, la mayoría de ellas en Estados Unidos, Europa, Hong Kong, Singapur, India y Australia.

El FBI aseguró que éste caso es un ejemplo de cómo los sectores público y privado pueden trabajar juntos, tanto a nivel nacional como internacional, para proteger al público de los criminales globales.

Los agentes federales publicaron un informe esta semana sobre el creciente uso de botnets, redes de ordenadores infectados controlados por los ciberdelincuentes que pueden ser usados para distribuir spam, malware y asistir a la delincuencia organizada y las actividades terroristas.

Sin embargo, aunque tanto el FBI como Microsoft confían en hallar pronto a los culpables, aún la identidad de los delincuentes es desconocida para las autoridades.