• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Inaugurada la planta de ensamblaje del nuevo modelo de Airbus

El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault estuvo presente / AFP

El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault estuvo presente / AFP

El A350 "marca una etapa espectacular en la historia de la empresa y de su evolución tecnológica", al ser "más ligero, más económico en energía y más respetuoso con el medio ambiente"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, inauguró en Toulouse (sur de Francia) la planta de ensamblaje del futuro avión del fabricante europeo Airbus, el A350, que debe entrar en servicio durante el segundo semestre de 2014.

El A350 "marca una etapa espectacular en la historia de la empresa y de su evolución tecnológica", al ser "más ligero, más económico en energía y más respetuoso con el medio ambiente", señaló Ayrault en un discurso ante cientos de invitados.

El primer ministro francés, que dijo tener "plena confianza" en la estrategia de Airbus, destacó "la excelencia" del sector aeronáutico europeo, gracias a haber puesto en común sus esfuerzos, lo que le ha permitido ofrecer productos punteros en tecnología.

"Europa debe seguir siendo la fuerza motriz" de "la transición ecológica", señaló Ayrault, que no obstante pidió que "no se impongan a nuestra industria aeronáutica medidas que tendrían efectos contraproducentes" en un momento en que crece la competencia mundial en el sector.

El presidente de Airbus, Fabrice Brégier, subrayó que su empresa "es un ejemplo del éxito europeo en la escena mundial" conseguido gracias a los padres fundadores y "a decenas de miles de personas" que han trabajado para él (en la actualidad su plantilla mundial es de unos 60.000 trabajadores).

Tras recordar que su grupo es "el líder del mercado" en la fabricación de aviones, Brégier señaló que el A350 "representa el futuro de Airbus" y aseguró que la compañía "estará siempre orientada hacia el cliente", como lo ha hecho en el pasado.

También indicó que la nueva factoría llevará el nombre de Roger Beteille, uno de los padres fundadores de Airbus, quien dijo que 37 años después de establecer las raíces, "se ha logrado un objetivo que era imposible incluso soñarlo en mi juventud", cuando de lo que se trataba era de "destruir al vecino" en Europa.

La fábrica del A350, que se encuentra muy próxima a las de otros dos modelos de Airbus, el gigante A380 y el súper ventas A320, tiene 74.000 metros cuadrados y en ella trabajarán 1.500 personas, de las cuales 1.000 ya han sido contratadas.

El edificio, de 70.000 metros cuadrados, ha costado 140 millones de euros, aunque en las instalaciones de Toulouse se han puesto en total más de 200 millones para acoger el A350, que para el fabricante representa una inversión de 4.000 millones en toda Europa.

El costo total del programa A350 está estimado en unos 10.000 millones de euros, comparado por ejemplo con los más de 12.500 millones del A380.

Por ahora Airbus ha registrado encargos firmes para 558 unidades para 34 clientes y el primero que lo incorporará en su flota, durante la segunda mitad de 2014, será Qatar Airways.

Se ha ensamblado ya un avión, que servirá únicamente para los ensayos estáticos. El siguiente será el primero de los cinco para las pruebas en vuelo, que se iniciarán durante el verano de 2013.

Cuando la factoría esté a pleno rendimiento (se espera que eso ocurra en 2018) de sus cadenas de montaje saldrán una decena de aeronaves al mes.

El fabricante calcula que el A350 está en un nicho que supondrá un 40 % del mercado de la aviación, lo que significaría unos 12.000 aviones en los próximos 20 años.

Esta aeronave según las versiones -hay tres- y la configuración podrá transportar entre 270 y 350 pasajeros y tendrá un radio de acción de hasta 15.580 kilómetros.

Su estructura está elaborada en más del 70 % con materiales compuestos, esencialmente titanio y avanzadas aleaciones de aluminio, y eso junto a un fuselaje de plástico reforzado con fibra de carbono es lo que le permite disminuir el gasto de carburante respecto a modelos de generaciones precedentes.

De acuerdo con las cifras del fabricante, será un 25 % más eficiente en términos de consumo que el actual Boeing 777 y un 6 % más que el futuro 787 de su rival estadounidense. EFE