• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Ejecutivo indica que la forma de salvar a BlackBerry es convertirla en una "empresa de nicho"

El BlackBerry Z10, uno de los elegidos por el Pentágono

BlackBerry

El sueco Bert Nordberg es parte del comité que está estudiando las opciones de la empresa para mejorar su situación. El cambio implicaría deshacerse de ciertas áreas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

BlackBerry está viviendo días complicados. A comienzos de año lanzó su nuevo sistema operativo, BlackBerry 10, junto a dos teléfonos, Z10 y Q10. En los meses posteriores, ninguno de ellos parece haber hecho un gran impacto en el mercado y durante las últimas semanas han surgido datos que cuestionan el crecimiento del ecosistema de aplicaciones: sólo un desarrollador tendría 48 mil de las 120 mil aplicaciones que BlackBerry dice tener en su tienda World.

Por todo esto, la compañía anunció hace un par de semanas que estableció un comité especial para estudiar el futuro de la compañía, incluyendo la opción de vender parte o la totalidad de su negocio. Hoy uno de los miembros de ese comité habló públicamente sobre el futuro de la compañía.

Bert Nordberg, un ejecutivo sueco conocido por sus pasos por Ericsson y Sony Ericsson, llegó al directorio de BlackBerry en febrero y ahora es parte del grupo especial que analiza opciones para la empresa. Su opinión: convertirse en una empresa que busca a un público específico y limitado.

"Creo que BlackBerry puede sobrevivir como una compañía de nicho. Pero ser una compañía de nicho significa decidir ser una compañía de nicho. Históricamente, BlackBerry ha tenido ambiciones más grandes. Pero luchar con gigantes como Apple, Google y Samsung es duro", afirmó en una entrevista con el periódico estadounidense The Wall Street Journal.

Nordberg indicó que el cambio en la compañía podría significar deshacerse de algunas áreas o productos, para concentrarse posiblemente en la fabricación de hardware. El ejecutivo también es conocido por sus despidos masivos en las compañías donde ha participado, buscando siempre enfocarse en un área de negocios.

Por ejemplo, en Sony Ericsson determinó eliminar el negocio de teléfonos de gama baja, centrándose en su lugar en el desarrollo de equipos Android. "Como CEO de Sony Ericsson, decidir apostar en Android fue una decisión fácil. Con BlackBerry las cosas son mucho más difíciles. La estructura de seguridad está dentro del software móvil, así que n puedes decidir cambiar el sistema operativo. Pero BlackBery tiene dinero y no tiene deudas, así que estoy seguro que algo armaremos al final del día".