• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Madre exige calificación de ebooks luego de que su hija comprara uno sexual

Pequeña juega con una tablet / BBC

Brown aseguró que es responsabilidad tanto de las tiendas online como librerías el no vender material de adultos a menores de 18 años | BBC

La menor y una amiga compraron online un texto que enseñaba a “hacerse famosa” tras grabarse en alguna escena íntima. Su mamá exige que las editoriales y los vendedores restrinjan el acceso de esta información a los menores de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Impacto y temor fueron algunos de los sentimientos que surgieron en Melissa Crighton (45), cuando escuchó cómo su hija de solo 13 años conversaba con una amiga acerca de la mejor manera de grabar un video sexual.

Esto, a partir de la descarga del libro “It's All About The Sex Face: A Guide To Becoming A Celebrity” (Todo se trata de la faceta sexual: una guía para convertirse en celebridad), que las menores habrían hecho, pagando tan solo £1.02, para leerlo en el Kindle, que pertenecía a la madre de la amiga de su hija. El texto entregaba consejos para convertirse en famosa, grabando un video con contenido sexual.

“Estaban leyendo los pasos en un libro acerca de cómo hacer un video de sexo, cómo producirlo, cómo conseguir una co-protagonista y cómo difundirlo”, comentó a la prensa de su país, la preocupada madre que vive al norte de Londres.

“Las interrumpí y les quité el Kindle y les dije: "Este no es un libro que ustedes debieran estar leyendo”.

La mujer aprovechó la atención de la prensa inglesa e internacional, para mostrar su preocupación por que menores de edad tengan acceso de manera tan fácil a material que a toda vista debiera ser entregado a adultos.

En su caso, el libro electrónico que su hija y su amiga comenzaron a leer, se promocionaba como una guía para “hacerse famosa sin tener ni siquiera talento”, usando el sexo y las redes sociales como una plataforma para hacerse conocidas de forma instantánea, y siguiendo el ejemplo de rostros conocidos de la farándula internacional que han visto incrementada su popularidad luego de difundirse escenas de su vida íntima.

Crighton se comunicó inmediatamente con la madre de la amiga de su hija para informarle de lo sucedido y el libro fue borrado de su tablet de lectura. “Creo que para los niños, una novela en un Kindle  parece más una aplicación, algo que se puede descargar rápidamente”, comentó.

“Eso más accesible que ir a una tienda, por lo que es más difícil monitorear lo que los niños están leyendo”.

Asimismo, solicitó que al menos las editoriales entreguen calificaciones a sus textos, para diferenciar entre los que son aptos para la lectura de menores de edad y los que no.

En Inglaterra, la NSPCC (National Society for the Prevention of Cruelty to Children) también quiso debatir el tema, e hizo un llamado a los padres a estar atentos y supervisar los contenidos que sus hijos leen, e instó a los vendedores en tiendas y online a hacerse responsables y evitar que los niños compren material destinado a adultos.

“Es realmente importante hablar con sus hijos sobre los riesgos que hay tanto online como offline, de una manera apropiada a su edad y sin asustarlos”, dijo, desde el organismo, Jon Brown.

“Explíquenle específicamente sobre los riesgos de hacer un ‘video sexual’ y que si llega a caer en las manos incorrectas, se podría transformar en un viral online”, agregó, insistiendo en que es importante que los padres pregunten en los colegios si temas como estos son tratados en la malla curricular.

Además, Brown aseguró que es responsabilidad tanto de las tiendas online como librerías el no vender material de adultos a menores de 18 años.