• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Fuerza Aérea de EE UU enviará al espacio un avión robótico

Si el lanzamiento en la base aérea de Cabo Cañaveral es exitoso será la tercera misión de los aviones X-37B, cuyos fines en órbita aún no han sido revelados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fuerza Aérea de Estados Unidos prevé lanzar este martes al espacio un avión orbital robótico X-37B desde la base aérea de Cabo Cañaveral (Florida) en una misión cuyos detalles no han sido revelados.

Si el lanzamiento es exitoso será la tercera misión de estos vehículos, que se asemejan a un pequeño transbordador como los que utilizaba la NASA para sus viajes espaciales, confirmaron a Efe fuentes de la Fuerza Aérea, que declinaron dar más detalles.

La Fuerza Aérea indica que se trata de un programa experimental para demostrar que cuentan con las tecnologías necesarias para tener una plataforma en el espacio "segura, reutilizable y no tripulada".

El objetivo, según el Departamento de Defensa, es poder tener las naves espaciales reutilizables adecuadas para el futuro y contar con la capacidad de transportar experimentos que puedan ser devueltos y examinados en la Tierra.

No obstante, algunos medios estadounidenses especulan que puede tratarse de una nave espía para localizar satélites enemigos o simplemente una señal de fuerza hacia el Gobierno chino, que prevé construir su propio vehículo espacial.

El avión espacial X-37B comenzó su existencia como un proyecto civil financiado por la Agencia Espacial estadounidense NASA en 1999 para la prueba de tecnologías de aterrizaje y diferentes modelos de naves espaciales.

La NASA le pasó el programa en 2004 a la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (o DARPA por su sigla en inglés), del Pentágono, y la Fuerza Aérea tomó control del programa en 2006.

El vehículo de prueba orbital X-37B lo construyó la firma Boeing en su planta de Seal Beach, California, tiene el tamaño equivalente a dos autobuses escolares y pesa unas cinco toneladas. Su costo, según apuntan algunos medios, es de 1.000 millones de dólares.

La primera prueba de lanzamiento fue en abril de 2010 y la segunda en marzo de 2011. Los resultados de ambas misiones permanecieron como "material clasificado".

La bodega del avión espacial puede acomodar un par de satélites pequeños para su lanzamiento y colocación en órbita, pero no tiene, como los transbordadores, un brazo robótico para sujetar objetos en el espacio y recuperarlos.

El subsecretario de la Fuerza Aérea para programas espaciales, Gary Payton, sostuvo tras el lanzamiento en 2010 que el X-37B no es un vehículo de avanzada o un prototipo para una flotilla espacial de guerra, y señaló que el propósito principal es una prueba de tecnología no de armamento.