• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Facebook, Apple y Google piden a Estados Unidos reformar sus sistemas de vigilancia

Facebook | AFP

Facebook | AFP

Ocho empresas de nuevas tecnologías entregaron una carta al presidente Barack Obama exigiendo una "reforma de las prácticas de vigilancia", incluso a nivel global

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ocho gigantes estadounidenses de nuevas tecnologías, entre ellos Twitter, Facebook y Apple, pidieron al presidente Barack Obama una "reforma de las prácticas de vigilancia" en Estados Unidos tras las revelaciones del ex consultor de la NSA, Edward Snowden.

"Las revelaciones de este verano (boreal) demuestran la necesidad urgente de reformar las prácticas de vigilancia de los gobiernos a escala mundial", escriben en una carta abierta común, publicada en un sitio internet ad hoc.

Entre ellos se encuentran Aol, Apple, Facebook, Google, LinkedIn, Microsoft, Yahoo! y Twitter.

"El equilibrio en muchos países oscila de forma excesiva en favor del Estado en detrimento de los derechos individuales, derechos que están inscritos en nuestra Constitución. Ello merma las libertades que tanto queremos. Es hora de cambiar".

Los ocho firmantes "exhortan a Estados Unidos a tomar la iniciativa y a comprometerse a llevar a cabo reformas para que los esfuerzos de vigilancia de parte del gobierno están claramente enmarcados por la ley, sean proporcionales a los riesgos, transparentes y objeto de una vigilancia independiente".

"Las revelaciones recientes sobre las actividades de vigilancia de los gobiernos han afectado la confianza de los utilizadores", explica la presidenta de Yahoo!, Marissa Mayer.

"Ya es hora de que el gobierno de Estados Unidos restaure la confianza de los usuarios, ya es hora de que el gobierno actúe para restaurar la confianza de los ciudadanos del mundo" añadió.

Numerosos artículos publicados por varios diarios desde junio, entre ellos el Washington Post y The Guardian, basándose en las revelaciones de Edward Snowden, revelaron la magnitud del sistema de vigilancia, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido.