• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Apple y Google se disputan software de mapas para móviles

Apple / AFP

Apple / AFP

La firma de la manzana mordida se disculpó públicamente por los errores de la nueva aplicación de localización geográfica para el iPhone 5

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la incorporación de un geoposicionador satelital o GPS en los celulares de rango intermedio y alto, ocurrirá lo mismo que pasó con las cámaras digitales integradas: llegará un momento en que hasta los teléfonos de bajo costo tendrán incorporada la tecnología de localización geográfica.
La diferencia está en el software requerido para ambas funciones. Mientras las cámaras sólo necesitan uno relativamente sencillo, que es instalado por el fabricante, el software de mapas y localización no aporta valor real a los usuarios si no se añade la información geográfica pertinente.
Además de precisar los nombres de las calles, avenidas y carreteras, los usuarios necesitan la identificación de sitios relevantes, flechado, monumentos y un sinfín de datos que se van agregando gradualmente, muchas veces con la colaboración de los propios usuarios.
Nokia entendió este reto y comenzó a incorporar la información relevante de las principales ciudades de los países donde opera y Google también hizo lo propio, lo que permitió que Nokia Maps y Google Maps ofrezcan un buen valor agregado en decenas de países.
Apple, que no tenía un software listo en 2007 para su iPhone, selló una alianza con Google para brindar su aplicación de mapas para sus iPhone y luego para el iPad, pero desarrollada por Google.

Errores imperdonables
En junio pasado, Apple anunció que con la versión del sistema operativo iOS 6 –para los iPhone 4 y 5- abandonaría los mapas de Google a favor de una versión propia.
Luego de la liberación del iPhone 5, la nueva aplicación geográfica comenzó a ser usada por los millones de usuarios del iPhone 5, pero también se sometió al escrutinio de aproximadamente 100 millones de usuarios de otros dispositivos iOS que han instalado el iOS6.
Y allí empezó la pesadilla de relaciones públicas para Apple. A la aplicación Apple Maps no sólo le faltaba una cantidad considerable de información fáctica sobre establecimientos comerciales, en Estados Unidos y fuera, sino que la propia información geográfica, nombres de calles e instituciones, era muy escasa en ciudades importantes fuera del país, como por ejemplo en Tokio.
Igual ocurría con la vista satelital. Lugares notorios como el puente de Brooklyn simplemente no aparecían, además de muchos lugares donde las nubes impedían la visibilidad.
Las quejas se multiplicaron en las redes sociales y el 27 de septiembre, los que ya se habían actualizado, recibieron un mensaje del CEO de Apple, Tim Cook en el que presentaba disculpas y ofrecía una solución a los problemas, aunque sin indicar fecha.
“Mientras mejoramos Maps, usted puede descargar aplicaciones del App Store, como Bing, Mapquest y Waze, o usar los mapas de Google o Nokia directamente de sus sitios web”.

Atajos útiles
El incidente puso en evidencia a Apple: simplemente sacó de su tienda online de aplicaciones a sus principales rivales, Google y Nokia, y dejó a competidores de menor alcance.
Afortunadamente, en los sitios web respectivos se pueden descargar las aplicaciones directamente. Por ejemplo, en el navegador Safari del iPhone o del iPad diríjase a maps.google.com y siga las instrucciones.
Si no ha actualizado el iOS 6 significa que aún tiene la aplicación de mapas de Google en su iPhone o iPad. Después de hacerlo puede instalar los mapas de Nokia (http://m.maps.nokia.com/)o de Google, según prefiera.
El software de mapas plantea una situación interesante porque es una de las aplicaciones que no reside en el teléfono, no se “baja” realmente a la memoria del dispositivo, sino que lo que se instala es un simple botón de acceso web.
Esto tiene muchas implicaciones beneficiosas para los usuarios, pues las mejoras se van incorporando de manera continua y también los datos que ingresan los usuarios. A mayor uso, mayor riqueza y utilidad.
Waze, por ejemplo, se nutre de los usuarios que están en las cercanías y permite intercambiar información en tiempo real. De hecho, aun en condiciones de congestión automotor, predice con exactitud la duración de un recorrido propuesto.
Pero las aplicaciones comerciales son las que están comenzando a despegar y se apoyarán en una interfaz que se hace más flexible. Los usuarios podrán preguntar –de viva voz o por escrito- por un restaurante, tintorería, clínica, spa o ferretería, entre muchos otros tipos de negocios, y el mapa mostrará los más cercanos.