• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Facebook deberá mostrar cursos sobre confidencialidad a sus nuevos usuarios

Varios usuarios sufrieron el problema aunque otros no

Varios usuarios sufrieron el problema aunque otros no

El curso mostrará a los nuevos inscritos fichas explicativas sobre los ajustes automáticos de privacidad, la visibilidad de la información y el funcionamiento de publicidad, entre otros temas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nuevos parámetros de confidencialidad, entre ellos la obligación para todo nuevo inscrito de ver un curso sobre los parámetros de ese tema, fueron instalados el lunes por Facebook a nivel mundial.

Estos nuevos cambios se dan en el marco de las negociaciones con la Autoridad Irlandesa de Protección de Datos Privados (DPC), comisionada por sus homólogos europeos para hacer una auditoría sobre la confidencialidad de Facebook.

En septiembre, la DPC publicó un informe sobre la red social, a la que le exigió en diciembre de 2011 clarificar su política en materia de datos privados.

Facebook tomó varias iniciativas, la principal referente a un programa de iniciación en la red social, que mostrará a cada nuevo inscrito, por medio de fichas explicativas y consejos, como ajustar los parámetros de confidencialidad, los ajustes automáticos, la visibilidad de las informaciones, el funcionamiento de la publicidad y la gestión de identificaciones.

Además, el espacio de ayuda, creado en 2007, fue remodelado con seis indicaciones principales como "crear una cuenta" y otros temas, como "novedades de Facebook".

Este no es el único cambio que ha debido realizar la red social. En septiembre pasado, Facebook también aceptó suspender su instrumento de reconocimiento facial en la Unión Europea y borrar los datos recolectados en los perfiles de los usuarios.

En 2011, la DPC inició una investigación, destinada a determinar si Facebook funciona conforme a las leyes irlandesas y por extensión a las leyes de la Unión europea. Toda esta batahola comenzó luego de una serie de quejas provenientes de un estudiante austriaco, Max Schrems, quien se vio propulsado a la notoriedad con su grupo de presión "Europa vs. Facebook" (Europa contra Facebook), o del Consejo de consumidores noruego.