• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Google accede a borrar links a información falsa sobre un usuario inglés

En mayo, la Corte Europea dictaminó que Google debería eliminar las referencias a la información negativa ocurrida en el pasado / AFP

Google / AFP

Los vínculos publicados en el buscador llevaban a sitios que indicaban que la víctima era un asesino, pederasta y miembro del Ku Klux Klan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gigante estadounidense de internet Google ha efectuado "esfuerzos importantes" para eliminar de su motor de búsqueda información maliciosa lanzada anónimamente contra un ciudadano británico, informaron hoy los abogados del demandante.

La multinacional y Daniel Hegglin, un empresario afincado en Hong Kong, llegaron a un acuerdo tras una vista celebrada hoy en el Tribunal Superior de Londres, según destacó su letrado Hugh Tomlinson.

"Aunque no puedo revelar los detalles, estoy encantado de poder anunciar que las partes han llegado a un acuerdo. Este tiene en cuenta que Google ha hecho esfuerzos importantes para retirar material abusivo aparecido en páginas web alojadas en Google y en los resultados de búsquedas", explicó el abogado.

Los abogados de Hegglin habían asegurado que desde 2011 en varias páginas de internet se había acusado a su cliente de ser un asesino, un pederasta y un miembro del Ku Klux Klan, organización que defiende la supremacía de la raza blanca sobre las otras.

Por su parte, los abogados de Google habían pedido al demandante que les suministrara una lista de los enlaces a las páginas que quería eliminar, pero el Tribunal Superior de Londres quería examinar el caso en más detalle.

Según los letrados de Hegglin, existen más de 3.600 páginas web con material malicioso y falso sobre su cliente, por lo que habían asegurado que el proceso de eliminación sería largo, costoso e ineficaz.

Los abogados han insistido en que, si bien Google no es la fuente de la campaña de abuso lanzada contra Hegglin, sus motores de búsqueda estaban permitiendo su amplia difusión en la red.

Por su parte, los representantes de Google declararon hoy ante el juez que el de Hegglin era un "caso excepcional" de un "troll" por su "prominencia y cantidad", al tiempo que afirmó que "simpatiza" con la víctima.

"Google ofrece servicios de búsqueda a millones de personas y no puede patrullar el contenido de internet. Sin embargo continuará aplicando los procedimientos establecidos para ayudar en la eliminación de contenido que viola la leyes locales", dijo su abogado, Anthony White.

El pasado mayo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoció que los ciudadanos tienen el derecho a ser "olvidados" en internet, es decir, que podrán reclamar a Google y otros buscadores que retiren los enlaces a informaciones que les perjudican y ya no son pertinentes.