• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Latinos crean sus propias redes, pero no es sencillo crecer

Teclado Twitter

Teclado Twitter

ESPECIAL GDA REDES SOCIALES EN LATINOAMERICA 2012. Se han desarrollado iniciativas en América Latina para intentar cubrir necesidades que gigantes como Facebook o Twitter no logran llenar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Froilán Fernández - EL NACIONAL / Venezuela
Hugo Arce y Ericka Pedrero - EL UNIVERSAL / México
Pablo Fonseca - La Nación de Costa Rica
El Tiempo de Colombia
José Crettaz - La Nación de Argentina

Si es tan buen negocio ¿por qué los latinoamericanos no pueden tratar de abrirse un espacio? Con esta idea en mente muchas personas se han atrevido a crear redes sociales propias, intentando cubrir necesidades que gigantes como Facebook o Twitter no logran llenar. Alcanzarlo no es sencillo y, hasta ahora, ninguna de estas nuevas opciones ha podido obtener un puesto entre las más usadas de la región, pero los emprendedores insisten.

En Venezuela, las iniciativas de redes sociales son mucho más modestas en usuarios e infraestructura, pero tienen la ventaja de adaptarse más rápidamente al estilo de los usuarios y han logrado, además, introducir algunas mejoras importantes con respecto a la extensión de los comentarios, es decir, entre 200 y 420 caracteres.

Plaxed fue una de las primeras ideas para desarrollar una red social venezolana. Fue impulsada hace dos años por Carlos Cotiz, entonces estudiante de Ingeniería de Sistemas en la Urbe. La red sigue el modelo de Twitter, con mensajes de 200 caracteres como máximo, pero con la ventaja de un despliegue directo de fotografías y videos en la cronología del usuario.

Cotiz explicó que para desarrollar Plaxed escogió una plataforma de software libre que resultó inadecuada por el crecimiento explosivo de los inicios, con un récord de 10.000 usuarios nuevos en un día. Decidió cambiar de plataforma, siempre apegado al software libre, y desarrolló desde cero la red social, que tiene varios centenares de usuarios en su nueva fase.

“En Venezuela es casi imposible contar con un servidor dedicado –la gran mayoría son compartidos- y los disponibles en el exterior son en la práctica inaccesibles porque hay que pagar en dólares”, dijo.

Otra red venezolana de micro-blogging es Skaiss, un ejemplo de lo que puede realizar un nativo digital armado sólo de talento y acceso a la red. Carlos Rosales, de 15 años de edad y sin preparación formal, aprendió por sí mismo la programación HTML y otros lenguajes hasta que logró desarrollar una red social, con mensajes de hasta 420 caracteres y despliegue directo de video y fotografías.

Skaiss –hasta el momento la más popular de las redes nacionales- y Plaxed facilitan la interacción con la inclusión en el perfil de cada usuario de palabras clave, de modo que se obtiene visibilidad inmediata de los usuarios con intereses comunes.

Otras experiencias. El mexicano Ricardo Ceballos lanzó RicardoRed (http://www.ricardored.com), una red social que permite seguir a amigos, administrar las finanzas personales, buscar empleo y ver anuncios clasificados.

Ceballos dijo que las ventajas de contar con una versión mexicana es que está diseñada de acuerdo con el contexto del país. “Se pueden filtrar búsquedas por cada uno de los casi 2.500 municipios de México. Además, demuestra que también tenemos tecnología propia”. Sus planes son agregar otras características y hacerla disponible en varios idiomas.

Otra red social mexicana es iWiks (www.iwiks.com), hecha por estudiantes de la Universidad Xochicalco en Tijuana, Baja California. En iWiks se puede subir información personal, del negocio propio y, además, hacer compras y ventas en la misma plataforma.

Mientras tanto, en Costa Rica nació MyBabilon (www.mybabilon.com), una especie de Facebook simplificado pero que se diferencia por traducir al instante cualquier mensaje, que facilita, según promocionan, la comunicación entre personas de distintas culturas.

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, estuvo en el lanzamiento y la puso como ejemplo de cómo proyectos emprendedores latinoamericanos pueden ayudar a crear empleo.

Otra idea tica es Goool.cr (www.goool.cr), una red social pensada para los amantes del fútbol. Lanzada en junio pasado, su lista de miembros no llegaba a 3.000 a finales de septiembre y varios de los espacios para publicidad aparecían vacíos.

Finanzas, arte e idiomas. En Colombia, TalentSurfers (www.talentsurfers.com/latam) conecta a personas que quieran compartir algún conocimiento con otras y StartBull (www.startbull.com) surgió como una red social financiera que simula los principales mercados latinoamericanos para que la gente aprenda a invertir en las bolsas de la región.

En Ecuador más bien se aprovecharon de una red existente, Twitter, para montar un negocio de alimentos sanos a domicilio. Mediante www.witter.com/dietasexpress, Andrea De Concilis y Fernando Andrade atienden entre 45 y 60 pedidos semanales. Para ello, un teléfono inteligente es su aliado.

En Argentina también empiezan a lanzarse redes sociales especializadas. Silvio Pestrin Farina –cofundador de Patagon, uno de los primeros bancos online- lanzó FictionCity.net, pensada para artistas que buscan mecenas o clientes para sus obras.

Con 35.000 usuarios en 70 ciudades y más de 500 voluntarios para moderar las clases, Políglota (www.poliglota.cl) es una iniciativa chilena que reúne gratis a los que estén interesados en aprender y practicar otro idioma.

Las reuniones se agendan a través de Facebook: allí se informa el lugar e invitan a los seguidores a participar en el evento. El primer idioma fue el inglés, pero ahora tienen grupos de francés, alemán, italiano, chino, portugués y hasta español para extranjeros residentes en Chile.
“Creamos la red hace dos años y nuestro rápido crecimiento ha logrado atraer la atención de grandes inversionistas, como el grupo Telefónica”, contó Carlos Aravena, uno de los fundadores.