• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

BlackBerry quiere tranquilizar a sus clientes con una campaña publicitaria

Blackberry Messenger / Blackberry

Blackberry Messenger / Blackberry

Ciertos analistas estiman que la compañía está tan por detrás en el mercado frente a fabricantes de teléfonos inteligentes como Google o Apple que sólo un desmantelamiento salvaría su sistema operativo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fabricante canadiense de teléfonos inteligentes BlackBerry lanzó una campaña publicitaria para tranquilizar a sus clientes y descartar que vaya a desaparecer.

"Puedes continuar contando con BlackBerry", afirma en una carta abierta que aparecerá este martes en el diario The Washington Post y en otros medios.

"Disponemos de cantidades sustanciales de liquidez y de un balance sin deuda", argumentó BlackBerry en su carta, recordando que el grupo está en proceso de "reestructurarse con el objetivo de disminuir en un 50% sus gastos con el fin de convertirse en una organización muy eficaz".

La compañía reconoce que atraviesa por "momentos de peligro", pero asegura que el grupo "toma decisiones difíciles para reforzar BlackBerry". La empresa contempla salir a venta entre otras "opciones estratégicas".

Ciertos analistas estiman que la compañía está tan por detrás en el mercado frente a fabricantes de teléfonos inteligentes como Google o Apple que sólo un desmantelamiento salvaría su sistema operativo y su servicio.

BlackBerry cuenta todavía con 70 millones de usuarios en el mundo, pero la mayor parte de ellos utilizan modelos viejos de teléfonos, mientras que los más recientes utilizan la plataforma operativa BlackBerry 10, que lucha por encontrar sus público.

El mes pasado la empresa anunció que iba a despedir a 4.500 personas, un tercio de sus efectivos mundiales, tras haber perdido 965 millones de dólares en el último trimestre, cuando sus ventas se desplomaron.

Sin embargo, contaba todavía con 2.600 millones de dólares de liquidez a finales del último trimestre, un tesoro de guerra que data de la época en que dominaba todavía el mercado de los teléfonos multifuncionales.